El valor de la palabra dada.

Juana Caro MarínMi nombre es Juana Caro Marín, pero llámame Juany. Aunque también he sido Bagheera, Tic – Tac.

Actualmente tengo 43 años, y si miro hacia atrás pocas cosas de las que he hecho creo que cambiaría. La que seguro que no, haber sido Scout. Los scouts me han hecho lo que soy, y por “culpa” de ellos soy, entre otras cosas, política.

Soy política porque creo en el compromiso, en el valor de la palabra dada, en el deseo de dejar este mundo mejor que nos lo encontramos. Y muchos pensaréis, pero eso no lo tienen los políticos, pues os equivocáis, eso no lo tienen muchos, y no todos, de los que salen en la tele, pero sí muchos que no salen en los medios, pero que día a día trabajan en sus pueblos y ciudades.

Soy política, porque me siento Scout, porque en una sociedad donde se deja a la deriva a las personas humanas en el mar, discutiendo quién se los queda, un Scout debe gritar con toda su fuerza contra esa barbarie.

Mujeres Candidatura IU-GANEMOS

Soy política, porque me enseñaron y enseñé a defender al más débil, como al niño que no puede ir al colegio sin desayunar, y que apenas ha comido el día anterior, porque en su país se salvan a los bancos antes que a sus familias.

Soy política, porque los scouts me enseñaron a creer en el compromiso, un compromiso que me impide quedarme sentada en el sillón del salón viendo como los demás deciden por mi, cómo los demás se apropian de lo que de todos como si fuera suyo propio.

Soy política, porque añoro un pleno del Ayuntamiento como si fuera un estanque de nenúfares, o una Roca del Consejo, donde los niños opinan y deciden como verdaderos niños, y no se les calla. Porque quiero echar a Sherer Kan de nuestras vidas, de nuestras decisiones. Porque quiero convencer a los demás, y sobre todo a los que sois scouts, que tenemos una maldición, que es el saber ser ciudadanos. Ciudadanos de pleno derecho, pero también con obligaciones, y que nuestra obligación es nuestro compromiso para con los demás y para con nosotros mismos, nuestro compromiso en dejar este mundo mejor que nos lo encontramos. Que no podemos permanecer pasivos antes las desigualdades y antes las injusticias.

Por eso soy POLITICA, por eso soy SCOUT.

BUENA CAZA

Juany

Empecé en los souts como monitora, he trabajado en ONG con emigrantes, formando a voluntarios en el tiempo libre. Soy Graduado Social y Licenciada En Filosofía y Letras, por Pedagogía. Actualmente trabajo de Orientadora Educativa. También soy madre de dos niñas preciosas, a las que creo que este mundo les va a complicar la vida.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

4 Respuestas a “El valor de la palabra dada.”


  • Dromedario Tenaz

    Todo lo que dices se puede hacer sin ser político profesional y cobrando dinero por hacerlo. Personalmente mi ética scout me impide vivir de ello.

  • Me parece muy bien que el haber estado en un grupo scout ahora haga que se sienta más comprometida con su comunidad.

    Pero hay algo que encuentro incongruente , pero que obedece más, a la manera en que hablamos. Me refiero a eso de decir lo importante que es la palabra dada y cumplirla y luego si ya no se está activo en un grupo scout, el decir que “he sido scout” . Si se ha hecho una promesa como la Scout… nunca se deja de ser Scout se promete para toda la vida… Por eso lo de la famosa frase de :
    “Una vez Scout siempre Scout”

  • El problema de los tópicos es que nos los creemos sin comprobar que son verdad. Soy scouts, aunque en la frase del artículo aparezca en pasado, cada uno que lo interprete como quiera.
    Y el identificar al político como alguien que vive de ello es un tópico.
    Soy funcionaria, aprobé mi oposición con mi propio esfuerzo y el de mi familia. No necesito la política para vivir, pero sí para cambiar las cosas.
    Creer que todos los políticos estamos aquí para ganar dinero es una creencia falsa. Y yo también tengo ética, y esa ética no me deja sentarme en el sillón sin hacer nada como explico en el artículo. Podéis o no estar de acuerdo, pero no me podéis tachar de falta de ética por una creencia falsa.

  • Nos quejamos de nuestras instituciones, de lo mal que va el pais, pero cuando alguien da el paso y se ofrece para trabajar por su ciudad también le ponemos pegas. Asi va España.

Añade un Comentario