El uniforme scout 4. ¿”Why the uniform”?

10402709_10152546540423651_1788534870171435492_nEs curioso cómo algunas personas se agarran a determinadas frases del fundador sacadas del conjunto para justificar sus puntos de vista. Y lo más gracioso es que cuando les quieres hacer ver tu perspectiva basándote precisamente en los patrones del propio Baden-Powell… te acusan a ti de salirte del contexto.

Ser totalmente fieles a este pensamiento, al espíritu más que a la letra, nos parece la única manera de inventar sin cesar un escultismo joven, vivo, adaptado a cada generación de jóvenes…”

Esta frase se esgrime por doquier para justificar cualquier cambio sea o no lógico, sea o no mejor, incluyendo aquellos referentes a la uniformidad.

Nunca he sido capaz de encontrar el texto completo original en el que debe estar inmersa (por cierto, que si alguien lo tiene le agradecería mucho que me lo pasase), aunque se parece mucho a esta otra que sí está bien ubicada:

“No dejéis que lo técnico supere a lo moral. La eficiencia en campamento, la habilidad para vivir en los bosques, el campamento, la excursión, las buenas acciones, la camaradería de los jamborees…son todos medios, no fines. El fin es el carácter, con un propósito, el que la próxima generación sea sana a pesar de vivir en un mundo insano y desarrolle la realización más alta de servicio”. The Scouter, 1939

Así que el fundador tan sólo nos cuenta que el juego debe tener siempre ese propósito educativo, dejando de lado algunas actitudes de miras cortas por las que algunos dirigentes se centraban tan sólo en hacer de sus chicos los mejor uniformados, los mejores pioneros o los mejores rastreadores. Simple y llanamente eso. No tiene nada que ver con renovar la imagen.

Lo que pensaba el fundador de la uniformidad está muy claro, y para ilustrarlo me voy a permitir traeros aquí un capítulo del libro “27 años con Baden-Powell” de E.K.Wade.

27years4¿Y quién es este tal Wade para que su palabra tenga tanto valor?

Pues no es éste….sino ésta.

Eileen K.Wade fue la secretaria personal de BP durante casi todo el periodo en que el Jefe estuvo dedicado al escultismo. Los 27 años del título, en los que estuvo trabajando sin descanso junto a él y con quien llegó a establecer una genuina amistad.

Y… ¿por qué es su versión tan relevante?

Pues por las propias palabras que le dedicó el fundador al abandonar Inglaterra camino de Kenya para pasar sus últimos días:

Mucha gente querrá escribir sobre mí cuando me haya ido, pero yo quisiera que lo hicieses tú, porque tú me conoces como soy en realidad”

Cuando BP murió Eileen se encontró con que le había legado un precioso tintero de plata. Tintero que tantas veces había usado el propio Jefe. Ella enseguida se percató de que se trataba de un recordatorio para que hiciese lo que le pidió.

Finalmente el libro salió a la luz en 1957, para las bodas de oro del movimiento.
El capítulo mencionado dice así:

Why the uniform?- ¿Por qué el uniforme?

“Hablaba recientemente por teléfono con una amiga quien me señaló que si fuese millonaria daría a cada scout del movimiento un sombrero adecuado y les pediría que lo llevaran. “Qué alegría daría”, me contaba, “ver a los scouts vistiendo como scouts, aunque sólo fuese en ocasiones formales”.

Supongo que lo que en realidad importa es lo que hay en el interior de la caja, y no la tapa, pero para el fundador el sombrero scout, como cada una de las demás partes del uniforme, tenía una significación “casi espiritual”. Los primeros chicos que lo llevaron tuvieron que lidiar con la sensación de ridículo, y a base de tragárselo y perseverar  consiguieron la admiración y el respeto general  por el uniforme.

Incluso en Escocia, donde los muchachos habrían preferido llevar su boina tradicional, se rindieron a la opinión de su Jefe por un sentido de lealtad y con la finalidad de preservar la uniformidad en el escultismo.Scouting_for_Boys_Part_III_1908

El sombrero distinguía al scout de cualquier otro muchacho del mundo.

Veo en ello (escribía el Jefe), un valor más allá de una simple manía en el vestir. Un uniforme esconde todas las diferencias de estatus social y sirve a la igualdad. Pero más importante aún, salva las diferencias entre países, razas y credos, y hace que todos se sientan miembros  de una gran hermandad.

Por su sombrero, sus pantalones cortos y su bordón se conoce al scout, y su uniforme no es sólo un disfraz, sino que ha sido diseñado cuidadosamente con el fin de que fuese práctico para su función. Llegó a ser reconocido como el signo externo de todo aquello por lo que el escultismo abogaba.

En los primeros tiempos la mayor parte del uniforme se confeccionaba en casa. Una  camisa ordinaria podía teñirse y un par de pantalones  paternos se cortaban para convertirlos en bermudas. Pero el sombrero tenía que comprarse. Para ello se debía ahorrar y por eso se cuidaba como oro en paño. Era apreciado como un tesoro y se llevaba con tres impresiones para recordar las tres partes de la promesa.

El sombrero scout original llevaba sus iniciales “B.P.” de “Boss of the Plains”, el sombrero confeccionado por Stetson. Lo llevaban los miembros de los Alguaciles Sudafricanos (creados y dirigidos por BP durante la Guerra  de Sudáfrica), como algo distintivo y práctico. Protegía la cara del sol y de la lluvia, proyectaba sombra sobre los ojos cuando se exploraba la lejanía, era útil para llevar agua a los caballos, para oxigenar el fuego, transportar agua en emergencias y muchas otras indicaciones. Se adaptaba a todos los climas y aún es portado por la Policía Montada del Canadá.

Se han hecho muchas sugerencias para la celebración del centenario del nacimiento del fundador y del 50 aniversario del Escultismo. No creo que ninguna le hubiese gustado tanto como el regreso al movimiento del sombrero scout, al que defendió tan vigorosamente  ¡como hizo con Maféking!

Y como el sombrero, cada parte del uniforme tenía su especial significado y encanto. Es difícil hoy día darse cuenta de la sensación que causó en 1908 la aparición de scouts en bermudas. Los chavales pequeños en aquella época llevaban bermudas largas, por debajo de la rodilla, mientras que los más mayores llevaban bombachos o pantalón largo. Al proponer las bermudas el fundador tuvo que batallar con bastante oposición, ya que se le argumentaba que los chicos podían coger frío al llevar las rodillas al aire. Su respuesta a ello tomó la forma de una caricatura que mostraba un par de rodillas desnudas, con unas narices pegadas, y unos pañuelos que las limpiaban.

(c) The Scout Association; Supplied by The Public Catalogue Foundation

Se obsequiaba a los scouts con todo tipo de adjetivos, y los chicos tuvieron que ser fuertes y aceptarlos con una sonrisa. “No importa que os llamen ‘rodillas con costras’,” escribió Rolland Philipps en sus “Cartas a un Guía de Patrulla”, “mientras no estéis llenos de costras en vuestro interior”. Conforme el escultismo se desarrolló y las bermudas empezaron a ser comunes, incluso entre los hombres, el hábito de llevarlas se propagó por todo el país. Pronto se percataron de que la libertad de movimientos que proporcionaban era una ventaja al jugar, además de ser ventajosos para la economía familiar de unos chicos en pleno crecimiento.

La pañoleta scout, en forma de pieza triangular sobre la espalda, fue diseñada por su uso práctico, no por la belleza que pudiese poseer.  Proteger la parte posterior del cuello del ardiente sol, la nariz y la boca del polvo del camino, como paño de emergencia, o como almohadillado, como vendaje triangular, como tiras para una camilla…habían pocas utilidades para las que no se pudiese usar. En los juegos servía como marca o referencia y en tiempo frío podría anudarse para proteger el pecho.

