Baden-Powell, el artista.

bp-1930-paintingHoy os traigo al blog un artículo sobre la vida artística del fundador del escultismo. Porque generalmente nos referimos a él sólo como aquel antiguo soldado que dio vida al movimiento y nos olvidamos un tanto de la persona que hay detrás.

Y… ¿Por qué iba a interesarnos esa faceta?
Pues porque nos ayuda a entender la personalidad de BP y nos proporciona un conocimiento más profundo de todo este invento.

La mayoría ya conocemos sus habilidades como dibujante. Hemos visto sus ilustraciones en “Escultismo para muchachos” y apreciado su destreza a la hora de plasmar de modo sencillo, e incluso cómico (como las de “Tomasito el pie tierno” de la imagen adjunta), a los chicos dentro de los scouts.pete.tenderfoot.1

¿Pero dónde nació ese interés por lo artístico?

Pues, como suele ser habitual, era algo innato. Aunque el ambiente del hogar familiar desde luego contribuiría a cultivarlo.

Por su casa pasaron de visita personajes como Robert Browning (el poeta y dramaturgo), William Makepeace Tackeray (el novelista), o el gran John Ruskin (escritor, artista, crítico de arte y sociólogo), y entre sus entretenimientos estaban la lectura, las pequeñas obras de teatro que realizaba con sus hermanos pequeños, la música y desde luego el dibujo.

Desde muy pequeño le gustó jugar con lápices y acuarelas (le venía de casta pues a su padre le entusiasmaban las caricaturas y a su madre las acuarelas), y su técnica era muy…peculiar. Utilizaba ambas manos, pasándose el lápiz o el pincel de la mano derecha a la izquierda y dibujando indistintamente.
Eso preocupaba a su madre (recordemos que hubo un tiempo en el que escribir con la zurda era considerado un error), quien bp2transmitió su sentimiento a John Ruskin. Éste, al verlo pintando con sus acuarelas con ambas manos y con igual facilidad, se percató de que estaba frente a un verdadero ambidiestro y tranquilizó a su madre, indicando que lo mejor era dejarlo a su aire.

Durante sus años de escuela, de mano de su profesor William Haig Brown, desarrollaría su talento artístico, especialmente en el ámbito musical (cantaba en el coro de Charterhouse con un falsete muy propio) y teatral (sus imitaciones de los profesores eran muy apreciadas por sus compañeros). Además tocaba varios instrumentos: la corneta y el corno inglés en la banda y el violín en la orquesta (a la que llegó incluso a dirigir en alguna ocasión).

bp-art-02100th Anniversary book Chapter 1

Más tarde utilizaría todas aquellas habilidades en su vida adulta. Tanto a la hora de expresarse en público como para servir de entretenimiento en sus tiempos de soldado (con actuaciones teatrales estelares, como en Malta), o para ganarse la simpatía de muchas badenpowell9personas influyentes.

Su habilidad con el dibujo le fue especialmente útil a la hora de hacer croquis de posiciones enemigas (es famoso su relato de cómo camufló un croquis- el de la izquierda- de una fortaleza entre los dibujos de las alas de una mariposa y que podéis encontrar en sus “Aventuras como espía“), así como para ilustrar sus libros y los artículos de prensa que enviaba a diversos diarios británicos para los que trabajó como colaborador.

La gran mayoría de sus escritos están profusamente ilustrados con sus propios dibujos y bocetos y siguió haciéndolos hasta sus últimos días. Acostumbraba a realizar sus propias tarjetas recordatorias y de felicitación. Aquí abajo podéis ver dos ejemplos. El de la izquierda es el último dibujo conocido que realizara el viejo Jefe.

ultimo dibujo de BP390319_10150378825643651_121571983650_8600222_1986507839_n

Llegó a ser miembro honorario del Club de Dibujantes de Londres y durante toda su vida hizo uso de esta capacidad. Su colección de acuarelas es bien conocida y aquí tenéis algunos ejemplos. La de la derecha es una preciosidad que forma parte de un conjunto de 5 diseños que fueron usados por UNICEF como tarjetas de recuerdo en conmemoración del Año Internacional del Niño en 1979.

296985_10150378825778651_121571983650_8600225_34650455_nbp-nyeri-06bp-unicef-1

Pero sus inquietudes artísticas no se limitaron a eso. También fue capaz de diseñar parcialmente su vivienda de Pax Hill (en la foto podéis ver a BP con su hijo en uno de los rincones diseñados por él mismo en el ala nueva del edificio, aunque lo más curioso, por lo que relata su hija Heather, era la decoración del cuarto de baño, con un bajo relieve de escayola en forma de río con peces).

bp-and-peter
Sus vecinos de Bentley lo admiraban (ya era el Héroe de Mafeking) y sabían de sus habilidades por lo que le pidieron que realizase un croquis en piedra a la entrada de la localidad para reseñar los puntos de interés, cosa que hizo y que podéis ver en la imagen que adjunto.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

También se probó en el ámbito de la escultura, llegando a recibir clases de Edouard Lanteri en el Royal College of Art, donde por cierto también estudió Juliette Gordon Law, la fundadora de las Girl Scouts en Norteamérica. Su obra de más relevancia es el busto del capitán John Smith, que fue aceptado en exposición por la Royal Academy y que podéis ver aquí.

i-322

Otra de sus aficiones artísticas era el baile, a cuya práctica achacó que sobreviviese a una incursión de espionaje entre los Matabeles, historia que conocerán bien aquellos que hayan leído su “Escultismo para muchachos”.

En su sala de música de Pax Hill no sólo realizaba conciertos sino que también servía para el desarrollo de un día semanal de bailes populares con gran parte de sus vecinos, quienes acudían en sus vehículos desde todo alrededor.matabeles

En definitiva, un personaje con curiosas habilidades y que él definía así:

“Temo que puedas conjeturar por lo dicho, que aunque fui aficionado al arte, no lo
fui de manera seria. Y es cierto.
Dirás que soy un poco charlatán por defender que he interpretado el papel de
cantante cómico o actor o bailarín. Te sentirás inclinado a decir: “¿no tienes sentido de la
dignidad?” u otras cosas por el estilo.”

“En realidad mi afición a las artes no era inútil en tanto que proporcionaba diversión a los demás, que muchas veces tenían gran necesidad de ello”.

Si algo proporciona felicidad a los demás… es bueno. Quizá esa es la base de todo su escultismo: hacer felices a los demás y de ese modo llegar a serlo uno mismo.

Todo un tipo.

Comparte con otros... Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Baden-Powell, el artista.”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario