¿Fueron útiles los cambios en el escultismo? 1ª Parte

Time for Change - Ornate Clock¡Ah, los cambios!

Qué necesarios son pero cuánto cuestan.

Sobre todo cuando no mantenemos un equilibrio.

Sí. Siempre digo que TODO en la vida es cuestión de equilibrio. Cuando se pretenden hacer las cosas de golpe normalmente acaban mal.

Pero es lógico. ¿No os habéis fijado cómo se producen los cambios en la naturaleza?

Pues de modo progresivo. El planeta se ha modelado poco a poco, haciendo casi imperceptible dicho cambio en el tiempo, salvo algunas excepciones.

Y así deberíamos hacer las cosas los humanos.

Decía nuestro hermano “Búho Terco” que a veces el problema estriba en que pretendemos RENOVAR, en lugar de actualizar o RESTAURAR, y al hacerlo se pierde el sentido original.

Imaginaos una antigua casona de campo. Quizá la edificación esté un tanto obsoleta. La decoración desfasada, la madera carcomida.

Podemos restaurarla. Cambiar los materiales deteriorados por otros más modernos y sólidos pero manteniendo la arquitectura, la escalera de madera y esa preciosa chimenea en el salón que le da calidez. Podemos incluso construir un ala adicional o tirar alguna que otra pared.

Pero también los hay partidarios de derribarla, mantener el nombre de la villa pero hacer una construcción con más luminosidad, toda llena de cristaleras, materiales ecológicos, calefacción de suelo radiante…

¿Está esto mal?

no-tengas-miedo-de-los-cambios-lentos
Pues no.

No está nada mal pero… le faltará encanto. Será funcional y aséptica pero en su interior no se respirará ese ambiente especial que nos liga con la historia de la casa, porque ya no es la misma sino otra en el mismo lugar (es la diferencia entre ir a un hotel moderno o a un Parador).

Y precisamente ese es el riesgo de RENOVAR, apartando cosas que sirven y sustituyéndolas por otras nuevas que pueden funcionar pero que le quitan gracia.

Lo cierto es que los cambios casi siempre vinieron forzados por las cifras.

“Hay menos chicos…luego algo funciona mal”.

Este parece ser el razonamiento que se ha seguido, quizá sin tener en cuenta que ES IMPOSIBLE que todo el mundo se interese por lo mismo en una sociedad tan plural y con tanta oferta de actividades como la de los tiempos modernos.

En los primeros años la competencia era mucho menor y por ello el porcentaje de jóvenes que se acercaron al movimiento era muy llamativo. Pero eso acabó hace mucho.

El Reverendo Michael Foster, de la Scout History Association lo analizó muy acertadamente del siguiente modo:

“No importa cuántos informes surjan o cuan fundamentales o cosméticos sean los cambios…el apogeo del Movimiento Scout en cuanto a su concepción original (un movimiento juvenil para niños de 11 a 18 años) ha terminado.

Al menos en cuanto al atractivo general que una vez tuvo.

Sin duda los intentos de modificación para adaptarlo a la sociedad siempre serán artificiales y siempre fracasarán pues en una sociedad tan plural es imposible adaptarse a todos y se corre el riesgo de acabar no significando nada para nadie”.

00-insig-prog-castores-3-yayoTambién argumenta el porqué de que la progresiva infantilización del escultismo.

“La introducción de los más pequeños (castores) ha maquillado sin duda el descenso de las secciones originales, pues tiene un atractivo especial para los padres quienes sienten que dejan a sus hijos en buenas manos, los dejan y los recogen después, a modo de guardería.”

Y añade que:

“No deja de ser curioso que en las Guías no se experimentasen las grandes fluctuaciones de su movimiento hermano, lo que viene a mostrar que el movimiento uniformado de las chicas todavía tiene un atractivo especial entre las edades de 11 a 15. Quizá la mayor preocupación paterna por las niñas pueda tener algo que ver en este hecho.”

En definitiva, frente a la supuesta “necesidad de renovación” del movimiento afirma:

“El hecho de que la sociedad sea tan plural significa que siempre habrá un lugar para el movimiento tal y como se concibió originalmente. Mantener dicho esquema y el uniforme provee de algo que ofrecer distinto al resto de organizaciones de tiempo libre. Aunque esta forma de enfocarlo probablemente impida que tenga un atractivo para las masas”.

Efectivamente, en marketing esa idea es muy clara: ofrecer algo que los demás no tienen. Las actividades tradicionales al aire libre y un uniforme son dos de los principales atractivos históricos del movimiento ante los muchachos, y los diferencian de otros grupos. Negar esto es negar la evidencia.escult02-01

Pero cuando los cambios adaptativos normales se pretenden realizar demasiado deprisa y se comienza a renunciar a aspectos que daban un aire especial a las actividades surgen los problemas. Algunos no estarán conformes y pretenderán seguir haciendo lo que saben.

He aquí la explicación al auge de grupos que se autodenominan como de “escultismo tradicional”.

Pero…. ¿es cierto que el “escultismo tradicional” está anticuado?

El próximo día echaremos un vistazo a las palabras que Ernest Edwin Reynolds (autor de numerosos libros sobre el escultismo, incluida una biografía sobre BP) escribió para el ya mencionado “Black Paper”.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

3 Respuestas a “¿Fueron útiles los cambios en el escultismo? 1ª Parte”


  • ¿ “auge de grupos que se autodenominan como de “escultismo tradicional” ?

    ¿En serio?

  • gato legendario

    Ups! ¿Puse auge? Quería decir al surgimiento o aparición de dichos grupos, no que dichos grupos hayan llegado al apogeo de su crecimiento. ¿En qué demonios estaría yo pensando? Un saludo Nacho. Por cierto estos artículos sobre los cambios fueron inspiración tuya…

  • Pero el trabajo es todo tuyo! Felicitaciones.

Añade un Comentario