Se le ataba un nudo adicional al frente para recordarle al scout su deber de realizar una buena acción diaria, y cuando se hacía, se soltaba.

la insignia woodbadgeLa pañoleta scout original era de color verde, como la que llevaban los Alguaciles pero conforme se creaban nuevas tropas por doquier se adoptaron colores distintivos, dando una agradable tonalidad arco-iris a las grandes asambleas. El “pañuelo de Gilwell”, con su trozo de tartán MacLaren, es una variedad conocía en muchos lugares en la actualidad, y era una que al fundador le enorgullecía portar. En sus viajes alrededor del mundo, la Guía Jefe también gustaba de llevarla por todos los rincones del globo.

El origen de las ligas y las borlas es interesante y quizá se le haya pasado por alto. Una simple trenza de lana, del mismo color de las medias, atadas por debajo de la rodilla y con un doble propósito. Tanto mantener sujeta la media como servir de suministro de lana para repararlas.  También se pueden sacar hebras de la misma para otros propósitos, como atar un manojo de flores…

El bordón formaba  parte integral del uniforme y todos los scouts lo portaban. Sus usos eran demasiado numerosos  como para mencionarlos, pero fueron continuamente descritos e ilustrados por el Fundador. Entre ellos la elaboración de camillas, el rescate de patinadores que se habían colado a través del fino hielo, el vadeo de ríos, ayuda en la subida de montañas, o las estimación de alturas y distancias. El bordón del scout era como él mismo, uno entre un montón pero con sus propias características.

10712997_10152546536303651_5831007928896814213_nPodía tallarlo para ilustrar su progreso scout, o usarlo  como otras personas utilizan un diario de anotaciones. Al escribir sobre el bordón el Jefe señaló:

Al ojo del profano son bordones scouts no son sino palos de escoba, pero para el scout es diferente. Su bordón, decorado con su propio tótem y signos es distintivo. Como su bordón, entre una muchedumbre es un individuo único, son sus propios rasgos, su propio carácter, su propio potencial. Puede ser uno entre una multitud pero posee su propia entidad.

El bordón formó parte del propio equipamiento del Jefe en todas sus aventuras de ultramar y demostró ser una valiosa compañía. Uno de sus dichos favoritos era: “una sonrisa y un bordón te sacarán de cualquier dificultad”

El bordón scout formaba parte del uniforme hasta tal punto que las primeras muchachas guía, al imitar a sus hermanos, no sólo se llamaron a sí mismas “chicas scout” sino que también llevaban bordones. En el bautizo de Heather Baden-Powell, celebrado en 1915 en Ewhurst, las chicas de la Escuela Roedean, ataviadas con sombreros y bordones scout, formaron la Guardia de Honor.”

Sí, sé que es un poco largo, pero me pareció interesante ver la idea que tenían los que realmente trabajaron con el ideólogo del movimiento sobre este tema 50 años después de que se iniciase la aventura.

El próximo día más, que al final voy a escribir una enciclopedia, je,je.

 

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

3 Respuestas a “El uniforme scout 4. ¿”Why the uniform”?”


  • Marcelo Burgos

    Excelente Blog!!!!!!! concuerdo totalmente contigo es muy fácil de sacar de contexto frases de BP para conveniencia de algunos, te pido ayuda si sabes donde puedo conseguir la versión en español de The Chief y el libro 27 años con Baden-Powell” de E.K.Wade completo te agradecería ( que gracias a ti conocí esta parte de la historia del escultismo)
    DESDE YA MUCHAS GRACAIS
    siempre alerta

  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Querido hermano Marcelo:
    Gracias por tus palabras. Espero que el conocimiento de la historia de nuestro movimiento sirva para que entre todos sepamos fortalecerlo como merece.
    En cuanto a los libros que me comentas…me temo que no están traducidos al castellano ninguno de los dos (por lo menos yo fui incapaz de localizarlos). El primero de ellos (“The Chief”) es fácil de encontrar en la red en formato PDF por lo que supongo que ya lo habrás conseguido. En cuanto al segundo…yo tuve que comprarlo al final en una página de internet (iberlibro) que vende obras antiguas de segunda mano y a un precio muy asequible. En todo caso la página http://www.pinetreeweb.com/wade05.htm cuenta con algún capítulo del mismo por si quieres echarle un vistazo (además de muchísima información interesante).
    Un apretón de zurda.

Añade un Comentario