Mitologías scouts

scouts gaza

En esta imagen no se ven niños sonrientes corriendo todos juntos en un llano, con árboles de fondo y algunos retoques de Photoshop para que sus rostros brillen más de lo normal. El uniforme scout no aparece en sus versiones de prolijidad obsesiva o desprolijidad calculada para una foto guay del movimiento. Esta imagen la sube en Twitter Raquel Martín, Directora Ejecutiva en España de la Oficina de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, acompañándola con la leyenda. “Los médicos, enfermeros, voluntarios  han trabajado sin parar en los hospitales desde el inicio. Todo mi respeto”.

Lamento que no conozcamos los nombres de estas personas; sus rostros, sus manos, la sangre que mancha la ropa habla por sí misma de lo que están haciendo. Sus pañuelos son las verdaderas Insignias con las que ellos elijen  presentarse en su trabajo voluntario, y con la que nos representan a todos los que formamos parte de la comunidad de ideales del movimiento scout.

Si desconocemos quienes son es porque otra es la ética y la estética que proponen las Organizaciones Scouts, las que eligen otros nombres como “ejemplo” para nuestros niños y jóvenes… es preferible un músico famoso que a los 11 o 12 años fue scout y luego se  fue, que el “desconocido” que orienta su vida en función de los Ideales del Escultismo y que paradójicamente sigue siendo desconocido porque no promovemos los valores que se desprenden de sus obras. Enfermeros, médicos, animadores barriales, jóvenes militantes que en nuestra América Latina fueron masacrados por el Terrorismo de Estado son un claro ejemplo de a quienes desconocemos y que forman parte de la cotidianeidad. Para la imagen institucional si salió en TV y “mide” es mejor… aunque nunca en su vida haya sido scout… aunque su ética esté fuertemente custionada o sea cómplice de genocidios antiguos, de discriminaciones actuales pero si tiene  la voluntad de colaborar económicamente con los Programas de Paz del movimiento será bienvenido y promovido.

Se podrá decir que esto no es así pero basta ver las imágenes que brinda el movimiento sobre sí mismo. Como decía Roland Barthés  imágenes y relatos son sistemas de signos que comunican y el escultismo – si bien tiene orígenes “sangre- sucia” tal como lo podemos ubicar en las históricas tropas de Roland Phillipps – como representación colectiva se constituye  por imágenes y significaciones de la cultura pequeño- burguesa; en un primer momento histórico con cierto militarismo que desde una perspectiva de clase era bien visto en esa época, en la actualidad con imágenes de niños con vestimentas apropiadas a los tiempos que corren, jugando felices por los campos de algún Jamboree en un espectáculo de felicidad excesiva donde no importa lo que se cree sino lo que se ve… de hecho lo que se ve  importa tanto que hasta el Jefe de una Organización Scout puede ser elegido simplemente por tener un programa televisivo famoso de supervivencia.

En esta estética y ética no se niega la utilización de imágenes de personas comprometidas con un cambio real en el mundo, pero podría decirse que se las utiliza a manera de la figura del Santo, como en el caso del Abate Pierre donde su iconografía  sirve como coartada para sustituir la necesidad de justicia por los gestos de caridad. Cuando se trata de jóvenes scouts asesinados en manos del terrorismo de Estado que muestran un perfil humano más cercano a lo cotidiano que la figura del Santo, la elección es el silencio de las Organizaciones sino preguntémonos, por ejemplo, solamente en el caso de Argentina el terrorismo de Estado produjo 30000 desaparecidos, el franquismo en España 115000 ¿No había scouts entre ellos? ¿Cuántas Organizaciones Nacionales en Latinoamérica y en el mundo se han ocupado de hacer un relevamiento de los scouts que han perdido la vida por la apuesta ética que realizaron? ¿Cuántas les hicieron lugar en su memoria institucional? En la actualidad ¿Cuántas distinguirán y promoverán como ejemplo el nombre y la historia de  los jóvenes y no tan jóvenes scouts que en la Franja de Gaza prestan ayuda humanitaria? ¿Cuántas tienen la coherencia de rechazar el apoyo económico de gobiernos que avasallan los derechos humanos?

En la “mitología” que presenta el movimiento el “progresismo” es acorde a la moral liberal y pequeño – burguesa” de allí que los acentos más importantes se realicen respecto de la aceptación de la diversidad sexual o la oposición al maltrato animal, que en las condiciones de exclusión e injusticia social en nuestras comunidades…  A veces en este  “progresismo” liberal pareciera que el escultismo se querría presentar como una asociación juvenil, sonriente, feliz, diversa sexualmente, donde cada uno cree o no cree en lo que quiere, que de vez en cuando junta cosas en las inundaciones o desastres naturales o hace flores de lis con tapitas de gaseosas con el objeto de donarlas para los pobres que siempre van a ser  los otros, aquellos no – iguales a “nosotros” (los scouts guay)… basta recorrer las páginas scouts ¿cuántas acciones de promoción social, emprendimientos productivos, integración sociocomunitaria se hacen desde las comunidades? ¿Cuántas ofertas de actividades de este tipo encontramos en blogs o páginas del movimiento?

Es interesante reflexionar sobre las imágenes que el movimiento brinda de sí mismo, las mitologías que va construyendo. Sería importante introducir otras, lo que no implica anular las existentes. Aprovecho para invitarlos a que visiten otra página con nombres scouts que no son tan famosos como Bush, Mc Cartney o Spíelberg, pero que fueron tocados por los valores del movimiento y decidieron comprometerse con los otros… son parte de estas mitologías que nunca se construyen y que son necesarias.

http://scoutsdesaparecidos.blogspot.com.ar/

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Mitologías scouts”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario