Los cambios en el escultismo 1. “The Road Ahead”

1920-02-05-Life-Norman-Rockwell-cover-The-Hero-Worshipper-Boy-Scouts-Number-400Pues sí.
Era necesario.

Como ya os comentaba el otro día, es normal que las personas y las organizaciones de las mismas se vayan adaptando a las nuevas condiciones sociales y materiales.

El escultismo por tanto no iba a quedar al margen.

Era evidente que los chavales habían cambiado.

Como muestra un botón que no deberíais dejar de ojear. Leedlo por favor:

Sí, viejo amigo. No hay ninguna duda de que los chicos han cambiado.
Ya sabes, antes sólo el hecho de ponerse un sombrero de vaquero y un pañuelo verde al cuello era emocionante. Salir un sábado por la tarde con una tienda de campaña y una vieja cantimplora era el mayor sueño de aventura.

El rastrear, los primeros auxilios, la señalización a distancia…eran aventuras emocionantes en aquellos días dorados.

¿Sabes una cosa viejo amigo? Francamente no sé lo que pasa con los jóvenes de hoy.

He llevado mi tropa durante casi 20 años pero las cosas nunca fueron tan difíciles como ahora. De algún modo los chicos de hoy no parecen interesados en la señalización, ni en los primeros auxilios, ni en las otras actividades scouts normales.

Tengo que admitir que algunos de mis chicos estarían bastante dispuestos a perderse una reunión por ir al cine o por escuchar un combate de boxeo por la radio. No sé qué pasa.”

“Los chicos han cambiado, física y mentalmente.

Física, porque el chico de hoy, con las mejoras educativas, grandes facilidades para realizar actividades y juegos al aire libre, mayores conocimientos médicos…es un sujeto mucho más grande, más fuerte y más espléndido que el chico de antes. Podéis discutir lo que queráis sobre este argumento, pero las estadísticas del Ministerio de Sanidad están ahí para probarlo.

Mentalmente ha cambiado probablemente para peor. Las urgencias de hoy día, el ruido, la nueva vida familiar, la mayor necesidad de estudiar para prepararse para una competición feroz en el mercado laboral….todas estas cosas han traído algo nuevo a la mentalidad juvenil: los nervios.

La radio, el cine, la destrucción del espacio y el tiempo, los automóviles y todas las otras maravillas de la técnica que han cambiado la faz de la tierra, han cambiado también la mentalidad de toda la humanidad en cuestión de sólo cuarenta años. Y naturalmente el muchacho que se ha criado con estas maravillas tiene una perspectiva mental diferente del de hace treinta o cuarenta años.

¿Quiénes son los héroes del chico de hoy?

El piloto temerario, el futbolista capaz de hacer milagros con un balón en sus pies, las sorprendentes hazañas que ve en el cine y que el propio muchacho trata de emular, el campeón mundial de boxeo, los velocistas de la pista de atletismo…extraños héroes.”scouts

“Les hemos dado a los chavales estrellas de cine, velocistas, futbolistas y boxeadores como héroes, y son sus hazañas las que quieren emular ¿Por qué refunfuñamos ahora si los chicos han cambiado su noción de aventura?

Aventura para el chico de hoy es viajar a través de Brooklands a 160 km por hora, hacer un papel como el que hace su héroe en las películas, ver a su héroe marcar el gol de la victoria en la copa. Sus sueños se han hecho a base de películas, radio y prensa.

Les hemos vendido una nueva aventura.

¿Qué significa acampar cuando su hermano mayor se lleva a su novia al campamento de verano cada año, y Clark Gable (famoso actor de la época) se mofa de ello? ¿Os imagináis a Clifford Bastin (gran jugador del Arsenal de los años 30) agitando un par de banderas señalizadoras? Me pregunto lo que pensará Tommy Farr (un gran boxeador británico) sobre hacer nudos.

El mundo ha cambiado, tú y yo hemos cambiado, el concepto de aventura ha cambiado, los chicos han cambiado. ¿Y qué ha hecho el escultismo en 30 años?

En los comienzos el escultismo significaba aventura.

