¿Por qué dejar que mis hijos se inscriban en los scouts? – 2ª parte

DSC_1261Os contaba el otro día la necesidad de concienciar a los padres y educadores de algunos de los problemas que conlleva nuestro modo de vida actual (tecnológico y sedentario), y cómo el escultismo puede proporcionar una respuesta.

Hoy quiero incidir en otro aspecto que a veces pasamos por alto.

La sobre-estimulación de los niños mediante dispositivos electrónicos.

Ya os hablé al respecto en el artículo sobre la nomofobia, pero permitidme que os traiga ahora la opinión de Catherine L’Ecuyer.

Catherine L’Ecuyer es una investigadora canadiense especializada en educación infantil, y que vive en Barcelona. Ha publicado un libro titulado “Educar en el asombro” (editado por Plataforma), en el que sostiene que uno de los problemas de hoy es que los padres saturan a sus hijos desde que son bebés con aplicaciones para tabletas, idiomas y todo tipo de actividades que les apartan del juego (deberes excesivos), la naturaleza y el silencio.

catherineEcuyer3

Todo ello les causa una «sobrestimulación» que, según la autora, atrofia su capacidad de interesarse por el mundo y les predispone a la apatía y al fracaso escolar.

Es muy habitual que los padres quieran estimular a los niños desde edades muy tempranas. Los niños (desde bebés) 10377602_1503226183282452_3574654632634122323_nviven en un entorno lleno de ruido, prisas e imágenes y los adultos pensamos en que eso los hace más despiertos y que es positivo. Pero la verdad quizá sea bastante diferente y los estemos abocando a una futura frustración.

Hacemos a los niños altamente demandantes y si no obtienen lo que quieren se verán decepcionados. La tolerancia a la frustración además se ve disminuida porque tratamos de que los chicos no molesten y les satisfacemos con inmediatez…hasta que ya no podemos.

L’Ecuyer lo explica del siguiente modo:

El proceso de aprendizaje se hace desde dentro hacia afuera. Si suplantamos la estimulación natural del niño con estímulos desde fuera hacia adentro, sustituimos su proceso natural de descubrimiento del mundo y anulamos su capacidad de asombro. El niño se vuelve pasivo y llega un momento en que se hace adicto a la estimulación.

(Parece bastante evidente su argumento: si se acostumbran a que nosotros les demos los estímulos…ellos no se van a molestar en buscarlos, y al final ni queriendo sabrán hacerlo).

En su libro cuenta cómo varios ejecutivos de Silicon Valley han prohibido las tabletas a sus hijos, a pesar de que tienen muchas aplicaciones educativas.

No está comprobado que tengan beneficios para los niños. Las películas, los videojuegos, el ordenador, aunque sea con fines educativos, exigen poco esfuerzo mental. Hay niños que saben lo que es una vaca porque la ven en el iPad, pero nunca la han tocado ni olido”.

outdoors-girl

Para esta psicóloga es necesario un equilibrio y una vuelta a las actividades “de toda la vida”, porque son tremendamente educativas. Hasta el aburrimiento es interesante desde el momento que “supone una chispa para la creatividad”. De la necesidad surge la inventiva.

team-building-a-ladder-2El correcto desarrollo de nuestros chicos no precisa sólo de horas de conocimientos. El tiempo de ocio dedicado al juego (todos los cachorros juegan, es la escuela de la naturaleza por excelencia), a la interacción con otros muchachos y a la exploración de su entorno contribuyen a hacerlos SANOS (las salud, tal y como define la Organización Mundial de la Salud, no sólo comprende el plano físico, sino también el psíquico y el social). Porque sólo desde esa salud serán capaces de disfrutar una vida de adultos llena de alegrías y afrontar adecuadamente los problemas.

Y nosotros, en el desarrollo de nuestro programa scout, aportamos nuestro grano de arena para conseguir ese equilibrio y que nos permite educar a mejores personas para un mundo mejor.

Comparte con otros... Share on Facebook13Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “¿Por qué dejar que mis hijos se inscriban en los scouts? – 2ª parte”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario