Curiosidades publicitarias en la literatura scout- I

En esta ocasión os traigo al blog algo más ligero.
OLYMPUS DIGITAL CAMERACurioseando los dibujos, fotos y grabados publicitarios de mis viejos libros sobre escultismo se me ocurrió que eran lo suficientemente interesantes como para que se les prestara algo de atención. Nos transportan a otro tiempo y nos cuentan de algún modo cómo era la sociedad de la época, así que aquí os dejo una pequeña muestra que espero os guste.

Comenzamos con un auténtico clásico: la mercromina. Todos aquellos que cuenten con alguna edad sabrán que era el no va más de los desinfectantes. Legiones de chiquillos corríamos por calles, parques y jardines con las rodillas llenas de costras y su buen manchurrón de mercromina. Era una época donde caerse no era pecado ni se denunciaba al ayuntamiento porque la baldosa no estuviese perfecta. Te levantabas, te lavabas la herida (con cambio de pantalón si lo llevabas largo…pantalón al que luego tu madre le pondría unas buenas rodilleras para tapar el desaguisado- eso es lo que se llama una economía sostenible, je,je), te ponían un poco del milagroso ungüento y a correr. Por supuesto era componente obligatorio en todo botiquín y por eso lo anunciaban en este manual de los BSA.

Por supuesto que también existía el Agua Oxigenada “de toda la vida de Dios”, que también servía (y sirve) para hacer gárgaras si te dolía la garganta. Un buen chorro en la herida, un montón de espumilla y…mano de santo, oiga.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y todo ello debía ir en el pertinente botiquín, como el que se anunciaba en este otro manual de los británicos de 1913, con su vaselina, sus gasa…y su libro de primeros auxilios en una preciosa caja de hojalata.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

También son frecuentes las ayudas a la cocina de la patrulla. Con este fantástica batidora, precursora de la “baticao” se prepara una masa para tortitas estupenda…y es de la Tía Jemima, que no veas como debía cocinar. Te garantiza que en con diez enérgicos meneos lo tienes listo…y es de plástico irrompible.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Tía Jemima también nos proporcionaba este otro preparado, para no tener  que calentarnos la cabeza ni perder tiempo con la masa. Así queda más tiempo para otros menesteres…o para disfrutar de la caminata llevando unos estupendos zapatos Douglas, el del tío del bigote. ¡Garantía de calidad, señora!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para completar la cena, nada mejor que unas buenas Sardinas del Maine, en aceite, mostaza o tomate. Tal y como dice el anuncio:

“Un premio para el camino. Proteínas empaquetadas para un extra de energía” 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lata que claro está habría que abrir con un estupendo abrelatas, porque entonces no existía la anilla de fácil apertura. El famoso abrelatas de “El Explorador” sigue siendo un clásico, ahora que para extraños métodos…el de la llavecita de turno que se giraba con fuerza para desprender, enrollándola, la cubierta metálica.

abrelatas explorador y otros

Todos los martes de Julio y Agosto, más curiosidades de la publicidad en la literatura scout.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Curiosidades publicitarias en la literatura scout- I”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario