¿Fueron útiles los cambios en el escultismo? 2ª Parte

niño inglesNada. ¡Que este tío no termina!

Imagino que eso es lo que os viene a la cabeza cuando accedéis al blog de “La Roca” y os encontráis con otro artículo sobre los cambios… ¡oooootra vez!

En fin, para aquellos que aún no hayáis desistido seguiré por donde lo habíamos dejado.

¿Es factible la idea del llamado “escultismo tradicional”? ¿Por qué?
¿No está desfasado? ¿No es anacrónico? ¿Es una respuesta válida a las nuevas necesidades de los jóvenes?

En primer lugar habría que establecer qué es lo que entendemos por “escultismo tradicional”, porque cada uno puede atribuirse ese calificativo en función de los preceptos principales establecidos por Baden-Powell que contemple como irrenunciables.

Por eso, como comentaba Darzee en el foro, encontramos asociaciones que consideran el hecho religioso como tal, otros el uniforme y las tradiciones, otros simplemente la Ley y la promesa…hay para todos los gustos.

Y de hecho las diferencias reales en cuanto a los objetivos y los métodos no son tantas como pareciera.

En cualquier caso aquí me referiré a aquel escultismo clásico, apoyado en un firme sistema de patrullas, con la nomenclatura y progresión originales, un uniforme en el que se siente la vinculación con el pasado y unas actividades basadas fundamentalmente en las habilidades de los antiguos exploradores: woodcraft, campismo, pionerismo…con el fin de contribuir a formar el carácter de los chicos.

Pero… las cosas han cambiado mucho.

¿Es ese esquema factible hoy día? ¿Respondería a las necesidades de los jóvenes de hoy?
¿Los chicos de la actualidad lo aceptarían? ¿No está pasado de moda?

Como os decía el último día, vamos a echar una ojeada a lo que escribió E.E. Reynolds en 1970 para el “Black Paper”

Estar a la última

“De cuando en cuando surge la voz de que debemos actualizar el escultismo. Se nos dice que esta es una era de triunfos tecnológicos y milagros mecánicos. Inalámbricos, motores a reacción, televisión y otras evidencias del creciente conocimiento e inventiva se mencionan como pruebas de que el escultismo debe abrir sus miras si quiere atraer al muchacho de hoy.

mundoscout.com-Disney-retira-ayuda-económica-a-Boy-Scouts-por-no-aceptar-líderes-gay-01De cuando en cuando nos llegan fotografías de algún Jamboree en las que se ve a los scouts utilizando walky-talkies en juegos de campo o manejando algún otro tipo de equipo mecánico. Con ello se quiere mostrar que existe un escultismo actual que utiliza la ventaja que proporcionan las últimas invenciones.

A primera vista esta teoría parece atractiva, pero creo que es engañosa.

El escultismo nunca se ha actualizado en el sentido de cambiar su programa de actividades con el fin de incluir los más avanzados ingenios mecánicos, aunque al mismo tiempo descartaba aquellas actividades desfasadas como el uso de cuerdas cuando se tienen tuercas y tornillos.

Por ejemplo, ¿puede algo estar más desfasado que cocinar sobre una hoguera al aire libre cuando uno puede comprarse un estupendo aparato para ello?zonascout

O ¿Por qué caminar hasta un lugar de acampada habiendo autobuses y trenes?

En realidad ¿por qué ir siquiera de camping, con todo el trabajo de montar las tiendas, prepararse el lecho y hacer una innumerable cantidad de tareas cuando se puede disfrutar de todo el confort moderno a precios moderados en cualquier centro vacacional?

¿Por qué hacer nuestras propias canciones de campamento a la luz de la hoguera para entretenernos, cuando se puede encender la radio y tumbarse a escuchar cómodamente?

De hecho estamos irremisiblemente desfasados y eso es por lo que el escultismo aún atrae a los chicos.

Y cuando falla, la mayoría de los casos, es debido al abandono de estas actividades desfasadas que siguen atrayendo al chico moderno.

El esquema de BP es atemporal porque lo basó en los anhelos e instintos permanentes del muchacho y no en las modas y atractivos pasajeros. Era tan desfasado en 1907 cocinar al aire libre como lo sería hoy, y en ambos casos el entusiasmo de los chicos era el mismo.

escultismo132BP sabía que la mayoría de los chicos tienen una especie de necesidad primitiva de regresar a la tierra y comportarse como los pioneros, los hombres de la frontera y los exploradores. Es allí donde se encuentra la verdadera atracción del escultismo. Este lado de la naturaleza del muchacho es tan fuerte hoy como lo fue siempre a pesar de nuestras modernas invenciones.

