El cierre del Consejo de la Juventud de España

Algunas personas que lean estas líneas desconocerán lo que es y significa el Consejo de la Juventud de España (CJE) y su relación con el escultismo y el Guidismo. Es normal que esta plataforma no sea tan conocida ya que su intención nunca fue buscar el protagonismo sino facilitar la notoriedad a sus organizaciones miembro y sus reivindicaciones, cuestión que si que es conocida. Así que, antes de hablar de la difícil coyuntura en que se encuentra hoy, quisiera dedicar algunas líneas a explicar esta que es el CJE. El CJE es una plataforma de organizaciones juveniles de ámbito estatal, una plataforma que gestiona sus decisiones y su representación por las propias asociaciones y sus voluntarios. Esta plataforma permite facilitar y capacitar la labor de dichas asociaciones, fomenta su trabajo en red compartiendo recursos y proyectos, así como realiza campañas de sensibilización para fomentar la incorporación de más jóvenes al mundo asociativo.

Desde la aprobación de la actual Constitución, España ha tratado de fomentar que la juventud participe en la vida política y social, que forme parte de la toma de decisiones en aras de la democracia. Se trata de permitir una participación de calidad que implica estar informado, ofrecer propuestas y hacer reivindicaciones para mejorarla. Esta participación democrática va mucho más allá del mero voto electoral o de la manifestación pública, supone poder dialogar con los representantes de la administración, incidir en los procesos que a los jóvenes nos afectan directamente aportando opiniones estudiadas y debatidas.


Encontrar un mecanismo perfecto para que esto se produzca es imposible, pero el mejor mecanismo que se detectó es el sustentado por el CJE durante estos 30 años, una plataforma donde los propios jóvenes –si así lo desean- pueden participar, que promueve que se organicen y tomen parte tomando decisiones consensuadas. Es por ello que aunque en los Consejos de Juventud no pueden incidir directamente en todos y cada uno de los jóvenes, sí pueden hacerlo los que quieran organizarse y participar a través de organizaciones juveniles. Este mecanismo ha permitido que exista una plataforma independiente que vele por los derechos de la población joven ante los distintos gobiernos.

Foto3 - Portada Twitter

Nada es perfecto y, para garantizar que estas plataformas sean representativas y útiles, deben ser plurales en lo ideológico, abiertas, y deben aspirar a representar los intereses de la mayoría. Este modelo de participación, no en vano, es el que desde hace 30 años existe en todos los países de la Unión Europea. Un modelo de participación que todos los gobiernos de distinto signo político, han valorado como el modelo más que adecuado. NO en vano instituciones como la Comisión Europea y el Consejo de Europa están promocionando intensamente en toda Europa como ejemplo de buenas prácticas y como clave para las políticas juveniles y reforzar la democracia. La importancia de una sociedad civil organizada garantiza democracias fiscalizadas y con mayor capacidad de incidencia para el ciudadano.

¿Y qué tiene que ver esto con el escultismo y Guidismo? Al ser dos de los principales y más grandes movimientos juveniles en Europa, el rol de estas organizaciones es clave y nuestra labor educativa consiste en generar ciudadanos responsables y comprometidos con lo que les rodea. Nos obliga, por tanto, a comprometernos con estos espacios de participación y, además, estas plataformas también son fundamentales para los propios intereses de la organización. NO en vano las organizaciones scout y guías suelen ser las organizaciones más involucradas en estas plataformas en todos los países europeos. Sin ir más lejos, en el Consejo de la Juventud de España el tercio de los presidentes de la misma han sido scouts o guías.

Pero lamentablemente el pasado viernes 17 de enero se produjo una noticia que ninguno de los que conocemos el CJE queríamos oír, el Gobierno ha decidido que suprime el CJE y presenta un anteproyecto de ley para su supresión. Era algo esperable ya que en 2013 había anunciado que esas eran sus intenciones y que su voluntad era crear una plataforma que no fuera independiente y que estuviera presidida por el Gobierno. Pero, por suerte, la presión ejercida por las instituciones europeas, como fue por ejemplo la ejercida por el Presidente del Parlamento Europeo, hicieron que el Gobierno anunciara en septiembre que finalmente se sentaría con el CJE para buscar una solución, que escucharía a las organizaciones juveniles para que decidieran que tipo de canales de participación querían. Desde el CJE hemos manifestado nuestra voluntad de plantear modificaciones al actual modelo, hemos aportado diversas propuestas aprobadas en asamblea y hemos defendido la austeridad en este organismo (algo que ya venimos haciendo reduciendo un 60% nuestro presupuesto desde 2008). Sin embargo, las promesas del Gobierno han caído en saco roto y no se ha producido ni una sola reunión para buscar una alternativa al cierre del CJE. Es más, el Gobierno, que dijo estar dispuesto a negociar, ni siquiera ha presentado el documento de anteproyecto al CJE.

En las próximas semanas este anteproyecto será aprobado en el Congreso de los Diputados, esto hará que 30 años de historia del CJE lleguen a su fin, que desaparezca el principal instrumento para crear mejores políticas de juventud por la actitud despótica de un gobierno que quiere hacer política para los jóvenes sin los jóvenes. Es difícil de entender que las organizaciones de voluntariado reciban un 50% menos de financiación en su intervención social mientras las administraciones recortan menos del 10% en sus presupuestos, es difícil de entender que se pongan dificultades al funcionamiento de sus plataformas, pero nadie podía esperar que se llegara tan lejos porque es un sinsentido. Una acción más que contra una juventud sin empleo, sin una educación accesible y ahora sin una voz para incidir.

 

 

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

7 Respuestas a “El cierre del Consejo de la Juventud de España”


  • Deplorable. Con la excusa de la crisis los políticos nos están llevando a una situación de hace 30 años (o tal vez más) en todo lo que tiene que ver con lo social, los derechos civiles y la representación ciudadana. Y la juventud ya veis lo que les importa… cojan sus aviones y huyan hacia otro lugar mejor…

  • No solo no les importa la juventud sino que pretenden silenciar su voz para que les estove menos ¡Es un escándalo bochornoso!

  • Es una auténtica vergüenza cómo los políticos están tapando la boca a todas aquellas entidades independientes del poder. El CJE es un órgano que debería existir… ya en muchas localidades “murieron” por no decir que “mataron” los Consejos Locales de la Juventud… y el cierre “por narices” del CJE es solo otro paso más para el amordazamiento de una sociedad que, cada vez, está más impasible ante la alienación de los derechos más básicos… Tenemos lo que merecemos, ni más ni menos, porque nos están atando en corto, y encima nos da igual…

  • Águila Blanca SPAIN

    ASDE – Scouts de España denuncia el cierre del CJE

    http://www.scout.es/cierre-del-cje/

  • Después de leerte, Ricardo, no me cabe duda de que la voz de los jóvenes, tu voz hablando por ellos, sobra para este gobierno.
    Sobra, molesta, interfiere peligrosamente en el desmontaje democrático de este país.
    Yo ya no soy joven, debido a esta estafa llamada crisis tampoco estoy en España (y si este gobierno continúa así hasta puede que me quiten la nacionalidad española) pero deseo, espero, que sigas en la lucha. Con un CJE o sin él, que sigas abanderando la voz de los jóvenes en España.

  • Muchas gracias darzee por los cumplidos, pero lo que es una pena no es que no me dejen abanderar la voz de la juventud asociada, lo triste es que no dejen a nadie serlo , que no nos dejen elegir a nuestros representantes y nuestras opiniones. Como bien decia una gran amigo hace tiempo, “el consejo de la juventud no es nuestro” http://www.presspeople.com/nota/consejo-es-vuestro-es-proxima-generacion

  • Este gobierno aboga por la verticalidad. De la misma forma que saben lo que necesitan las mujeres, también quieren arogarse el derecho de decidir lo que quieren los jóvenes.

    Es una verguenza, es un regreso al fascismo (como poco), una vuelta a los tiempos donde los de arriba deciden y los de abajo sufren las consecuencias mientras la Iglesia les explica que eso es lo que tiene ser pobre, que debes acatar las consecuencias pues no eres capaz de entender las causas.

Añade un Comentario