El Prisionero, un fantástico cortometraje de Martín Deus

El Prisionero, cortometraje de Martín DeusTrasteando por la red me he encontrado por pura casualidad este fantástico cortometraje. Una realización muy profesional con una fotografía excelente y una música cautivadora.

El Prisionero, Venezuela 2012, relata la historia de tres Scouts participantes de un gran juego de estrategia en las Montañas de Mérida.
El grupo se ha dividido en dos bandos para perderse en las montañas durante los tres días que dura el juego. Un dia, dos jóvenes del equipo rojo encuentran en el camino a un contrincante del equipo amarillo y deciden tomarlo como prisionero, lo que en principio no está considerado en las reglas del juego. Y lo que empieza como una rivalidad termina como amistad.

El autor, Martin Deus, lo describe así en su web:

Atrapar, emocionar, dejar pensando. El cine nos proporciona sutiles herramientas para lograrlo. Herramientas que no son sino trucos, como los trucos de magia: con ellos construimos complejos universos, seres llenos de pensamientos y emociones, particulares relaciones humanas. Todo eso allí donde no había más que una página en blanco, como un conejo que sale de una galera en la que hasta hace un instante no había nada. El oficio de director y el de mago comparten similitudes.
Aún en las películas más naturalistas, aún cuando se cuentan las historias más verídicas, el cine es construcción, es artificio, es un truco de ilusionismo. La realidad por sí misma no entretiene ni emociona, hay que saber contarla.

En caso del Prisionero, creo que el gran desafío, el gran truco de magia, está en contar un relato de acción sin más elementos que tres personajes en el medio de la nada, sin más escenografía que el inalterable paisaje natural ni más utilería que lo que pueden llevar estos tres personajes en sus mochilas. Se trata muchachos que recién empiezan a ser adultos, y lo que los convoca no es más que un juego, pero es un juego que tiene un gran valor para ellos. Están jugando a la guerra y se están jugando la valentía, el coraje, la posibilidad de ganarse el respeto de los demás. Están jugando a la guerra, a ganar o morir en el intento. Están haciéndose hombres y generando lazos de amistad.

El cortometraje, como os decía, tiene una realización muy profesional como se puede ver en el set de fotografía que podemos ver en la página Facebook del proyecto:

El Prisionero, realización

También comparten un vídeo que da idea de la dificultad de rodar en las montañas.

La Roca contactó con Martin Deus que nos contó:

Me alegra mucho que os haya interesado mi corto y que el universo scout en el que se enmarca la historia pueda servir como punto de reflexión e intercambio de opiniones. Me parece un gesto de lo más correcto pedirme permiso. Desde ya que contás con él, tanto para insertarlo como para publicar el material que mencionás.

Yo fui scout de chico y tengo muy buenos recuerdos, sobre todo de los campamentos y actividades al aire libre que hicimos. Tener trece años y jugar a sobrevivir en medio de la naturaleza por un par de días es una experiencia fabulosa. De más grande, creo que tuve algunas objeciones ideológicas con respecto al orden jerárquico en el que se funda y por muchos parecidos que tiene con el mundo militar, en el cual tuvo justamente su origen. De todas maneras, creo que lo más probable es que haya dejado, simplemente porque uno va creciendo y cambiando de grupos y afinidades. Entiendo perfectamente que haya gente apasionada por el escultismo y creo que fomenta valores y relaciones de amistad formidables.
Tengo que aclarar que mi verdadero interés al filmar El Prisionero era hablar sobre roles y vínculos que se generan a cierta edad entre los varones y sobre cómo a algunos chicos les cuesta encontrar su lugar en un grupo o no saben si luchar o resignarse al concepto que los demás se han hecho de ellos. Quizás sea el comienzo de un largo camino que nunca se termina, el de tratar de encontrar el lugar de uno en el mundo. Esta experiencia generacional, creo que bastante universal, excede completamente el mundo scout. Algunos scouts se ofendieron un poco con El Prisionero, sintieron que mostraba mucha violencia y rivalidad que no tienen nada que ver con la actividad scout. Puede que tengan razón. En todo caso, creo que la actividad scout no está exenta de lo que pasa en el mundo exterior, en las sociedades que la conforman. Hace algunos años, me impresionó mucho la noticia de un chico que había terminado en coma tras pasar por una especie de bautismo o rito de admisión a una patrulla scout de un colegio católico y de clase alta chileno. Dicho rito implicaba golpes y maltratos vejatorios. ¿Es responsable la institución Scout de estos hechos? En lo personal, creo que no.
Espero que el corto sirva para que más gente opine y converse sobre el tema. Espero también que los scouts se vean retratados con cierta honestidad y respeto. Casi todo lo que pasa en el corto es pura ficción, pero me asesoré mucho con dirigentes para que todo fuera lo más verosímil posible.

Y ya sí, el cortometraje El Prisionero. Os recomiendo verlo a pantalla completa, merece la pena.

Ficha técnica:

    Actúan: Juan Pacheco, Deivi Duarte y Fernando Pachano
    Dirección: Martín Deus, Juan Chappa y Omar Zambrano,
    Fotografía: Michell Rivas
    Arte: Giovanny Rangel
    Vestuario: Mikhaela Toledo
    Sonido: Miguel New
    Música: Moisés Pirela y Juan Carlos Bueno
    Montaje: Alberto Ponce
    Guión: Martín Deus
    Producción ejecutiva: Omar Zambrano
    Producido por: CNAC, Primeras Voces y Froid International

Agradecemos a Martin Deus por su inestimable colaboración para la redacción de este artículo. Más información en la web del autor, www.martindeus.com.ar, en la web de la productora FROID International, y en la página Facebook del corto.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter2Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “El Prisionero, un fantástico cortometraje de Martín Deus”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario