Scouts en la ficción, episodio 59: Hogar dulce hogar

Seguimos recorriendo la Historia gracias a las películas. Hoy os traemos un clásico, Hogar dulce hogar, una película de 1952 con el gran Cary Grant, muy de valores scouts. Siento la calidad del vídeo. No he encontrado nada mejor.

El Scout sonríe ante peligros y dificultades, ¡Que tengaís un buen lunes!

Gracias de nuevo a Xulio por este lunes de cine. Si a tí también se te ocurre algún episodio, puedes escribirnos a blog [arroba] larocadelconsejo [punto] net, mandarnos un tuit o dejar un mensaje en nuestra página facebook y lo publicaremos en los lunes de cine

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

1 Respuestas a “Scouts en la ficción, episodio 59: Hogar dulce hogar”


  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Es curioso como empieza la escena. Una reunión de los BSA y lo primero que hacen es un saludo honorífico a su bandera y recitar lo que ellos llaman el Pledge of Allegiance:

    “I pledge allegiance to the Flag of the United States of America, and to the Republic for which it stands, one Nation under God, indivisible, with liberty and justice for all.”

    Lo que en castellano vendría a ser el “Juramento de lealtad”:
    “Juro lealtad a la bandera de los Estados Unidos de América y a la República a la que representa, una nación sometida a Dios (las raíces cristianas de los estadounidenses son muy fuertes y consideraron que debían agradecer de algún modo los dones que recibieron, aunque esta parte fue añadida en 1954) , indivisible, con libertad y justicia para todos”.

    Estoy seguro de que este juramento a muchos les parecerá muy “facha” y una “comedura de coco”, pero mira tú por donde tiene su origen en un socialista, Francis Bellamy, quien lo redactó en 1892.

    Siempre me ha gustado el sentimiento patriótico que demuestran los norteamericanos, porque me parece una manera de conseguir que la gente se sienta orgullosa de lo que han conseguido trabajando en común. Porque de eso se trata en esta ceremonia, de hacer recordar a la gente que son una comunidad de personas que han dejado de lado muchos de sus intereses particulares para buscar el bien de todos, bajo un marco de libertad y justicia.
    Cuando todos trabajamos juntos se consigue casi cualquier meta que propongamos.

    Eso es el patriotismo, y no tiene nada de malo en sí (salvo que lo llevemos al extremo de despreciar al resto de comunidades). Y es por eso por lo que me hacen gracia aquellos que reniegan de banderas o símbolos como si fuesen la peste…sin pararse a pensar lo que en realidad significan.

Añade un Comentario