El joven BP, o el arte de enseñar historia scout

bp a los 6Infumables.

Es lo que me parecían las biografías de personajes cuando era chaval. Como no me las revistieras de aventura o relatos heroicos no las soportaba.

Pero si bajabas el personaje a la tierra, contabas alguna anécdota de su infancia, algún chascarrillo gracioso y algún hecho importante con mucha salsa para que impactase…entonces era otra cosa. Siempre que el relato fuese breve, claro está.

Cuando crecemos tendemos a olvidar esas claves. Nos dejamos llevar por nuestro conocimiento y nuestro modo de entender el mundo. Nos emocionamos y apabullamos a nuestros chavales con datos que a la mayoría les importa un pepino.

Con la historia del escultismo no iba a ser distinto. Hay que bajar a su terreno, volver a meterse en su piel y contar las cosas como lo haríamos a un amigo a la edad correspondiente.

bp 3 yrsY por supuesto A PEQUEÑAS DOSIS. Esta es la clave del asunto. Debemos saber despertar la curiosidad y luego ir alimentándola poco a poco, y eso vale para cualquier aspecto, no sólo la historia. Si no lo hacemos así los chicos se aburrirán y se limitarán a cumplir con los juegos que les resulten divertidos hasta que se cansen.

Por supuesto que con la historia del fundador ocurre lo mismo.

Si comienzas a contarles que nació en el año tal, en la ciudad de pascual y en el seno de la familia mengana…¡¡¡ufff!!! ¡Olvídate!

Pero si comienzas con unas fotos divertidas como las que podéis ver aquí, les cuentas que esas eran las ropas de los niños pequeños en la época victoriana y les pones como ejemplo el episodio de los Simpsons “un nuevo hogar”, basado en 1895 empezarán a reírse e interesarse por lo que les cuentas.

simpsons 1895

Si luego sigues con su capacidad para dibujar con ambas manos a la vez y les invitas a probar, les sigues intrigando.

Y terminas con sus historias estudiantiles en el colegio de Charterhouse, donde se le conocía con el mote de “Bathing goalkeeperTowell” (toalla de baño), porque en inglés sonaba casi igual que su apellido (Baden-Powell)…pues terminas de
conectarles con el personaje.

Unas pocas aventuras sobre sus hazañas y peculiaridades como portero del equipo de fútbol (como su costumbre de descalzarse o de gritar y agitar los brazos cuando el delantero rival se dirigía hacia él), sus peleas con los chicos del barrio, sus escapadas al bosquecillo de los alrededores (donde sus escaramuzas con los profesores y los conejos silvestres pueden ser la estrella),  o los viajes en bote con sus hermanos por los ríos del país, terminarán por ilustrar la historia.

Y punto.

charterhouseSólo unos esbozos, que hoy día resultan aún más sencillos con la ayuda de la informática, para introducir al fundador del movimiento.

El resto de curiosidades se las vas dando poco a poco. Sin agobiar.

Las aventuras de Baden-Powell invitan a crear una fantástica conexión con nuestro pasado y en muchas ocasiones dan pie a la práctica de las técnicas básicas (señales, pistas, huellas, pionerismo…). Proporcionan la historia adecuada durante la charla para crear la necesidad y el ambiente precisos que inducen a trabajar a la mañana siguiente sobre lo que se habló el día anterior.

Esa secuencia de historia amena a la luz de la hoguera (o similar), enseñanza práctica al día siguiente, y juegos para utilizar lo aprendido es la base que utilizaría BP ya en el campamento de Brownsea, y sigue siendo (o por lo menos debería) la base de nuestro escultismo actual.

Utilicemos recursos novedosos pero no nos olvidemos nunca de utilizar los clásicos. Aquellos que nos proporcionan ese vínculo con el pasado y que nos hace ser diferentes del resto de asociaciones de tiempo libre. Aquello que nos proporciona la magia, la motivación y el deseo de vivir la aventura.

matabelesLas aventuras entre los Matabeles, las ingeniosas estratagemas para despistar a los Boers en Mafeking…todo ello fomenta dicho deseo y hace que los chicos se sientan especiales.

Así pues, no dejéis de releer algunas biografías que os harán conocer mejor al personaje y os proporcionará herramientas útiles para el objetivo educativo. Existen muchas y variadas, incluso en formato cómic, donde se cuentan anécdotas de modo breve y entretenido, y que os servirán para preparar esos minutos de charla histórica.

Porque me resulta muy triste que algunos muchachos desconozcan nuestras raíces hasta el punto de no saber qué es Mafeking (aunque sea el nombre de su Tropa) o incluso quién era ese tal BP.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

3 Respuestas a “El joven BP, o el arte de enseñar historia scout”


  • Jorge Giraldo COLOMBIA

    Hace muchos años atrás tuve la oprtunidad de leer “El Joven BP”, una de las pocas biografías que existen acerca de la infancia de Baden Powell, escrita por el escritor inglés George Catherral.

    Desafortunadamente, nunca he podido volver a conseguirlo, ni siquiera en internet. Si saben cómo puedo obtener una copia de este libro, le agradecería mucho.

  • Jorge Giraldo COLOMBIA

    Corrijo, el autor es Arthur Catherall.

  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Estimado Jorge:
    Efectivamente ese libro es muy ameno. Yo conseguí el mío por internet en una librería de 2ªmano, pero no es sencillo. La versión original en inglés sí que está en la red. La puedes encontrar el la página The Dump, de los scouts de Canadá.
    Por cierto, en este mismo blog os hablamos de un nuevo cómic sobre los primeros años del fundador: https://blog.larocadelconsejo.net/2016/11/exito-crowdfounding-comic-el-joven-bp-disponible-compra/
    Un apretón de zurda.

Añade un Comentario