Blog Action Day 2014: la historia de como David venció al bullying gracias a los Scouts

blog action day 2014Hoy es The Blog Action Day, el día en el que miles de blogueros de todo el mundo ponen el foco sobre un mismo tema para ayudar a concienciar a la gente. Este año el tema elegido es la desigualdad y puedes seguirlo a través de las etiquetas #BAD2014 o #Inequality.

Hoy miles de blogs hablan sobre desigualdad y puesto que La Roca es un lugar scout y nuestra mayor preocupación son nuestras y nuestros Scouts y Guías, la desigualdad de la que hoy hablamos es el bullying, el acoso indiscriminado e injusto que sufren muchas niñas y niños. Hoy conocemos una historia con final feliz.

Esta es la historia de David, un chico que superó el acoso escolar gracias a los Scouts:

David en la tropa del Severo Montalvo

Hola a todas y todos,

Mi nombre es David y tengo 25 años. Nací en Águilas, un “Pueblo de Artistas” según nuestro paisano más internacional, Paco Rabal. Actualmente vivo en Murcia con mi pareja en un apartamento bastante pequeño a la par que acogedor. He estudiado Integración social y actualmente me estoy formando para convertirme en Interprete de Lengua de Signos. He sido librero y ahora trabajo de camarero de forma ocasional para pagarme los estudios. Ah, y también soy Scout.

Hasta aquí parece la historia de un chico normal y corriente, que realmente es lo que soy, pero no estoy aquí para hablar tanto de mi presente sino para centrarme más en algo de mi pasado. Montémonos en el Delorean y viajemos hasta hace aproximadamente… 20 años para desde ahí ir acercándonos hasta nuestros días.

En mi infancia, fui un niño que no disfrutaba del colegio por el hecho de que no tenía amigos. Ninguno. No había nadie a quien yo pudiera llamar amigo o amiga en el sentido de la palabra en la que lo puede entender un niño. Yo jugaba con mis compañeros, por supuesto, pero en estos juegos yo salía perjudicado, quizá por que siempre me tocaba a mi buscar en el escondite, o por que las trampas cuando recaían sobre mi eran válidas al contrario que para mis compañeros que entre ellos nunca se les ocurrían hacerlas. Aún así, jugaba y quería jugar, que al fin y al cabo eso es lo que quieren todos los niños, ¿me equivoco?

Ya un poco más mayor, yo era el saco de boxeo de mi clase, recibía golpes por que si, o me insultaban simplemente por tener las orejas grandes o llevar gafas cosa que no entendía muy bien por que eran motivo de burla en mi persona, cuando había otros compañeros que también tenían sus defectos y estos no eran motivos de burla o golpes.

Un día, sábado por la tarde, mi padre me dijo que fuera a una calle detrás del “Parque Blanco” y que allí había un grupo Scout y que a lo mejor me lo pasaba bien yendo allí y conociendo gente nueva.

No tenía nada que perder, así que cogí mi bici y me encontré en el lugar indicado a un puñado de chicos y chicas en circulo con 4 o 5 adultos en un lado haciendo algo con una bandera morada y como si estuvieran haciendo algo muy serio y formal. Eso me echó un poco para atrás porque yo quería jugar y conocer nuevos chicos y aquello no se parecía mucho a un juego.

Quince días después de aquello estaba en un castillo haciendo mi primera acampada jugando y aprendiendo y disfrutando y mil cosas más junto a algunas de las personas a las que hoy, 15 años después, todavía tengo el privilegio de llamar amigos.
Estar allí era fácil. No tenía que hacer nada más que unirme al grupo y jugar. En la patrulla en la que entré, al igual que en todas, todos éramos importantes. ¡TODOS!

Allí daba un poco igual como fueras, si tenías ganas de participar y de disfrutar, no importaba. ¿Eres tímido? da igual, ¿nervioso? que más da, lo importante es que quieras estar aquí, que participes y te sientas parte del grupo.
Jugar… para aprender, porque esa es la autentica finalidad de este Gran Juego al que llamamos Escultismo: Aprender. Aprender a ser personas integras y que piensan por si mismas, que se preocupan por su sociedad y que pretender dejar este mundo algo mejor que de la forma en la que se lo encontraron.

Desde que me acerque al mundo Scout mi vida fue cambiando poco a poco.