Por supuesto que los chicos se interesarán en el último tipo de vehículo a motor o avión, es una parte de su naturaleza, pero hay otro lado también. El más profundo y enraizado amor por vivir agrestemente y ligarse a la naturaleza.

Nuestra labor es referente a este segundo aspecto de sus necesidades, y el escultismo es uno de los pocos medios que aún puede satisfacerlas.

La progresiva mecanización de nuestra época, acompañada como viene de una gran dependencia del individuo en tales ayudas, hace aún más importante que el escultismo ofrezca, como siempre ha hecho, una forma educativa de compensación en la cual el individuo es animado a depender de sus propias habilidades y a hacer cosas por sí mismo.

resistencia-al-cambioHay una ventaja fortuita en el escultismo sin mecanizar. Cualquiera con el carácter adecuado y las necesarias capacidades puede formar una manada o una tropa con apenas equipo. Gradualmente las tropas adquieren equipación más cara, como tiendas de campaña, pero una tropa puede comenzar con poco más que unos trozos de cuerda.

Cuanto más mecanicemos el escultismo, más caro resultará, y ello inevitablemente significará que menos muchachos podrán permitirse el unirse al movimiento.

Mi propia conclusión es que el escultismo aún tiene como primer atractivo los instintos primitivos del muchacho sobre el arte de los bosques y que si estos se recubren por otros atractivos más superficiales de hoy día, el escultismo se resentirá.

Ello no significa que debamos ignorar o despreciar los avances en invenciones e ingenios mecánicos, sino que debemos tenerlos en un plano secundario, manteniendo firme la convicción de que un fuego al aire libre y una cantimplora significan más para un chico que el último tipo de olla a presión.”

Creo que en este escrito encontramos mucho sobre lo que reflexionar.gestioncambio2-295x300

El argumento de la modernización de la sociedad para avalar un cambio radical en la imagen o actividades del movimiento, como hemos visto en el escrito precedente, parece un tanto flojo.

En el caso del uniforme es bastante evidente que se esgrime como un valor estar a la última, como si eso fuera realmente importante.

Ya en aquellos primeros días (1908) el uniforme distaba mucho de estar a la moda  y muchos chavales se mofaban de las pintas de los scouts.  Sin embargo ello no fue obstáculo para su éxito. Era algo diferente, les hacía meterse en el papel al que querían jugar.

Parezco el abuelo cebolleta repitiéndome pero me gusta mencionar lo que me comentaba mi abuela…como allá por los años 20, ella y otros chiquillos se colocaban a la orilla del camino que subía al valle para ver pasar a los exploradores y reírse de ellos:

“…con el sombrero y los correajes…parecen burros que van de viaje…”, les cantaban con el soniquete del himno scout.ser scout

Con ello no pretendo alegar que el uniforme clásico sea algo que no se pueda cambiar, sino que aunque se haga, éste debería resultar lo suficientemente reconocible como para sentirse ligado y orgulloso de los que nos precedieron, debería seguir formando parte del marco, del juego de los exploradores, y así es como lo ven los que apuestan por ese tipo de escultismo….digamos…clásico.

Entonces ¿está mal el cambio del uniforme?

Pues no.

Evidentemente la imagen es hoy día muy importante y por ello el cambio de la uniformidad parece lógico.

Simplemente digo que si se apuesta por la imagen de la moda tendremos acceso a otros jóvenes a los que antes no llegábamos pero dejaremos por el camino a otros menos capaces de adaptarse. Lo comido por lo servido.

Pero eso es bueno, porque supone la posibilidad de que cada cual elija la opción que más le convenza. Todas tendrán su “cuota de mercado”.

Pero a mi entender no deberíamos alejarnos demasiado de la imagen del explorador, aunque sea una imagen moderna. ¿Qué tal un“Indiana Jones” o su imitación “Tadeo Jones”?

gato_tadeoindiana-jones

Porque con todos mis respetos una imagen tipo “Frank de la Jungla” con chanclas no me parece atractiva. No inspira nada, y necesitamos ese factor motivador.

Lo que pasa es que cuando se habla de uniforme clásico la gente piensa en las fotos en blanco y negro del bisabuelo, como la de la foto del comienzo y con un aspecto más bien hortera…pero si miráis la foto del chico norteamericano con uniforme clásico aquí arriba ¿realmente se ve tan mal?

Yo creo que no. Me parece una opción tan válida como la tendencia actual, más allá de que pretendamos ser quisquillosos con el significado de los colores.

Pero el tema de la imagen externa no es desde luego lo más importante a valorar, aunque me temo que me estoy extendiendo mucho por hoy y  por ello os emplazo a seguir el próximo día.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “¿Fueron útiles los cambios en el escultismo? 2ª Parte”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario