El malvado Baden-Powell 6. ¿Plagió el escultismo?

6) – BP plagió el esquema del escultismo de Ernest Thompson Seton, quien le acusó hasta el fin de sus días de haber tomado “prestada” su idea.fundadores

BP Y LA CUESTIÓN DEL PLAGIO
LOS PRECURSORES DEL ESCULTISMO

La mayor parte de las personas vinculadas al escultismo conocen muy de pasada la historia del movimiento y mucho menos la existencia de una gran cantidad de precursores que contribuyeron a dar forma a la idea, o la cuestión que se planteó a principios del siglo XX sobre la verdadera “paternidad” del escultismo por parte de E.T. Seton.

Seton

Lo cierto es que el fundador nunca se consideró el único padre de la obra. Conocía de sobra de la existencia de multitud de asociaciones juveniles de similares características y que gozaban de gran popularidad en la época. Podemos decir que el escultismo nació y se desarrolló en un caldo de cultivo social perfecto.

setonEntre ellas, la que tuvo mayor influencia al plantear su esquema: Los Woodcraft Indians de Ernest Thompson Seton.

Seton fue un naturalista e ilustrador canadiense y un hombre excepcional que al igual que BP se planteó una asociación que saciara la sed de contacto natural que todo muchacho posee.

Cuando era muchacho se sintió fascinado por el mundo salvaje y creció con el desasosiego de carecer de alguien que lo ilustrara y guiara en su conocimiento.

Con los años su meta sería el tratar de que los chicos tuviesen acceso a ese mundo fantástico y lo hizo mediante un esquema genial, basado en las tradiciones de los indios norteamericanos y en el conocimiento del “arte de los bosques”, es decir, todas aquellas habilidades que permiten a alguien vivir en dicho medio con comodidad y equilibrio.

El esquema basado en el desarrollo de dicha habilidad mediante juegos, conocimiento del medio, mantenimiento de la salud (incluyendo primeros auxilios y atención sanitaria) y los valores positivos de los “indios” es muy similar al de BP y los scouts, sólo que es anterior a ellos y su objetivo era el desarrollo del verdadero espíritu y carácter humanos.

Desde 1887 da charlas sobre el tema con la información que iba recopilando y publica multitud de libritos autoilustrados con historias de animales, con gran éxito.

201206132151_Seton-Nacelnik-woodcraft-obal-kniha-detail

Se considera que su movimiento Woodcraft nació en 1901, cuando reunió a un grupo de vándalos de una pandilla local que se dedicó a estropear la valla de su casa y se llevó a 12 de aquellos chavales a un campamento experimental bajo su idea.

two littleLos escritos que darían base a su movimiento fueron el de Two Little Savages (Dos pequeños salvajes), que publicaría en 1903, y la publicación a modo de artículos en revistas del Birch Bark Roll (que actualiza constantemente de modo anual desde 1902 y donde plasma poco a poco todos los detalles de su obra y que viene a ser su “Escultismo para muchachos”).

Para 1905 ya había puesto en práctica campamentos al más puro estilo scout con sus Woodcraft Indians, y los muchachos le demandaron la reimpresión de los artículos publicados en las revistas, lo cual arregló en 1906 imprimiendo un pequeño librito que sería la quinta edición del “Birch Bark Roll of the Woodcraft Indians” y en 1912 realizó un compendio de todas sus publicaciones en forma del libro “The Book of Woodcraft and Indian Lore” que en realidad no era sino la 11ª edición del Birch Bark Roll. (Seton publicó también un montón de libros de cuentos ambientados en la naturaleza. Nosotros lo conocemos sin saberlo por la famosa serie de dibujos animados “El bosque de Tallac, las historias de Jacky y Nuca”).

La obra de Seton llegó a BP (le envió uno de sus libros) quien en 1906, con motivo de una de las visitas de Seton al Reino Unido, mantuvo una entrevista con él. Intercambiaron ideas y Seton le concedería permiso para usar varios de sus juegos de adiestramiento y le pediría consejo sobre los aspectos relacionados con las habilidades de campamento.

woodcraftLa idea original de Seton era que BP le ayudase a introducir a sus Woodcraft Indians en Inglaterra (Seton era escocés de nacimiento, aunque criado en Canadá) aunque a éste nunca le pareció que el esquema de los indios pudiese encajar entre los muchachos ingleses (Seton ya había estado dando conferencias en Inglaterra en 1904, llegando a formar incluso 5 tribus de sus “Indios”, las cuales para 1908 ya se habían disuelto).

Lo que sí llamó la atención de BP fueron las estupendas prácticas de exploración, los fantásticos juegos, su esquema de especialidades a las que se accedía sin competencia y el modo de regir sus propios consejos por parte de los chicos.

Seton sería uno de los fundadores de los Boy Scouts de América (BSA) y el alma del primer manual para los scouts norteamericanos (el famoso Boy Scout Handbook), publicado el mismo año del nacimiento de la asociación en los Estados Unidos en 1910.

bsa handbookFue proclamado Jefe Scout de los BSA y muchos le consideran el verdadero creador del movimiento, del que finalmente se apartó (o lo apartaron, puesto que no lo re-eligieron al no ser ciudadano estadounidense y rehusar el solicitar la ciudadanía norteamericana) con la excusa de que primaba en exceso el aire militar en el mismo, especialmente en los albores de la Primera Guerra Mundial (no deja de ser curioso porque los norteamericanos eran bastante reacios en general a entrar en aquella guerra). Seton era ante todo un pacifista convencido y su idea de los scouts era más humanista que patriótica.

Retomó sus esfuerzos con los Woodcraft Indians y dejó los BSA en manos de los Jefes Ejecutivos, en este caso James West.

Entre algunos scouts norteamericanos existe un dicho acerca del escultismo:

Seton lo creó, BP lo impulsó y J.West lo liquidó

En el que establecen sin lugar a dudas que para ellos el creador verdadero de la idea fue E.T.Seton, pero que carecía del carisma necesario para expandirlo, cosa que hizo la notoriedad y la capacidad de relación de BP.
j westEn cuanto a West, si bien lo consideran un ejemplo de superación (tuvo muchos problemas físicos en su infancia y se crió en un orfanato) lo ven como un burócrata, un abogado de ciudad que se dedicó a cuantificar y regular todos y cada uno de los aspectos del escultismo (aunque hay que reconocer que con un gran éxito en cuanto al desarrollo) hasta dejarlo totalmente diluido y ahogado entre normativas, perdiendo su espontaneidad, jovialidad y parte de su atractivo, hasta el punto de espantar al mismísimo William Boyce, el empresario que descubrió a los scouts ingleses tras perderse en Londres y quien decidió llevar su esquema a los Estados Unidos. (El mismo BP comprobaría con desánimo el cambio durante su siguiente viaje a los EEUU en los años 20).

Para 1916 Seton ya estaba apartado del los BSA y la mayoría de sus contribuciones al Manual del Boy Scout fueron eliminadas.

A pesar de que oficialmente se considera que Seton y BP mantuvieron cierta amistad, lo cierto es que en los círculos norteamericanos se quejó amargamente (hasta el grado de que en muchos círculos se le tachaba de ser un eterno “llorica”) de que le había “tomado prestada” la idea sin más reconocimiento (lo cierto es que en la versión original cita a Seton hasta 10 veces). Para ello se basaba en el gran parecido de un gran número de juegos, los que, con leves modificaciones y un cambio de nombre, pasaron a formar parte de los recursos de los Boy Scouts de BP.

También alegó que el uso del sistema de capacitación mediante especialidades, con un sistema de insignias que ingeniosamente había creado, era una idea suya para sus Indians.

silver-bay-woodcraft

Sin embargo BP reconoció en numerosas ocasiones la gran influencia de Seton. En sus escritos hace referencia a ello y en algunos de los juegos reconoce expresamente que están tomados de los Woodcraft Indians de Seton (a quien recordamos había pedido autorización para hacerlo). Sin embargo BP había experimentado en el ejército el trabajo  en patrullas, la motivación por insignias y además existía un sistema de insignias de “especialidad”, por lo que difícilmente puede atribuirse dicha idea a Seton (tanto insistía en reclamar que en una de sus cartas BP le contestó que por qué entonces no lo había desarrollado él mismo).

En su visita efectuada a los EEUU en 1910 Baden-Powell fue recibido por el mismo Seton junto con Daniel Carter Beard (creador de los Boys Pioneers y Sons of Daniel Boone) y Edgar Robinson (de los YMCA). Durante la cena de presentación rindió un generoso tributo a Seton, en el que estableció bien a las claras que él no se consideraba el único creador del movimiento, sino que éste tenía muchos padres, como Seton y Beard, y que él tan sólo había utilizado todas las ideas posibles para la mejor formación de los muchachos con vistas al provecho de sus naciones (literalmente dijo que los padres eran Seton y Beard y él sólo era uno de los “tios” del escultismo).

aids to scoutingNo se entiende por tanto muy bien el por qué de esas alegaciones de Seton. Quizá sintiese que no tenía el suficiente peso en el devenir del movimiento o que no se le reconoció lo bastante. O tal vez se debiese más bien al poco peso que tuvo en los BSA, a pesar de que ostentaba el título de “Jefe Scout” de los mismos. Lo cierto es que sus ideas (humanístico-espirituales y excesivamente “naturalistas”, hasta el punto de que no usaba elementos de aseo modernos y su “presencia se anticipaba a distancia”, según alegaban sus compañeros de los BSA) chocaban bastante con las del resto de la cúpula administrativa de los scouts norteamericanos y sus discrepancias con J.West fueron evidentes.

jarritaLo que parece claro es que BP se limitó a reunir un montón de ideas de él y de otros tantos con un buen fin y que se aprovechó de su tremenda fama (en aquellos tiempo era tan conocido que su imagen se empleó para confeccionar todo tipo de souvenirs, partituras musicales, poemas, etc..) para impulsar la idea tanto como le fue posible.

Seton no entendió que BP pudiese haber llegado a muchas de sus mismas conclusiones por su cuenta.

Lo cierto y verdad es que el esquema sobre el que trabajaba BP no pretendía organizar ningún movimiento propio sino más bien encajar en las asociaciones ya existentes, especialmente el de las Brigadas de Muchachos, de las cuales hablaremos después pero en las que BP apreciaba un militarismo excesivo. Sus largos años en el ejército le habían convencido, más allá de ninguna duda, de que el adiestramiento militar convencional destruía la individualidad y los recursos de los soldados en lugar de potenciar sus habilidades para ponerlas al servicio del grupo. Y en su experiencia el dar responsabilidad a los soldados, potenciando su individualidad y autoconfianza, le había proporcionado excelentes resultados.

Pensó que el aplicar un esquema como el que había utilizado en sus cuerpos de exploradores del ejército, haría al movimiento que lo utilizase mucho más atractivo para los muchachos y un éxito a la hora de educar ciudadanos responsables, valientes y con recursos en cualquier ámbito de su vida, especialmente si se decidían a establecerse en las nuevas colonias para bien de la expansión imperial (esta idea fue quizá la que más rondaba en su cabeza en aquellos primeros días, el bien y la expansión del Imperio. La hermandad mundial surgiría algunos años más tarde).

Y la verdad es que durante su carrera en el ejército comprobó con sus hombres la mayor parte de las ideas que luego trasladaría a sus muchachos para la formación del carácter en tiempos de paz. Por ejemplo, al llegar al 5º de la Guardia de Dragones puso en práctica la costumbre de organizar a los hombres en pequeños escuadrones y repartiendo la responsabilidad entre los suboficiales novatos, logrando una gran eficiencia. Así mismo tomó la costumbre de reunirse con sus hombres (en contra de lo que decían las ordenanzas) de manera individual, con el fin de conocerlos, escucharlos y ganarse su confianza. De este modo consiguió una lealtad y una disciplina mayores que las que se imponen con el miedo al castigo o los reglamentos. Esto obviamente fue una prueba del funcionamiento del sistema de patrullas scout pero con hombres.

En ese mismo Regimiento comenzó un sistema de adiestramiento y organización de exploradores, para los que escribió su librito de Ayudas para la exploración en 1899 y que en cierta forma sería el precursor de su gran obra, al despertar el interés de los muchachos ingleses.

badgeEl adiestramiento tuvo un grandísimo éxito y motivaba a los hombres sobremanera, hasta el punto de que los abandonos eran prácticamente nulos.

Para motivarlos se dio cuenta de que sólo hacía falta el otorgarles una insignia especial de explorador que portar en el brazo (curiosamente una flor de lis…como la de la foto de la derecha).
Los entrenó para ser independientes, para estar siempre preparados para la acción y para ser resolutivos y tener recursos (una vez más esto es clavadito al esquema scout…).

Vio claramente que lo mejor del adiestramiento era que proporcionaba a la juventud del país una continua educación en cualidades tales como “la lealtad, patriotismo, obediencia, autodisciplina, respeto a sí mismos, sentido de equipo, puntualidad y el sentido del deber, todo lo cual contribuía a formar el mejor carácter en sus ciudadanos“. Conseguía, aparte de sus conocimientos escolares, un desarrollo de la salud física y vigor, y una gran cantidad de cualidades inestimables con las que podían hacer frente a la vida y ayudar a su comunidad.

En palabras del propio BP :

El programa demostró ser tan atractivo para estos jóvenes que no había escasez de voluntarios para el adiestramiento.

Un signo notable de su popularidad fue que donde solíamos perder muchos jóvenes
mediante deserción, debido al aburrimiento de la vida en los barracones y el continuo
ejercicio, ahora encontrábamos raramente esos casos”. (BP “Lessons of the Varsity of Life).

BP comprendió que cuando al soldado no se le diluye en la masa y en la disciplina sin sentido, sino que se le adiestra desde su interior de modo individual, era mucho mejor hombre y mucho mejor combatiente. ¿Por qué no iba a funcionar lo mismo con los muchachos y en tiempos de paz?

Con todo ello podemos entender que pretender que BP se limitó a copiar una idea se antoja un tanto absurdo, aunque la influencia de Seton en el desarrollo de su idea fuese sin duda extraordinaria, pues le proporcionó una idea global para su esquema.

Pero además es que la idea de una educación adicional extra-escolar para los muchachos no fue una idea novedosa de Seton, ni la idea de reunirlos en grupos, ni la de una Ley o una Promesa.

Byron Forbush y sus Muchachos de la Mesa Redonda.
La orden de los Caballeros del Rey Arturo

Quizá pueda sorprender que antes del nacimiento del escultismo ya existiesen asociaciones o movimientos de muchachos de naturaleza parecida.

Uno de estos, y quizá una de las fuentes de inspiración no muy reconocida, es la de Los Muchachos de la Mesa Redonda.

Surgieron de la mano de un pastor, William Byron Forbush, en 1893, en el Estado Norteamericano de Rhode Island, al noroeste de los Estados Unidos.

El Sr. Forbush veía a los muchachos expuestos a las “tentaciones” a las que lleva el ocio durante los veranos de Riverside, un pequeño pueblo con carácter eminentemente vacacional. Y se le ocurrió maquinar una actividad que les atrajese para conocerlos mejor y ayudarlos: una fraternidad de muchachos unidos bajo el ideal de la caballería medieval.

En aquellos momentos ya existían asociaciones juveniles bajo el amparo de la iglesia local en forma de las Boys’ Brigades o la archi-renombrada YMCA (Asociación de Jóvenes Cristianos).

william smithLas Brigadas de Muchachos se habían formado en 1883 en Glasgow bajo la concepción de Sir William Alexander Smith y en 1890 ya se habían extendido por el mundo. Combinaban la instrucción (tipo militar) con actividades lúdicas y valores cristianos. Fomentaban la obediencia, la disciplina, el auto-respeto y todo aquello que llevara a una virilidad cristiana. La idea de Smith, fue la de hacer de los muchachos más revoltosos de la escuela dominical una especie de jóvenes soldados. Les dio uniformes y rifles de imitación y desfilaban acompasados con gran disciplina.

Por supuesto que también surgió la Brigada de Muchachas.

george williamsLa Asociación de Jóvenes Cristianos (YMCA) se remonta a 1844, cuando George Williams la funda en Londres para tratar de reconducir a los jóvenes en plena revolución industrial, en la que las duras condiciones de trabajo los empujaba a la bebida y el juego. En 1855 ya se había extendido por el mundo y celebrado su primera convención internacional.

Buscaba el desarrollo integral de los jóvenes desde los ideales cristianos y entre sus actividades destacaban los deportes, la educación y los campamentos juveniles.

(No se limitan a la teoría sino que también actúan y del mismo modo que los scouts acuden al frente en la Primera Guerra Mundial para brindar apoyo a los jóvenes soldados, así como alojamiento y comida).

Pero lo cierto es que los muchachos del Sr. Forbush estaban cansados de los métodos de las Brigadas y del YMCA y huían de ellos.

Como él recordaba con cariño sus tiempos de estudiante en los que perteneció a una hermandad en la que se estilaban ciertos ritos basados en aquellos de la antigua caballería andante, se planteó un esquema que los incluyera.

Y así comenzó a diseñar lo que serían los Caballeros del Rey Arturo. Basados en las leyendas Artúricas que en aquellos momentos ejercían un atractivo especial entre los muchachos.
Los organizó en lo que denominó “Castillo” (lo que vendría ser el equivalente a su local). El ejercía de jefe o “Merlín” mientras que los muchachos se sentían muy seducidos, en especial por las ceremonias de iniciación. Decoraron su castillo y poco a poco extendieron su idea a las poblaciones vecinas. Ello ocurrió de modo lento de manera que el Sr. Forbush tuvo tiempo de estudiar psicología infantil (escribió varios títulos al respecto de gran calado y relevancia en el mundo académico) al entender que este esquema era adoptado por los muchachos extraordinariamente bien.

La psicología aplicada a los jóvenes era una materia bastante novedosa en aquella época.

tabla redonda

Los muchachos se reunían en sus “cónclaves”, seguían sus reglas de caballería y tenían un esquema de progresión desde “Paje” a “Escudero” y finalmente a “Caballero”.

Desarrollaron publicaciones para compartir las ideas que iban surgiendo en los diferentes “castillos”, como el “King Arthur’s Herald”.

Bajo el liderazgo de su “Merlín” o de su “Dama del Lago” (en el caso de las monitoras) llevaban a cabo actividades lúdicas: sus torneos, representaciones, coros, criptografía, ejercicios, juegos…

La psicología de la época consideró a este movimiento de lo más interesante, atribuyendo su gran éxito a que todo muchacho pasaba por una etapa “caballeresca” en la que encajaba este esquema a la perfección.

Una vez más podemos comprobar la influencia sobre los scouts, a los que BP quiso estimular haciendo que se considerasen a sí mismos como los herederos de los antiguos caballeros medievales, y adoptando su sentido del honor, lealtad y cortesía, así como el servicio hacia los más débiles. De este modo, en uno de sus primeros libros, “Yarns for Boy Scouts” (1909), se extiende mucho en las narraciones Artúricas, la búsqueda del Grial y las historias de San Jorge y el dragón, dándoles una explicación simbólica y animando a los muchachos a seguir la Ley Scout del mismo modo que los Caballeros Medievales seguían sus reglas.

Daniel Carter Beard y los “Hijos de Daniel Boone”, los Muchachos Pioneros

tio danYa hemos mencionado con anterioridad a Dan Beard, otro de los considerados padres del escultismo y Comisionado Scout Nacional de los BSA (Boy Scouts de América).

Daniel Carter Beard fue un ingeniero civil, naturalista, escritor y dibujante (suyas son muchas de las ilustraciones de los libros de Mark Twain), que pasó gran cantidad de tiempo al aire libre y que veía con tristeza como la juventud de su época comenzaba a carecer de espacios abiertos adecuados para el desarrollo saludable de los mismos en sus tiempos de ocio.

Por ello creó la “Sociedad de los Hijos de Daniel Boone” con el propósito de despertar en los muchachos la admiración por las virtudes de los “caballeros americanos” de los viejos tiempos, los héroes vestidos en pieles al estilo Daniel Boone, Davy Crocket o Simon Kenton, y el deseo de C_sons10_smallemularlos, proporcionarles un sano entretenimiento, inculcarles desde una temprana edad la absoluta necesidad de valorar los bosques y espacios naturales, y estimular su virilidad.

Al carecer de una infraestructura organizada se valió de revistas para dar sus premisas a los miembros. Precisamente al verse obligado a abandonar la publicación y tener ésta los derechos sobre el nombre, hubo de cambiarlo en la siguiente revista por el de “Los Muchachos Pioneros”.

El esquema fue bastante exitoso pues para 1909 ya existían más de 20.000 muchachos pertenecientes a la sociedad.

En su manual presta mucha atención no sólo al modo de establecer un “fuerte” (o local), sino a multitud de trabajos manuales y construcciones en madera. También el lenguaje indio de signos, los ejercicios gimnásticos o los juegos de la más diversa índole forman parte de su repertorio.

Boy Pioneers-1
En 1910 se unió al grupo que daría lugar a los BSA, siendo nombrado Comisionado Nacional, y acabó sirviendo en ellos durante 30 años, siendo un personaje entrañable dentro del movimiento norteamericano.

Beard_Camp_2

tio dan beardConocido como el “tío Dan”, escribió una columna semanal en la revista “Boy’s Life”, la publicación de referencia en el mundo escultista americano y de la que fue editor.

Al contrario que Seton admiró a BP y mantuvo una buena relación (por lo menos aparente) con él, especialmente tras asistir al Jamboree de 1929 (porque antes recelaba bastante de las intenciones de aquel General Inglés).

Aunque en realidad en su fuero interno siempre sintió que aquello era algo “genuinamente americano”, albergaba la sensación de que él había sido el primero en desarrollar un programa para chicos partiendo de los valores de la vida natural y de los pioneros, y profesaba cierto desprecio por todo lo que venía de fuera.

Por cierto que, aunque es mucho menos conocido, sus hermanas Lina y Adelia fueron las precursoras de un movimiento femenino de similares características, así que toda la familia tenía una inclinación especial con respecto a los chicos y su desarrollo con ayuda de la naturaleza.girls handy book

Otros movimientos, en este caso auspiciados por la iglesia, son el de las Church Lad’s Brigades, creadas en 1891 y su rama femenina las Church Girl’s Brigades, que aparecerían en 1901. También eran muy conocidos (y unos  a los que iban destinadas las primeras ideas del programa scout) los chicos del Cadet Corps, o “cuerpo de cadetes”, de marcado carácter militar.

Y no sólo existieron movimientos de muchachos sino también de adultos.

Es el caso de la Liga o Legión de Hombres de la Frontera (o pioneros) creados por Roger Pocock en 1904, un militar y aventurero que quiso de este modo estimular la sana camaradería y el patriotismo entre los hombres ingleses.

Así, como podemos ver, existieron multitud de instituciones que influyeron en la creación de los Boy Scouts.

En aquella época en la que comenzaba el declive del Imperio surgieron multitud de propuestas con el fin de estimular al pueblo británico con el fin de evitarlo.

En todo caso podemos concluir que el éxito del movimiento scout se debió sin lugar a duda al genio de Baden Powell, al tomar ideas de ellas, teniendo como base su amplia experiencia en el manejo de hombres jóvenes, y darles una forma que se adaptó como anillo al dedo de los muchachos de aquella época.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “El malvado Baden-Powell 6. ¿Plagió el escultismo?”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario