El malvado Baden-Powell 3. ¿Militarista?

baden powell caricaturizadoAbordaré hoy la acusación de que la intención primaria de BP era la de formar un a los chavales con vistas al ejército.

3) – El ideal primitivo del escultismo sería formar soldados para el Imperio. BP era un militarista.

Afirmar algo así es desconocer el origen del escultismo y la obra de Baden-Powell. El que el fundador fuera militar parece pesar en las mentes imaginativas de algunos como una losa. Todo lo que suene a ejército parece terrible.

Y sí, BP era militar y como él mismo dijo por ello conocía de cerca las virtudes del ejército y el horror de la guerra. Digo las virtudes del ejército porque verdaderamente pensaba que la formación militar que recibían los hombres les hacía bien. Forjaba su carácter y les daba una formación que les sería de utilidad el resto de sus vidas, más allá de la recibida en las aulas.

Dicha opinión no era sólo suya (incluso hoy día no es difícil encontrar a alguien que te dice aquello de “a éste lo que le hace falta es una buena mili”). En más de una ocasión la había contrastado con altas personalidades que el servicio militar servía para:

dar a la juventud del país una continua educación en cualidades tales como la lealtad, patriotismo, obediencia, autodisciplina, respeto a sí mismo, sentido de equipo, puntualidad y el sentido del deber, todo lo cual contribuye a formar el mejor carácter en sus ciudadanos, y que esto no podría ser inculcado de otra manera en ellos tras dejar la escuela.”

En sus “Lecciones de la Universidad de la vida” refleja:

El ejército es la mejor universidad que tenemos para la educación después de la escuela, para un gran número de nuestros futuros ciudadanos. Aquí consiguen finalmente, además de sus conocimientos escolares, un desarrollo de la salud física y vigor, y una gran cantidad de cualidades inestimables con las que pueden hacer frente a la vida y ayudar a 5991su comunidad.
Es por ello que un oficial tiene en sus manos un poder valioso y tan grande como el de cualquier maestro de escuela o clérigo, para desarrollar entre sus hombres los mejores atributos de la buena ciudadanía.

Todo ello suena a que ciertamente era un enamorado de lo militar, y sí, lo era.
Era pro-militar, pero no pro-bélico. BP creía, como Julio Cesar, “si quieres la paz, prepara la guerra”, ya que la experiencia le había demostrado que siempre hay que ESTAR PREPARADO para una reacción beligerante.

Por desgracia no todo el mundo cree en la paz y prescindir de un ejército era tan ilógico

“como si prescindiésemos de la policía pensando que así se reducirían los crímenes” (BP – “La Perspectiva”).

Pero su modelo de ejército no era el clásico, compuesto de un montón de hombres adiestrados únicamente para cumplir las órdenes de un superior sin más.

Pensaba que el ejército debía contar con jefes bien preparados que sacaran el máximo partido a la individualidad de sus hombres, no en ineptos que manejaran máquinas de obedecer por temor.
Creía firmemente que un hombre:

Model_BP_Colour_5_resizedSólo puede ser un buen soldado si le tiene afecto a la milicia. De manera similar, un oficial sólo puede tener un buen don de mando, si le tiene cariño a sus hombres.
Por don de mando no quiero decir un conductor de esclavos, sino alguien que tiene a sus hombres en la mejor condición para la lucha. Esto requiere mantenerlos en forma y alimentados, pero no hartos, y debe darles el espíritu que los mantenga alegres, motivados y leales.
Cualquier tonto puede dar órdenes, pero para ser un líder de éxito, un hombre debe tener don de mando.

Conociendo el valor en mi propio caso, de tener una responsabilidad como joven oficial para con mi Coronel, llevé ese principio al máximo con los jóvenes oficiales del Regimiento, y al organizar a los hombres en pequeños escuadrones, la responsabilidad se repartía entre los suboficiales novatos, ya que eran la columna vertebral de la disciplina y la eficiencia.

No creía para nada en la obediencia ciega sin sentido, creía en la individualidad:

Estoy absolutamente convencido de que es el toque personal entre oficiales e individuos lo que lleva a una más fuerte disciplina, la disciplina que brota desde adentro, más que cualquier disciplina impuesta desde fuera por reglamentos y el miedo al castigo”.

En cierta ocasión le dijeron que por qué no se avergonzaba de preparar a hombres para matar. Su respuesta fue que quizá debiera pero que:

“los soldados no hacen la guerra, la hacen los políticos, los soldados las terminan”.

Y pienso que es una gran verdad.

Que al crear su esquema para los Boy Scouts plasmara toda su experiencia en el manejo de hombres jóvenes no es nada extraño. Pero desde luego que no quería crear ningún movimiento militar juvenil. Ya existían cuerpos de ese estilo como las “Brigadas de Muchachos” o especialmente el “Cuerpo de Cadetes”, donde se prestaba mucha atención a la instrucción e incluso llevaban armas de madera.

Charlottetown Boy's Brigade Aug 1900

Desde un principio la idea fue otra y cualquiera que lea con detenimiento su “Escultismo para muchachos” (cuyo título completo incluye “Un manual para la formación en la buena ciudadanía a través del conocimiento del bosque”) lo puede comprobar bien a las claras. Y si leemos el programa de actividades de aquel primer campamento de prueba de Brownsea o su “Guía para el jefe de tropa”, las dudas quedan absolutamente disipadas.

Lo que ocurre es que hoy en día chirrían algunas palabras en ciertas personas. Que alguien hable de patriotismo y de sentido del deber no tiene nada que ver con ser militarista, facha o anticuado.

  • La patria no es sino la representación de un conjunto de personas que trabajan juntas, bajo unas reglas que ellos mismos establecen, con un objetivo común, buscando lo mejor y protegiéndose entre ellos. Unidos se consigue más y por eso surgen lo pueblos. El orgullo de pertenecer a uno fomenta el ser capaz de mirar el bien común antes que el propio y en ello no hay nada malo, todo lo contrario. Es eso lo que ha permitido que el ser humano haya prosperado.
  • El sentido del deber es un modo de priorizar. De colocar algo por encima de otra cosa, normalmente buscando lo mismo, el bien del conjunto por encima del individuo.

Y lo que pretendía BP era formar a los chicos con la ayuda de un libro.
Un libro donde se propone un juego, el juego de los antiguos caballeros medievales y de los grandes exploradores y pioneros.

¿Por qué este juego?

Destitute children typical admissions to Dr Barnardo's Home in 1874

Porque en ese momento (tendemos a valorar las cosas sin tener en cuenta el contexto histórico en el que se desarrollan) de revolución industrial y de grandes diferencias entre clases, habían miles de muchachos sin oficio ni beneficio haraganeando por las calles y otros muchos explotados como mano de obra barata mal cualificada (a pesar del tiempo pasado no es difícil identificarse con algunas cosas).

Eran muchachos sin educación y sobre todo sin CARÁCTER. Ese carácter que le da a uno autoconfianza, capacidad de lucha para afrontar la adversidad sin descanso y que lleva a las personas a ser lo que ellas quieran ser en gran medida.

BP ideó un sistema educativo que resultara atractivo a los chicos en la edad en que más lo necesitan y por supuesto usó aquello que entonces les gustaba: la vida emocionante de los grandes exploradores del siglo, los pioneros del nuevo mundo, personas capaces de valerse por sí mismas y que descubrían mundos interesantes.
Y tomó también la imagen de los antiguos caballeros que encendían la imaginación de los muchachos y les daban una serie de valores que son positivos y que no tienen nada que ver con ser arcaico o facha: el honor ( suena desfasado pero todos buscamos alguien en que confiar y ESO ES EL HONOR, SER CONFIABLE), la lealtad (saber que podemos contar con alguien en la adversidad también es positivo), la caballerosidad y el servicio a los demás (hacer la vida agradable a los demás), la amistad y el compañerismo, encarar las dificultades con ánimo y sin temor… todas ellas conllevan algo positivo para el individuo y para el bien común que es lo que en última instancia se pretende con la educación.

scouting-for-boys-2

Y para darle una identidad propia debía dotarlo de algo que atrajese a los chicos, estimulase su imaginación, fuese práctico, les diera una imagen de unidad y contribuyese a diluir las diferencias sociales: un uniforme, que es un uniforme de explorador, que no tiene nada de militar sino que está adaptado al ambiente en el que se desarrolla el juego: el campo (por eso no me gustan los colores de los uniformes actuales, los semáforos no van bien en ese medio, salvo que queramos que nos vean a gran distancia. No me imagino a Félix Rodríguez de la Fuente vestido de azul chillón intentando acechar algún zorzal).

marksmanship5Algunos afirman que la prueba de que pretendía un objetivo militar la vemos en el ofrecimiento que hizo BP de utilizar a sus Boy Scouts durante la Gran Guerra (la 1ª guerra mundial) y la creación de un “Cuerpo de Defensa Scout” con los muchachos más mayores (que entonces carecía de programa propio), que incluyó adiestramiento en el tiro (aunque jamás llegaron a recibir rifles) y la distinción de la “pluma roja” a aquellos que superaban dicho adiestramiento.

En mi opinión ello no prueba nada. El lema de los scouts es estar siempre listos para ayudar, y en un momento en el que la nación se veía realmente amenazada no hizo más que cumplir con el deber de tratar de echar una mano en caso de urgente necesidad.
El Cuerpo de Defensa Scout no llegó a ser operativo porque no se le autorizó desde la Oficina de Guerra (Ministerio de Defensa) y supuso un fuerte debate en el seno de los propios Boy Scouts.

Pero sí que se prestaron otros servicios de colaboración.

(c) The Scout Association; Supplied by The Public Catalogue Foundation

En suelo británico en labores de vigilancia de infraestructuras (habían unos 100.000 alemanes domiciliados en el Reino Unido y se consideró inteligente vigilarlas para evitar sabotajes) y también los scouts marinos sustituyeron a los Guarda Costas, dejando de este modo la posibilidad a aquellos hombres de acudir en defensa de su patria).

También ayudaron en la retaguardia del frente colaborando en servicios de gestión en Francia, de los establecimientos recreativos de los soldados, sanitarios … y también otras organizaciones lo hicieron así (por ejemplo la famosa YMCA, o asociación de jóvenes cristianos) y fueron de gran ayuda.

No deja de ser curioso que se critique a BP por su disposición a pasar a la acción durante la 1ª Guerra Mundial y también porque antes de la 2ª trató de mantener el contacto con alemanes e italianos con la idea de evitar la confrontación.

La verdad es que el tema del militarismo no es algo nuevo. Ya en los primeros años los antimilitaristas lo acusaron de organizar a los chavales para la guerra…y los militares sin embargo lo criticaron por hacer de ellos una burda imagen de lo militar. La flor de lis fue criticada porque se la consideró un elemento bélico (la punta de flecha) y hubo de explicarse multitud de veces el verdadero significado. Del uniforme ya he hablado.

IMAGE051Como vemos siempre hay quien está dispuesto a opinar a la ligera y el fundador pasó mucho tiempo dando conferencias tratando de explicar a todos en qué consistía realmente el movimiento.

En tiempos más recientes se nos ha tachado de “grupo de Rambos”, lo cual habla bien a las claras de la información que maneja el personal: ninguna.
En fin, sobre aquellos que piensan que el fundador pretendía crear un movimiento de chicos bajo un adiestramiento militar espartano sólo puedo decirles que lean “Propósitos, Métodos y Necesidades” (de 1909) por ejemplo y entenderán en qué consistió en realidad desde sus orígenes.

El objetivo de los campamentos, como bien dijo el fundador, no era soportar con estoicismo las duras condiciones sino aprender a utilizar el ingenio, la camaradería y los recursos para transformar el duro entorno en confortable, utilizando lo que la naturaleza nos ofrece y de este modo formar a los chicos. Anima a aprender los trucos a los chicos para estar cómodos fuera de casa.

A BP no le gustaban el adiestramiento mediante el temor, la instrucción y las marchas, como podemos ver en estos extractos:

Un hombre me decía recientemente, con orgullo, que estaba enseñando resistencia a su hijo haciéndole efectuar largas caminatas en bicicleta. Hube de decirle que probablemente estaba haciendo todo lo contrario; que el camino para hacer resistente al muchacho, no era haciendo proezas, pues éstas, con toda probabilidad, le dañarían el corazón y lo perjudicarían; que lo debía hacer era darle alimentación sana y ejercicio moderado, para que cuando llegara a hombre y sus músculos estuvieran totalmente desarrollados, pudiera soportar trabajos y esfuerzos en que otros hombres más débiles fracasarían” (BP– Escultismo para Muchachos)

Nuestro adiestramiento no es militar; reduciendo los ejercicios de marcha, que muchas ligas de muchachos usan, al mínimo, ya que la marcha destruye la individualidad y uno de nuestros mayores intereses es desarrollar el carácter individual” (BP– “Notas para instructores”)

No hay nada de militar en el Escultismo. El escultismo durante la Paz engloba los atributos del colonizador en cuanto a inventiva y confianza en sí mismo; y mucha otras cualidades que los hacen hombres entre los hombres. No queremos hacer soldados de los chicos o de enseñarles saña. Al mismo tiempo como “patriotismo” se les enseña que un ciudadano debe estar listo para asumir su parte entre sus compañeros, para la defensa de su patria en contra de la agresión, a cambio de la seguridad y libertad que goza como habitante. El que se esconde y deja su deber a otros, no es ni audaz, ni justo”.

“Y todo hombre que tenga corazón es “antibélico” (BP– Notas para instructores)

Así que no hay que mirar al pasado como avergonzándose como hacen muchos por desconocimiento. (Tenéis más ejemplos en otro artículo titulado “BP ¿premio Nobel de la Paz?)

Deberíamos saber de dónde hemos salido y todo lo bueno que hemos hecho desde los principios. Deberíamos enorgullecernos de nuestro pasado y tener las ideas claras: ni militares, ni fascistas, ni cualquier otra tontería que se le haya ocurrido al ignorante de turno.

Simplemente scouts.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

8 Respuestas a “El malvado Baden-Powell 3. ¿Militarista?”


  • El problema es que se ha instalado una corriente antimilitarista en el movimiento Scout que prefiere tener de referente a Melendi que a BP

    Aunque a mi ya no me tocó ir a la “mili” creó que el problema de esta fue su degeneración (novatadas, presencia de alcohol y drogas, malos mandos…) pero que una formación del carácter como decía BP es muy beneficiosa

    Al final por tanto empeño de diferenciarnos de un ejército organizado acabamos pareciendo la banda de Pancho Villa ( o de Bob Marley)

  • Juan J Pérez-Gato legendario SPAIN

    Yo entiendo perfectamente que la gente no quiera que a sus hijos les puedan inculcar algún tipo de idea belicosa, pero desde luego eso ni es lo que van a encontrar en los scouts ni nunca ha habido intención de que lo fuese.

    Si algunos dirigentes han aplicado el método de modo erróneo no es culpa del fundador. Hemos de tener en cuenta que en los primeros años muchos de esos dirigentes eran militares retirados, profesores o clérigos, y es lógico que cada uno “arrimara el ascua a su sardina” e intentase utilizar cosas con las que estaba más familiarizado y le hiciese más sencilla su labor. Pero desde luego el fundador trató por todos los medios de hacer llegar el mensaje de forma clara a todos.

    El que se eligieran ciertos nombres como “Oficial”(o jefe o responsable, aunque fue una palabra que desapareció pronto),tropa, patrullas o “cabo”(que es como se llamó al principio a los segundos de patrulla o subguías, hasta que alguien dijo que aquella denominación era fácilmente mejorable y sin connotaciones militares) dentro del escultismo es algo totalmente anecdótico. Es una manera sencilla y sin malicia de denominar a los grupos y le añadía el encanto de la vida del soldado…y a todos los chavales les resulta atractivo ese juego. Como en muchas ocasiones he comentado lo importante es que los chicos se sientan atraídos y el nombre y el marco simbólico está pensado para ello.