Parece que el Método es milagroso y que pasé de la miseria a la gloria en un día, pero no es así.
Si recibes una educación basada en la tolerancia y en el respeto, en que todos podemos aportar algo bueno a la sociedad y en que el mayor tesoro lo puedes encontrar en aquellos que la vida pone a tu lado y puedes llamarlos amigos, te aseguro que tu vida funcionará mucho mejor. Y esto es lo que te da el Escultismo.

!Un abrazo a todos y disfrutad de las pequeñas cosas de la vida.

¡Buena Caza y Largas Lunas!

Firmado: David, Kiri el Colibrí

David, segundo por la derecha

David, segundo por la derecha

Son muchos los que piensan que tener a Bear Grylls en nuestras filas es una ventaja, y no lo dudo, reconozco que me encantaría traerlo a La Roca para entrevistarlo. Pero además de Scout y scouter soy padre. Y como padre de una lobata me reconforta más el éxito de David contra el acoso que mil gestos del famosísimo jefe scout nacional británico.

Podemos conseguirlo. Podemos dar a nuestros chicos y chicas un entorno seguro donde crecer y aprender. Gracias David, no sólo por venir a La Roca a compartir tu historia, te doy las gracias porque como padre tu historia me infunde confianza en los scouters de nuestros hijos.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

4 Respuestas a “Blog Action Day 2014: la historia de como David venció al bullying gracias a los Scouts”


  • Bisonte de Ultramar UNITED STATES

    Yo he compartido con David muchos momentos en mi vida Scout y aunque no tenía los mismos problemas que él, igualmente el Escultismo me ha ayudado a superar malos momentos en mi vida

  • Tejón de Luna. SPAIN

    Aquí un viejo guía de la extinta patrulla Águila, de Tropa Lobo Rojo, y del Grupo Scout Severo Montalvo de Águilas. Soy un par de años mayor que David, y me acuerdo perfectamente del día en que llegó porque entró a formar parte de mi patrulla. Transportándome a aquella época en la que yo sufría muchas inseguridades, me doy cuenta de lo inconsciente que puede uno llegar a ser de niño y de las cosas que uno tiene que aprender, pues recordando viejos momentos veo que en ocasiones yo también fui algo duro con David. No obstante, me gustaría reafirmar que el haber sido partícipe del Movimiento Scout me ha forjado como persona. Constutiye un gran componente que forma parte de todo lo que hago o incluso de cómo pienso, y eso es gracias a la labor de aquellos viejos scouters a los que recordamos con gran cariño, y que, de niños, supieron guiarnos sin que nos diéramos cuenta, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Recientemente, los dos hemos tenido que aparcar (temporalmente, espero) nuestra etapa de Scouters, pero en todo el tiempo que he podido desempeñarla hemos podido ver la evolución de los chavales dentro del grupo, ver que poco a poco se convierten en personas consecuentes con su entorno y respetuosas con los demás. Después de tantos años, este viejo guía, que sale en esas dos fotos junto a David, sigue siendo su amigo, aunque las circunstancias de la vida nos hayan llevado por caminos separados, así que aquel chiquillo, ese al que nadie entendía en el colegio, al final resultó ser una de las mejores personas de las que uno pueda rodearse. No digo que la educación no haya evolucionado desde aquella quinta hacia la tolerancia, pero casos como este evidencian que el Movimiento Scout funciona, que la educación por la acción y la construcción de pequeños ciudadanos conscientes del mundo en el que viven, esa educación a la que también se la llama “El Gran Juego, funciona. Buena Caza.

  • Kiri el Colibrí

    Bisonte de ultramar, a ti te veo mas a menudo, te tengo mas cerca. Pero a Tejón de Luna espero poder ir a hacerle una visita pronto. Hecho de menos un rato de charla y a una gran amigo delante de una buena cerveza.

    El Gran Juego funciona. Cierto. Y como bien dices hemos aparcado nuestra etapa de educadores pero estoy seguro que será algo temporal, a mi vida sin escultismo activo le falta un cachico…

    Espero que nuestros caminos se junten pronto.

    Buena Caza.

  • Me ha encantado esta entrada. Una magnífica historia que además retrata a la perfección eelementos fundamentales de nuestro ideario ¡Muchisimas gracias por compartirla!

Añade un Comentario