Hoy día el escultismo no es ninguna novedad. Los chavales crecen con él. Es algo a lo que accedes automáticamente, porque es bueno para ti, como la escuela dominical, por ejemplo. El camping es ahora un pasatiempo de millones, una propuesta comercial. No tiene nada de emocionante ni de aventura. La señalización de banderas queda desfasada cuando piensas en la radio y la televisión.

Los primeros auxilios están bien cubiertos por los servicios públicos.

Un cuadro desolador.

jack blunt
Curioso ¿no es verdad?

Esas palabras escritas en 1935 por Jack Blunt en el libro “A book of Scouting adventures” parecen aplicarse también en la actualidad.

Por eso mismo, y desde principios de los años 30, los dirigentes, en especial desde Gilwell, se dedicaron a tratar de contener el estancamiento en el número de miembros.

Trataron por todos los medios de dotar a los scouters de las diversas secciones de multitud de armas con las que combatir la falta de imaginación. Era necesario formarlos, orientarlos para que fuesen capaces de darle el matiz de aventura que debe tener el juego para que los chicos deseen jugarlo.
Y lo hicieron publicando multitud de libros como el del extracto.

Y llegaría la 2ª Guerra Mundial y tras ella la primera gran revisión. Se produjo en 1945, año en el que los dirigentes británicos publicaron “The Road Ahead”.road ahead

Tras la guerra mundial las condiciones sociales habían cambiado.

El Imperio Británico había dejado de existir, y la sociedad era ahora muy distinta. Era mucho más plural, menos rígida, y también la moralidad había cambiado.

Había también mucha más igualdad, Servicios Sociales, prestación estatal para el trabajo juvenil y la educación había evolucionado mucho, añadiéndose a ello la aparición de una gran cantidad de actividades extra-académicas.

La idea de una “formación del carácter”, pasó a ser para muchos algo arcaico, incluso cómico o siniestro. La fe en la “fuerza de voluntad” y “auto-control” personal, característicos de la época victoriana, cedió gran parte de su fuerza al pensar que ello podía conllevar a la inhibición emocional, a la decepción, el resentimiento y el odio hacia uno mismo por no aceptar lo que uno es.

El escultismo debía evidentemente reflejar todos esos cambios en su programa.
El principal objetivo de aquel informe, seguido por más de 140 conferencias, recayó en los chicos mayores, pues la guerra había mermado mucho la disponibilidad de adultos que pudieran hacerse responsables de la gran cantidad de tropas.

En aquel entonces los muchachos de 15 a 17 años permanecían en la tropa hasta la edad de dar el salto definitivo a Rover, pero era evidente que los chicos a partir de los 14 años no tenían los mismos intereses que los más pequeños y tendían a aburrirse y marcharse del movimiento.

Por tanto se estableció una nueva estructura, con un especial énfasis en los scouts más mayores. Los Rovers (desde los 17 años y sin límite superior de edad hasta 1956) y los nuevos “Senior Scouts”, que contarían con un programa propio de 14 a 16 años.

Bob a Job 2La escasez de la post-guerra no era sólo humana. Los grupos se vieron en la necesidad de autofinanciarse y así nacieron las primeras “semanas del trabajo en comunidad” o “bob-a-job week” (que también os comenté en otro artículo del año pasado).

Mediante esta fórmula  los chicos se daban a conocer en sus barrios y aprendían el valor del trabajo y del servicio.

En 1948 también se crearía algo que hoy nos parece habitual. Apareció la primera “Asociación de Antiguos Scouts”.

Además se vio claro que el desarrollo del movimiento debía pasar por la potenciación de la Hermandad Mundial, como fórmula preventiva de nuevas guerras futuras.

De hecho ya en 1920 Baden-Powell consideraba que el movimiento scout podía ejercer como una especie de rama juvenil de la “Liga de Naciones” (la cual daría lugar a las actuales Naciones Unidas), apostando por el entendimiento y fraternidad entre los pueblos.

bp_brothers

Bill Hillcourt de los BSA tomó la idea y de ahí saldría la publicación de la “Edición Mundial de Escultismo para Muchachos”, que es la que nosotros conocemos en la actualidad.

Pero el paso del tiempo traería más propuestas y más cambios. Cambios que os contaré en un próximo artículo…si no os habéis aburrido demasiado.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Los cambios en el escultismo 1. “The Road Ahead””


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario