¿Son útiles las actividades clásicas en los scouts?

Scouting_for_FoodCompruebo con cierta tristeza que en muchos grupos se prescinde cada vez más de actividades de las denominadas clásicas.

¿Clásicas? ¿A qué te refieres?

Pues a las que hemos venido utilizando históricamente, con mayor o menor acierto, para formar a los chavales, como las de cabuyería y pionerismo, rastreo y acecho, señalización, observación y deducción, orientación, campismo, etc.

Como os decía, percibo que en la actualidad se les va prestando menos atención, apostando por un escultismo más urbano, y ello responde a muchos motivos.

  • Uno de ellos es la falta de formación previa de muchos dirigentes. Jóvenes que llegaron al escultismo sin haber pasado por las diversas ramas, con mucho entusiasmo pero sin una idea clara de en qué consiste este juego.
  • A ello se une que muchos antiguos scouters acaban desvinculándose definitivamente del movimiento, perdiéndose así su valiosa experiencia y la transmisión de habilidades, tradiciones y leyendas que aportan un aura mágica especial al mundo scout.
  • La vida urbanita de hoy, llena de regulaciones e impedimentos legales de todo tipo, tampoco facilita mucho la enseñanza de muchas de ellas, como el manejo del fuego o herramientas. Habilidades que no parecen ser demasiado útiles en el día a día habitual y por ello se acaban despreciando.
  • Y por otra parte la saturación de todo tipo de artefactos modernos destinados al mundo del camping, y la vida al aire libre en general, hace que muchos se vean tentados a dejarse seducir por la comodidad y seguridad que proporcionan.
  • Si a todo ello se le suma la falta de una buena y amplia formación específica (se necesita un buen esfuerzo para dominar este tipo de recursos, y sobre todo para saber transmitirlos de forma amena), y de una buena bibliografía de base sencilla y accesible en la que apoyarse, (al estilo de un manual de campo)…pues resulta obvio que poco a poco dichas actividades irán quedado relegadas a un papel muy secundario.

728328¿Y eso es importante? ¿No son los valores de la Ley la Promesa lo que cuentan?

Pues sí, en efecto. Son la base del escultismo.

Pero para poder “edulcorar la píldora” a la hora de transmitirlos, el fundador diseñó un marco simbólico, el de los exploradores, sumamente atractivo para la mente de los niños pequeños. Es ese mundo mágico, diferente a todo lo que conocen, lo que capta su interés y despierta su imaginación…al menos cuando se les sabe mostrar del modo adecuado.

“¿Y tanta importancia tienen esas actividades clásicas? Si parecen desfasadas e inútiles en el mundo actual.”

Pues tan importante como que mediante esas habilidades sencillas se logra el crecimiento de los chicos en los demás ámbitos. Conforme las adquieren ganan en habilidad manual, concentración, confianza, autoestima, independencia y capacidad de liderazgo. Aprenden a formularse tareas, a planificarlas, a trabajar en equipo, a perseverar cuando las cosas no salen bien, etc…

GADGETS A MONTONPor supuesto que utilizar todo tipo de artilugios (incluidos los electrónicos) lo hace más cómodo. Pero es que no se trata de eso, sino de aprender a utilizar los recursos más sencillos para vencer los retos que el medio natural nos pone. Aprovechar las oportunidades que ofrece la naturaleza para conseguir comodidad. Esa sensación de adaptación ante lo adverso, de no quedarse en lo teórico sino poder aplicarlo a una situación real… proporciona una confianza inmensa al individuo y al grupo. Y desde luego que es aquí donde entran en juego las actividades clásicas.

Hace algún tiempo un seguidor de La Roca nos hizo llegar la carta de una madre que nos contaba cómo algunos padres no podían entender nuestra forma de funcionar. No comprenden cómo unos papás puede preferir que sus hijos vayan a pasar 15 días de campamento a un lugar en el que duermen en el suelo (pudiendo hacerlo en cómodos colchones), comen un sencillo y único menú sentados en un banco de madera confeccionado por ellos mismos (habiendo instalaciones estupendas con cocina de menús variados), o se lavan con agua del río a temperatura ambiente (en lugar de una cómoda ducha de agua caliente).

Estas personas no se dan cuenta de que al exponer a los chicos a este ambiente les hacemos valorar lo que tienen en casa y además se percatan del valor del trabajo en equipo y la ayuda mutua. En definitiva les ayudamos a crecer.

child with mudNo saben que en los scouts utilizamos la mejor de las herramientas, la mejor de las escuelas: el medio natural, en el que se hace necesario colaborar y trabajar entre todos para procurarse un cierto confort. Y es en ese proceso en el que se produce el milagro: los chicos se despojan de su egoísmo, comparten las adversidades y ganan una confianza que les será fundamental en la vida, además de unas experiencias que los marcarán a fuego, como sólo son capaces de hacer aquellas situaciones de verdadera intensidad o emoción.

Esa madre había comprendido el fundamento de todo este invento.

Bueno sí, pero…¿Y las estupendas actividades de servicio que realizamos en nuestras ciudades? ¿No son prueba de un buen escultismo?

Por supuesto que sí. El servicio a los demás, en busca del bien común y por encima de nuestros egoísmos es la finalidad de nuestro movimiento.

Es sólo que no es buena idea pretender hacerlo de modo frío, porque ese no es el modo de atraer a los chavales. Es necesario revestirlo de un aura de romanticismo, aventura y exclusividad que nos aporta precisamente nuestro marco simbólico.

Como decía el mismo BP:

“Si lo hubiésemos llamado como lo que era, es decir, una ‘sociedad para la propagación de atributos morales’, el muchacho no se habría sentido precisamente atraído hacia él. Pero, llamarlo exploración y darle la oportunidad de convertirse en un incipiente scout fue algo totalmente distinto (‘Lecciones de la Universidad de la vida’)”.

Sin embargo veo a muchos grupos excesivamente centrados en hacer muchas labores sociales, juegos, y en la educación de valores para la ciudadanía. Y todo ello está genial, pero si no se mantiene un cierto EQUILIBRIO, si no se sigue el esquema diseñado por el fundador…pues posiblemente estemos jugando a otra cosa.

Siempre pongo el mismo ejemplo: si a los chicos les enseño a jugar limpio, a esforzarse por el bien del equipo, en conjunto, con un balón, con unas normas, con un uniforme, a ser deportivos… y juego con los pies, estaré jugando a fútbol. Pero si hago lo mismo pero juego con las manos será baloncesto. Educo para lo mismo pero ES OTRO JUEGO.

oldscoutscamp

Y es que los scouts es el juego de los exploradores:

“El escultismo es una escuela de ciudadanía, a través del conocimiento práctico de la vida en los bosques (“Escultismo para muchachos”, prefacio 1940)”.

Ese es el marco de nuestro juego. Y me parece muy importante que lo tengamos siempre presente para que seamos capaces de educar de un modo verdaderamente atractivo para la mente de los chicos (siendo conscientes de que es IMPOSIBLE SERLO PARA TODOS, siempre habrá a quienes no les guste).

Debemos huir del exceso de atención a los aspectos psico-pedagógicos y de los planteamientos de la educación formal. Ello no quiere decir que no incorporemos herramientas útiles procedentes de ambos campos, sino que no podemos olvidarnos de lo más sencillo:

“El escultismo no es una ciencia para ser estudiada solemnemente, tampoco una colección de doctrinas y textos. Es un alegre juego al aire libre, donde hombres-niños y muchachos pueden correr aventuras juntos, como hermanos mayores y menores, adquiriendo salud y felicidad, habilidad manual y espíritu de servicio. (“The scouter”, 1931)

Sí, el escultismo es un juego. Pero en ocasiones me pregunto si, con todos nuestros folletos, reglas, disquisiciones en “The Scouter”, conferencias y cursos de formación para comisionados y los demás jefes scouts, etc… no parecemos estar haciendo un juego demasiado serio (“The scouter”, 1931).

Boy-Scout-Image-Venture-ScoutsEn un mundo en el que es corriente ver a muchas personas que salen de camping, de excursión o a practicar senderismo se puede llegar a pensar que en realidad no aportamos nada novedoso. Y ahí precisamente creo que se encuentra el error. Nosotros hacemos lo mismo… pero con un propósito, el de educar a los chicos, no sólo de modo intelectual sino global.

Y además lo hacemos de un modo ameno y emocionante, pero para ello debemos saber venderles lo esencial: LA AVENTURA.

En definitiva, para jugar bien el juego debemos revestirlo de modo que los chicos se metan de lleno en él y lo vivan en plenitud, al menos mientras llegan a la explorereadolescencia. Y la base es sencilla. Todo va unido: uniformidad, ceremonias, tradiciones, actividades clásicas revestidas de aventura… es la manera de proporcionar al movimiento ese ambiente único que supone una garantía de éxito.

Y por supuesto que debemos estar atentos para complementar las actividades de servicio con aventura y emoción, buscando el equilibrio adecuado.

Me atrevo por tanto a afirmar que las actividades scouts clásicas son un pilar básico para desarrollar un buen programa escultista.

Por supuesto que conlleva un esfuerzo extra a los responsables, porque son materias que no se aprenden en los libros ni se usan en el día a día, pero si embargo creo firmemente que la recompensa bien merece ese esfuerzo.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Jugamos bien el juego?

Comparte con otros... Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

8 Respuestas a “¿Son útiles las actividades clásicas en los scouts?”


  • Sublime artículo, te felicito y coincido totalmente en ek diagnóstico que haces de la poca oferta formativa y las dificultades.

    Enhorabuena!

  • Juan J Pérez-Gato legendario SPAIN

    Muchas gracias, Javiquil. Ahora lo que falta es arremangarse y ponerse manos a la obra…sabemos lo que hay que hacer. Hagámoslo.

  • Gabriel Saiz

    ¡Estupendo artículo! Aunque he echado en falta el que creo que es el principal motivo en muchos casos de que se produzca esta pérdida de actividades en el Escultismo. Se trata de esa manía, a veces insana de revisarlo todo, de ponerlo todo patas arriba de vez en cuando, buscando una especie de lavado de imagen, de romper con lo antiguo, de “imponer” lo nuevo como lo que funciona frente a los “antiguo” que se dice caducado… Incluso se piensa que ha dejado de ser atractivo para los chavales, y luego nos sorprendemos cuando les vemos entusiasmados con el “ultimo superviviente” y series afines… Cambiar por cambiar, todo ello sin pararse un momento en confrontar objetivos, métodos y esencias del Escultismo. Creo que ese es el principal motivo. Y yo creo que están muy bien las soluciones formativas y de ese tipo, pero creo que hay que llegar más allá, a impregnar en las nuevas generaciones a hacer análisis más de fondo, a sopesar pros y contras, a evaluar, a realizar seguimiento y buen análisis crítico (muchas veces lo que hemos visto que no ha funcionada ha sido la forma de exponerlo a los chavales y no la actividad en si), en definitiva, a no tomar decisiones a la ligera cuando los chavales llegan al Kraal y les da por cambiar las cosas.

  • Comparto la opinión de Gabriel, a base de tanto inventar algunos han perdido completamente el rumbo. No es que lo que hagan esté mal, es que no tiene nada que ver con el Escultismo.

  • Juan J Pérez-Gato legendario SPAIN

    En mi opinión el hecho de inventar cosas nuevas es estupendo. El problema viene cuando no se utilizan para COMPLEMENTAR sino para SUSTITUIR. Creo que eso ocurre cuando no se sabe jugar bien el juego. Y digo esto porque si no se motiva bien a los chavales, si no se esfuerza uno en vivir bien la aventura, con sus tradiciones, su imagen genuina, su orgullo…todo queda muy artificioso, muy friki y sin gracia ninguna. Y ESO HA OCURRIDO EN TODO TIEMPO, no sólo en la actualidad. Estoy cansado de leer antiguos libros donde se exponen LOS MISMOS PROBLEMAS DE HOY. Cuando no se enseñan bien las cosas (o se enseñan de modo académico), cuando no se utilizan bien las herramientas, el sistema de patrullas, la Corte de Honor o Consejo de Guías, cuando no se establece competición ni reto alguno…los chicos se acaban aburriendo y marchando, porque esencialmente los chicos han cambiado menos de lo que pensamos.
    Este verano voy a preparar una serie de artículos donde se verá esto reflejado. Tienen como referencia escritos de los años 30-40 del siglo pasado y os daréis cuenta de hasta qué punto seguimos cometiendo los mismos errores y haciéndonos las mismas preguntas.

  • ¿Cuanto hace que las grandes federaciones españolas no sacan un manual o texto formativo sobre cabuyeria, orientación, fuego (perdón que esta prohibidisimo que quema), primeros auxilios, campismo, etc…?

  • Arturo Castelar Pérez MEXICO

    Creo que no se entiende. De qué actividades clásicas se hablan? Por cierto, la onda del equilibrio de las actividades es muy buena.

Añade un Comentario