Invencible, la película.

155x220xinvencible-unbroken.jpg.pagespeed.ic.BGVMYE5upTEstas navidades ha llegado a la cartelera una película basada en una historia verídica.

Se trata del largometraje “Invencible” (“Unbroken” en el original, dirigido por Angelina Jolie), y que nos cuenta la historia de Louis Zamperini, un atleta (corría los 5.000 mts), que participó en los Juegos Olímpicos de 1936 (los famosos juegos de Berlín de la Alemania nazi).

Famosa fue su “travesura” de encaramarse a un mástil con el fin de llevarse una de las banderas del cuartel general del mismísimo Adolf Hitler como souvenir, cosa que no consiguió pero que pudo haberle costado la vida. Afortunadamente el comandante alemán de turno tuvo en cuenta su juventud (tenía sólo 19 años) y lo consideró sólo una tontería propia de la edad.

Posteriormente se alistaría en el Ejército Norteamericano donde sirvió a bordo de un B-24 para combatir contra Japón en la 2ª Guerra Mundial. En 1943, en plena contienda, sufrió un accidente y hubo de sobrevivir durante 47 días en una situación crítica, sin agua ni comida. Para terminar de empeorar las cosas los japoneses lo acabaron haciendo prisionero de guerra, y es ahí donde empezaron realmente sus penurias.

¿Y por qué traigo esta peli a nuestro blog?

Pues porque Zamperini fue scout.

En la edición de 1944 de Boy’s Life (la revista oficial de los BSA) apareció un artículo dedicado al mundo de los héroes deportivos, incluyéndole a él y a su historia del robo de la bandera nazi.

bandera

Zamperini era hijo de inmigrantes italianos, su familia no hablaba inglés y sus primeros años fueron muy difíciles y caóticos. En el colegio sufría con frecuencia abusos y burlas por su condición y su dificultad de expresión. Con el fin de que pudiese defenderse su padre lo enseñó a boxear, y quizá el remedio fuese peor que la enfermedad pues se dedicó a zurrarle a todo el mundo y hacer todo tipo de tropelías con ayuda de su banda, incluyendo el robo.Louis_Zamperini_at_announcement_of_2015_Tournament_of_Roses_Grand_Marshal

Su hermano mayor trató de encauzar aquella agresividad hacia el deporte y los resultados fueron magníficos, pues (como os contaba al comienzo) llegó a formar parte del equipo olímpico.

Y como os decía el escultismo fue otro de los pilares en su juventud. En contestación a una felicitación de cumpleaños que recibió en 2011 (y de la que se hace eco el estupendo blog “Bryan on Scouting”) por parte de un dirigente de los BSA, llegó a afirmar

el escultismo fue la primera cosa buena que me ocurrió en la vida”.

Las técnicas y valores que le enseñaron en sus años de scout, unidas a un espíritu indomable, se revelaron fundamentales para ayudarle a salir de la situación a la que se enfrentó tras aquel accidente aéreo ocurrido en abril del 43. Las técnicas de primeros auxilios tras el impacto, los recursos de supervivencia (pasaron 47 largos días en una balsa), la confección de nudos (durante los intentos de evasión) y por supuesto la capacidad de resistencia y autodisciplina que aprendió en el desarrollo de su carrera deportiva sin duda ayudaron a que saliese vivo de aquel entuerto.

Una frase suya es toda una exaltación del Lema Scout “Siempre Listo” (en inglés “be prepared” o estad preparados):

“La mejor manera de afrontar cualquier reto…es ESTAR PREPARADO para él”.

unbroken01
Si tenéis la oportunidad id a ver la película. Es todo un ejemplo de superación ante la adversidad.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Invencible, la película.”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario