Exploradores, niños mocosos

Los Exploradores de España aparecen con gran fuerza en 1912, de la mano de Teodoro de Iradier y Arturo Cuyas.

Como suele ocurrir en “nuestra España”, no tardan en aparecer detractores del Escultismo, contando como uno de los más conocidos a D. Miguel de Unamuno, que con su afilada pluma, dedica más de un artículo a diseccionar a la asociación y sus “fines patrióticos”.

Fiesta de los Exploradores de España, Madrid Abril 1913

Fiesta de los Exploradores de España, Madrid Abril 1913

Pero no todo el mundo usa la “pluma afilada”. En el pueblo llano, y no tan llano, la animadversión a los Exploradores empieza a aparecer.

El Himno de Exploradores de España se escucha en muchas localidades. Es conocido el hecho de que en Madrid capital los organillos de las calles más céntricas reproducían el “Sereis para ser buenos…”. También aparece en muchos programas culturales de distintas ciudades, dentro del repertorio de las bandas municipales.

La región extremeña : diario republicano' - Año LX Número (06/09/1914)

La región extremeña : diario republicano’ – Año LX Número (06/09/1914)

La melodía del Himno es conocida en el momento por prácticamente todo el mundo. La picaresca e ironía hace su aparición. Usando dicha melodía, comienza a extenderse esta letra:

Exploradores, niños mocosos, que con el palo bailan el oso, con la mochila y el correaje, parecen burros que van de viaje. Tiene mi novio una manía, y esa manía, y esa manía no es de ahora, se le ha metido en la cabeza, que yo me vista de exploradora. Con una falda color de caqui, así cortita y a la rodilla, y el sinvergüenza de mi novio, sólo por verme las pantorrilas.

Se sabe de tropas de Exploradores que eran recibidos de sus excursiones por las calles con esta canción, que sonaba más o menos así:

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter4Print this pageEmail this to someone

5 Respuestas a “Exploradores, niños mocosos”


  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Genial Durin!!! Gracias por traernos esta historia.
    Recuerdo esa cancioncilla porque mi abuela, que nació en 1912, me contaba que cuando era chiquilla se paraban en el camino de subida al Valle por donde subían los exploradores, para cantársela y reírse de ellos. Me hacía mucha gracia que la muy puñetera, a sus noventa y pico de años se acordaba todavía de ella, aunque a en su versión cambiaba la palabra “mochila” por “sombrero”.
    En cuanto a lo de Unamuno…no me extraña nada. Porque me temo que, por desgracia, muchos de responsables de los exploradores en aquellos primeros años estaban demasiado condicionados por la milicia, la escuela o la religión, dando lugar a espectáculos que poco tenían que ver con el verdadero escultismo y llenos de desfiles,liturgias, banderas y lemas con poca sustancia.
    Y eso ocurría en muchas partes, no sólo en España, aunque desde luego no era lo que predicaba BP, ni mucho menos.
    Un apretón de zurda.

  • Gato, siempre he pensado que quienes critican a alguien o a algo, es porque en el fondo, hay algo oculto: o miedo o envidia…
    Me da en la nariz, que era más la envidia que otra cosa lo que movía a esa crítica feroz a Exploradores de España. Al fin y al cabo, la sociedad de principio de siglo XX, y más en España, era de una mojigatería absoluta.
    Otro tema son las críticas razonadas, como es el caso de Unamuno. Si se lee con la suficiente distancia el artículo que llamo “Boyscouts y footballistas” (5/enero/1921,El Liberal), como bien dices, Gato, se puede observar cómo critica esa “tirantez” del escultismo en España en sus inicios. Al fin y al cabo, a pesar del buen hacer de Iradier, Cuyas y otros precursores, no fue hasta Juan A. Dimas cuando el escultismo en España tuvo un carácter didáctico (Dimas fue quien comenzó a integrar el Sistema de Patrulla de Phillips en algunas Tropas madrileñas).
    Hasta entonces era “mucho ruidos y pocas nueces”, mucho golpe en el pecho… pero poco escultismo realmente. Por cierto, respecto a lo que comentas de la influencia de la escuela… Era habitual que se premiara a los maestros que se unían a las tropas como instructores… Al igual que era normalizado el ser liberado de servicio de armas o reconocimientos médicos militares a los exploradores que llevaran un tiempo determinado en la asociación. Sobre religión… no tenemos más que ver a los Scouts Hispanos, escindidos en 1933 de Exploradores de España justamente por este tema en concreto.
    Como bien dice Gato en sus artículos sobre BP… hay que saber contextualizar… y ver con los ojos del momento.
    Por mi parte, intentaré seguir “rascando” cosas curiosas y compartiendolas en el blog 😉

    Gato, por cierto, seguro que me hubiera partido de risa escuchando a tu abuela cantando la “dichosa cancioncita” 🙂

  • Juan J Pérez-Gato legendario SPAIN

    Lo que me ha sorprendido es que la canción no fuese una cosa local.
    No me explico como, a primeros del siglo XX, cuando el transporte era animal (salvo cuatro ricachones, no había ni TV, ni radio generalizada, ni internet…¿cómo demonios podía extenderse una cancionceja por todo el territorio? Ver para creer!!

  • Si, en efecto, no era una cancioncilla local. Como decía en el mismo post, era habitual la despedida o recepción de las actividades de Exploradores por parte de algunas personas, con la famosa cancioncita.
    Es más, en 1924 hubo una enorme trifulca en la ciudad de Vigo, entre exploradores y trabajadores del puerto. Tanto es así, que se reflejó en periódicos de fuera de la zona (Extremadura en concreto) con ¡3 columnas!
    Tengo intención de ir publicando anécdotas scouts con “sabor añejo”, así que este tema ten por seguro que saldrá a colación 😉
    Sobre la extensión de la cancioncita… Ya sabes que para cosas buenas, a los españoles nos cuesta movernos,pero para intentar ridiculizar al paisano del al lado… Bien nos la ingeniamos….

  • Esa canción me la cantaba mi tía Beatriz Pellicer Serrano, pero solo hasta y van de viaje, me decía también que los exploradores tenían en el mercado de colon de Valencia en una de sus torres adosadas un local donde se reunían y hacían las reuniones.

Añade un Comentario