    Y desde luego que en lo militar podemos encontrar malos ejemplos, como en cualquier otro campo. Sin embargo la valoración social actual del ejército y de los soldados es (estadística en mano) francamente buena. Es de las instituciones más valoradas. Quizá es que muchos siguen viendo fantasmas de otra época cuando se menciona la milicia pero desde luego no es la opinión general.
    Ahora, que de ahí a argumentar que la idea de los scouts fue la de convertir a los niños en aprendices de soldados…

  • Jaime Barrueto CHILE

    Estimado compañero:
    En el contexto latinoamericano claramente tenemos una visión antimilitarista y muchos esperamos dirigir nuestras tropas hacia un sentido crítico con los ejércitos y fuerzas armadas en general. La razón es simple: en el tercer mundo, ejércitos y policías se han encargado históricamente de proteger intereses de las clases dominantes y no han dudado en disparar contra el pueblo. Te doy algunos ejemplos históricos de mi país Chile para graficar mis dichos:
    1. En 1879 el ejército chileno y su incipiente fuerza naval tienen un conflicto bélico contra las fuerzas armadas de Perú y Bolivia. ¿La razón? proteger intereses comprometidos en la extracción del salitre de empresas inglesas.
    2. En 1909, el “glorioso” ejército de Chile asesina a más de dos mil personas (incluyendo ancianos, mujeres y niños). ¿La razón? Iniciar una huelga en contra de los empresarios del salitre por mejoras laborales que incluían salarios dignos y condiciones más humanas (existían turnos rotativos de 16 horas y los trabajadores ocupaban camas por turnos, sólo dos ejemplos).
    3. En 1973 se instala una dictadura cívico militar con un golpe de estado. Durante los 17 años que duró el régimen, “nuestros hombres valientes soldados” (como dice nuestra canción nacional) hicieron costumbre el torturar, ejecutar, violar (incluyendo en introducir ratas en la vagina, golpes eléctricos en años, pezones o vaginas, violaciones grupales, obligar a tener relaciones sexuales incestuosas o zoofílicas) a mujeres, niños y hombres. O degollar profesores o quemar vivos a estudiantes. ¿La razón? Evitar un nuevo gobierno que entre sus “crímenes” estuvo el nacionalizar los recursos naturales que le pertenecían a empresas extranjeras.
    El tener una postura antibélica y antimilitarista no nos hace carentes de disciplina ni nos convierte en la banda de Bob Marley: nos hace un grupo humano con sólidos valores morales, con un profundo respeto hacia el ser humano y garantes del desarrollo intelectual y de carácter de nuevas generaciones.
    Un fraterno apretón de zurda,
    Jaime Barrueto
    Tropa Leftraru-Grupo Pukalän Algarrobo

  • Juan J Pérez-Gato legendario SPAIN

    Hermano Jaime:
    Desde luego que los scouts buscan que los chicos adquieran unos sólidos valores morales. A lo que imagino se refería el hermano Mario con lo de “la banda de Bob Marley” o “el ejército de Pancho Villa” es a la actitud que se aprecia en muchas asociaciones de no otorgar importancia a la uniformidad, de modo que cada uno viste como le da la gana. No parece algo negativo en principio…pero denota una falta de concepto claro del juego, pues nuestro marco simbólico es el de los exploradores.
    El uniforme refleja el espíritu de grupo y motiva a los chicos en gran medida a la hora de jugarlo. Y lo sé porque yo y otros muchos lo hemos vivido así.
    Sin embargo muchos responsables, con buena voluntad, aprecian connotaciones militaristas en cualquier aspecto del programa (clases de progresión, nomenclatura de las unidades…) o en la uniformidad clásica. Y ya he explicado anteriormente (podéis ver la serie de artículos que dediqué en este espacio a “el uniforme scout”) que si queremos apreciar negativadad en ello…la vamos a apreciar en cualquier uniforme porque los ejércitos los han llevado de todos los colores (el azul también, al igual que la policía).
    Debemos ser capaces de explicar bien las cosas y no renunciar a cada aspecto que pueda parecer mal a cualquiera.
    Es curioso que muchos chicos llevan ahora pantalones o indumentaria de “camuflaje”, y además suelen ser chavales de ideología más bien pacifista. Y nadie quiere ver en ellos nada de nada…a pesar de que precisamente ese color camuflaje es el que llevan ahora casi todos los ejércitos en campaña. Sin embargo un scout lleva una camisa verde/kaki y enseguida aparece quien ve en ello connotaciones belicistas.
    En cuanto al papel de los militares…entiendo perfectamente lo que dices. Sin duda las experiencias traumáticas quedan en la mente de los pueblos durante tiempo y las atrocidades cometidas por algunos no tienen justificación ni razón alguna (aunque no se puede culpar a todos por el comportamiento inadecuado de algunos). Pero, aunque nosotros no tenemos la más mínima relación con los militares, hemos de ser capaces de ver que cuando desarrollan su labor de modo correcto son una fuerza muy positiva. Aquí en España, además de garantizar la seguridad nacional (suena a chorrada pero existen riesgos reales y su deber es estar preparados para protegernos, además de suponer un elemento disuasorio), cuentan con un unidades que apoyan en cualquier tipo de emergencia, de incendios forestales a naufragios o cualquier otro desastre natural. Y no sólo actúan en el país sino que se trasladan a ayudar a otros cuando son requeridos. Y lo mismo ocurre con la mayoría de los ejércitos modernos de muchos países. Suponen una fuerza de ayuda internacional a la hora de proteger civiles en conflictos y aunque lo deseable sería que no hubiese razón para su existencia, ni la de la policía, la verdad es la que es. Mientras el ser humano no evolucione hacia la fraternidad y cooperación mundiales seguirán siendo necesarios, y presumo que eso no va a ocurrir a corto plazo.
    Entre tanto nuestra misión será seguir educando a los chicos para tratar de acelerar dicho proceso. Y no sólo en valores…también en carácter, que es la finalidad fundamental por la que se creó el escultismo (como explico en el articulo…el fundador se percató pronto de la parte positiva que tenía la vida militar en el carácter de sus hombres, no por el adiestramiento militar en sí, sino por el hecho de educarlos para olvidar su egoísmo, trabajar por el bien común, en equipo y enfrentándose a situaciones “adversas”) y que a veces con nuestro excesivo proteccionismo dejamos un poco de lado a la hora de desarrollar nuestros programas.
    Un fuerte apretón de zurda

  • Jaime Barrueto CHILE

    Compañero Gato:
    Militarismo no es sinónimo de disciplina y carácter como religiosidad no lo es de espiritualidad. Hay que romper con la educación hegemónica del escultismo.
    Saludos,
    Jaime Barrueto

  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Claro que no, hermano Jaime. Los militares no tienen la patenten del carácter ni de la disciplina. Los scouts nunca pretendieron ser militares (ya existían los Cadet Corps o las Boy’s Brigades, que eran mucho más de ese estilo, con armas de madera y todo eso). Simplemente se percataron de que algunas cosas que se hacían en el ejército se podían utilizar, modificadas, en la educación de los chicos(trabajar por el bien común, en equipo, olvidando el egoísmo, o enfrentándose a situaciones “adversas” – que en este caso sería el mundo natural-)…y ello ayudó al nacimiento del Gran Juego.
    Por otra parte…no entiendo lo que quieres decir con la frase “hay que romper con la educación hegemónica del escultismo”.
    Un apretón de zurda.

  • Como exmilitar y exboyscout (fue poco tiempo) debo disentir, yo veo en los Boys una sutil manera de enraizar la jerarquia militar dentro de la psique, es cierto que en la época ya existian academias para jóvenes especializadas para eso, pero esto dio como resultado la brecha motivacional que se vio en la primera guerra mundial (senderos de gloria) donde la tropa la formaban pones de pesima educación y preparación en contraposición con los oficiales, que eran de alta cuna y alejados del real sentido de la trinchera fangosa, el ejercito tradicional. BP emula en cierta forma la ágoge espartana, donde los jovenes eran mandados por jovenes de su misma edad, apartados de las ciudades sobrevivian y se curtian en la austeridad de lo que da la tierra, realizando actividades bélicas o no que creaban lazos de fraternidad por encima de la obligación disciplinaria, crenado individuos estables a todos los niveles y con rápida adptación a situaciones adversas…exploradores . También hay patrones nórdicos al coger simbología celta relacionada con el carácter de los animales y su identificación con ciertos espíritus para la creación de un carácter metahumano. Los Boys no son los wandervoguel. El tema no es crear un ejercito, es crear un conjunto homogéneo de individuos autosuficiente y de moral superior donde las órdenes y la estratificación de mando sea parte de la estructira y del objetivo al mismo tiempo….si quieren un ejemplo extremo vean “apocalipsis now”, donde se ve claramenta la diferencia entre ordenes incómodas y el placer de la guerra. Y por favor no justifiquen su militarismo diciendo cosas como cooperación internacional, protección territorial, colaboración postconflicto o invasión preventiva. Un militar tiene una cosa llamada fusil de asalto que no dispara caramelos y el cual es usado asiduamente…lo sé.Teneis que plantearos el objetivo final tanto del ejercito como de la amalgama ideológica de BP….que es el mismo y es crear un ente de acción estable creado por otros y al servicio de otros que no cuestione ni pregunte, ya sea por la adhesión interna de la meta externa como propia o por miedo al castigo disciplinario…siento la parrafada

  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Hermano Gracometa:
    Creo que tu visión es la que han tenido, y aún tienen, muchas otras personas acerca del movimiento scout.
    Sin embargo discrepo de ese modo de verlo.
    No se trata de ninguna falange espartana. Los scouts no fueron concebidos para endurecerse soportando estoicamente la adversidad, tal y como explico en el artículo, sino que se les propone un juego de aventuras en el que deban utilizar su ingenio y el trabajo en equipo (las patrullas) para conseguirse la comodidad en un medio incómodo para ellos: el medio natural.
    Las patrullas no son un ente militar donde se espera una obediencia ciega al adulto/jefe, sino un equipo de muchachos que asumen la responsabilidad de trabajar como tal y asignándose entre ellos el papel que se adapta más a cada uno (los cargos de patrulla, incluyendo a los guías).
    El scouter en los scouts tiene el papel del hermano mayor (y así lo repite BP una y otra vez) que ayuda, motiva y propone ideas de modo sutil (mediante charlas e historias amenas a la luz del fuego o en el local), pero son los chavales los que establecen lo que desean hacer y gestionan la marcha de la tropa mediante la “Corte de Honor” (que no es más que un consejo de los representantes de cada patrulla en presencia del scouter). Esa es la manera en que se diseñó. Si luego algunos lo desarrollan de forma equivocada…eso es otro asunto.
    No existe esa supuesta jerarquía militar. Las decisiones se toman democráticamente por los chicos, aunque por supuesto siempre debe existir alguien que asuma el liderazgo, como en todos los ámbitos de la naturaleza y de la vida.
    La idea básica de BP fue precisamente romper con ese ejército de borregos del que hablas (Guerras Matabele, Boer, 1ªGuerra Mundial) que refleja también el funcionamiento social.
    Y para ello propone educar a los chavales en su individualidad, para que tengan recursos y sean capaces de pensar por sí mismos.
    La idea es que sean capaces de valerse por sí y de progresar en sus vidas mediante los valores y recursos que han ido aprendiendo (responsabilidad, auto-confianza, observación, capacidad de organización y liderazgo, auto-control, hacer el trabajo bien hecho, trabajo en equipo, toma democrática de decisiones,altruismo, etc.).
    Por supuesto que les habla del deber, pero en el sentido de que sean capaces de captar el sentimiento altruista y del bien común, que pone a los demás en el mismo nivel que a uno mismo, con el fin de romper con el principal problema del mundo, antes y ahora: EL EGOISMO.
    Si esa perspectiva es errónea..dime cuál es la opción correcta.

Añade un Comentario