El vuelo de la paloma

paloma

Qué bien volaría – piensa la paloma – si no

hubiese aire para oponerme una resistencia!”

    Imanuel Kant

 

 

 

 

A modo de introducción:

A nadie se le ocurriría discutir el vuelo de la paloma, la importancia de sus movimientos, el valor de su juego, la belleza de su planear. El técnico podrá hablar de cómo son sus alas, de los distintos tipos de plumaje, de su forma de reproducción y crecimiento, de aquello que posibilita su conducta alimentaria y social… y para hablar de esto en ningún momento se hace necesario nombrar al aire, aquello que no se ve pero que posibilita lo anterior. Después de todo, si el aire no estuviera no podríamos hablar del vuelo de la paloma, ni de su forma de reproducción, ni de su plumaje… el aire posibilita el vuelo y por lo tanto la existencia de la paloma.

Esto que parece un simple juego de frases y de palabras nos posibilita decir otras cosas: A nadie, hoy en día, se le ocurre  discutir la importancia del juego y de los proyectos en la oferta educativa que brinda el Movimiento Scout pero, no podemos correr el riesgo de olvidarnos del “aire”, y esto ocurre cuando un diseño de Programa se olvida de qué es lo que sostiene y posibilita que cumplamos con los objetivos que nos proponemos. En los tiempos postmodernos los especialistas suelen caer en la “ilusión tecnicista” quien considera que el “aire” es algo accesorio, solamente producto de un “tradicionalismo” que debería ser eliminado porque no tiene mucho sentido en la época actual. ¿Qué es lo que termina ocurriendo?… se construyen teorías basadas en cómo nos gustaría que funcionen los grupos y no en cómo funcionan los grupos en la realidad, y para peor se olvidan de qué es aquello que sostiene el funcionamiento de los grupos. Después de todo, a decir de Anzieu, “la ilusión tecnicista es creer que el vínculo técnico podrá algún día desembarazarse de sus escorias fantasmáticas [1]” [2] siendo que para cualquier especialista en trabajo grupal está harto demostrado que “cuando un grupo funciona eficazmente es una Representación Imaginaria la que le permite encontrar la solidaridad y eficacia. No hay grupo sin lo Imaginario”, cabe aclarar que no se trata de cualquier representación imaginaria, y por supuesto, el tema será desarrollado en páginas posteriores.

Dicha “Ilusión Tecnicista” nos dice que se ha producido un “cambio de paradigma”. En lo particular es dudoso el uso del término ya que el mismo fue acuñado por Thomas Kuhn [3] y dicho autor lo utiliza específicamente en las ciencias “duras” como la física y la matemática considerando que el mismo no es apto para las ciencias sociales. Un cambio de paradigma significaría un cambio revolucionario de la entera imagen del mundo en el campo de la ciencia; vuelco que afecta los modelos de explicación teórica, a los problemas que es lícito plantear, a los métodos utilizados, y a las epistemologías (o metodologías). Un buen ejemplo de cambio de paradigma sería el cambio de la imagen geocéntrica del mundo, al de la imagen heliocéntrica.

A mi parecer tal cambio no ha ocurrido en las ciencias humanas. Sólo una teoría se propone como “Cambio de paradigma” siendo ésta la Teoría General de los Sistemas, y los únicos que piensan que es así son los teóricos de la misma. [4] Lo más interesante de todo esto es que el propio Kuhn, en la época actual, ya no habla de paradigmas sino de matrices de una ciencia; lo que nos lleva a decir que cada disciplina aporta su granito de arena en la construcción de las herramientas para tratar de dar cuenta de la realidad y de los procesos que suceden en ella.

Aunque esto sea un poco teórico no deja de ser interesante, porque si partimos de presupuestos falsos, llegaremos a conclusiones falsas, y justamente eso es lo que ocurre hoy en Scouts de Argentina y su planteo respecto del movimiento Scout y la “renovación pedagógica”. Se desmerece todo aquello que tiene que ver con la mística, con las insignias y emblemas históricos del movimiento Scout planteando disimuladamente – y a veces no tan disimuladamente- que todo lo viejo (el “aire”) no sirve, de hecho, ni siquiera se re-construyen nuevos mitos ni una nueva mística, siendo que “un mito es siempre reemplazado por otro. Si por azar esto no llega a suceder, o es reemplazado por una construcción racional, se trata entonces de la disgregación de la sociedad en cuestión” [5]

Algunas metáforas sobre los grupos

El grupo como organismo viviente [6]

En el siglo V AC, Mennenius Agrippa plantea por primera vez la teoria del grupo como organismo viviente. Dicah metáfora era esencialmente biológica y tomaba, por ejemplo, al centurión como el cerebro de una porción de ejército, a la primer línea de ataque como a los brazos, a la segunda línea de ataque como el estómago, etc. Fue San Pablo quien, en la Carta a los Corintios amplía esta metáfora biológica al área espiritual (¿escucharon alguna vez la frase “espíritu de cuerpo”?) evolucionando a una organización mística y comunitaria que exige una determinada moral, siendo el mas claro ejemplo las distintas asociaciones medievales [7]. Dentro de las palabras – clave de esta teorización encontramos las siguientes: jefes, miembros, clase dirigente, cuerpo, organismo, órgano, núcleo, simbiosis, homeostasis o autorregulación grupal.

El problema es que el hombre no se comporta como una célula, ni como un animal. Esta concepción grupal es antropomórfica basada en la observación de la biología y de la conducta animal, lo que de hecho la hace cuestionable en sí. Mas allá de que pueda servir como “técnica de vuelo” (de hecho nuestro movimiento tiene jefes, dirigentes, distintos organismos -de autorregulación-), la misma no puede nunca dar cuenta de por sí de cuál es el “aire” que sostiene el vuelo de un Scout. 

El grupo como máquina:

Pienso en mi alma: “el hombre que construye a Robot
necesita primero ser un Robot él mismo,
vale decir podarse o desvestirse
de todo su misterio primordial

…………………………………………………..

Por lo cual, en presencia de Robot,
Y cuando el pedagogo ya iniciaba el discurso,
Yo le arrojé a la boca
Mi puñado de arena”

Leopoldo Marechal, “El poema de robot”

En esta teoría se aborda la realidad grupal como si el grupo fuera una máquina. Dicha concepción no deja de tener un fuerte contenido ideológico ya que la máquina “realiza el perfecto estado de conciencia objetiva y por ello se convierte en patrón con el que juzgar todas las cosas”. [8]

Para dichos teóricos pasa por poner esta máquina “a punto”. Entienden al grupo como una caja negra, como un sistema de mecanismos opacos que escapan al entendimiento. La tarea es comprender como el grupo “caja negra” funciona para hacer que éste adquiera sobre sí conocimiento. Es por eso que lo que importan son las Entradas (objetivos a los que se apuntan); la Salida (o resultado obtenido) mediante  la aplicación de un Dispositivo (o detector de “desviaciones”). Ejemplos de dichas teorías sobran, una de las corrientes más conocidas es la Teoría General de los Sistemas [9].

Esta teorización es considerada pseudo-científica, y algunas de las cuestiones que postula son las siguientes:

  • La “energía” de la máquina grupal es la “motivación”
  • El “programa”, se elabora en función de las percepciones que cada uno tiene respecto del objetivo
  • El grupo se reajusta por medio del “Feedback” o realimentación
  • El grupo es una estructura que tiende al equilibrio
  • Importa más la interdependencia funcional de las personas que las personas

Es una teoría muy hermosa, pues nos muestra el cómo deberían funcionar los grupos y no el cómo funcionan… ¿alguien vio alguna vez un grupo que cumpla el programa propuesto?. Este es el problema menor, porque no solo es un “mito” la autoregulación grupal y la autoprogramación grupal; a esto se le agrega que el “Feedback” a) cuando produce cambios es por otra cosa (fantasmática grupal), b) comunmente es ineficaz, interminable, inoportuno e intempestivo , c) desarregla y disgrega d) Es una maniobra utilizada para imponer opiniones por parte de un sub-grupo.

Demás está decir que no es casual que en la Sección Caminantes el MACPRO tenga 115 objetivos, se hable de la experiencia educativa como una “caja negra”, de que se deje a los muchachos la total regulación del juego scout –cabe aclarar que esto es en la teoría, porque en la práctica el dirigente se va a tener que pelar las cejas-, de que los problemas personales se traten en asambleas de 25 personas, y por supuesto, , nuestra “máquina” se regula sola, lo único que tiene que hacer el adulto es “echarle aceite”, o mas bien “animarla”, porque si hay problemas el grupo solo los solucionará…

No es mi intención “defenestrar” las cosas interesantes que tiene dicha teoría, sino simplemente señalar que la misma sirve para algunas cuestiones operativas, pero que no puede dar cuenta del “aire” que permite que la paloma pueda volar…

Lo imaginario en los grupos, algunas conceptualizaciones:

El ser humano adviene al sentido en el curso de su desarrollo ontogenético cuando a adquirido la distinción de lo interior y de lo exterior. Distintos elementos contribuyen a ello; por un lado la dinámica del “objeto transicional” que evoluciona hacia el juego (playing) [10]; y por el otro son los fantasmas y mitos que se van construyendo a lo largo del desarrollo.

Respecto del primer elemento, el objeto transicional y el juego (play), Winiccott [11] fue quien más exploró sobre la lógica de funcionamiento. Lo más importante de su teoría  es que , en el juego (playing):

  • No importa el contenido. Lo que interesa es el estado de casi alejamiento del niño respecto de su madre
  • Es un fenómeno transicional , por lo tanto no pertenece ni a lo interno ni a lo externo
  • Reúne objetos de la realidad exterior y los une al servicio de elementos derivados de la realidad interna personal
  • Manipula objetos externos a la manera del sueño
  • El desarrollo va del juego personal al juego compartido.

Es indiscutible la importancia y el valor de jugar libremente, en el movimiento

Scout existe posibilidad de hacerlo de alguna forma, pero debemos considerar que el juego scout es esencialmente un game, o sea un juego con reglas. De hecho, el mismo Winnicott plantea que las reglas sirven para que el juego no se vuelva enloquecedor. [12]

Respecto del segundo elemento, los mitos sirven para dar cuenta de la organización social, política y zoológica; de la geografía y la cosmología de los pueblos, y los mismo provienen de un doble juego entre la fantasmática individual y el desarrollo filo-ontogenético. Todos los pueblos han usado la estructura de los mitos para dar cuenta de la realidad [13]; de hecho nuestra cultura “pagana” también posee determinados mitos que se expresan en la ideología y en los mass-media, algunos de ellos se expresan como el pensamiento de la globalización, el fin de las ideologías, la asexualidad del niño [14]; de hecho dibujos animados y películas toman prestados distintos “mitemas” [15] quitándole toda vinculación con lo “sagrado”, o mejor dicho, “sacralizando” lo “profano” sin una vinculación con lo “trascendente”. [16]

Obviamente que hablar de los mitos no implica hablar de verdades históricas o cronológicas. Si el mito existe es porque puede dar cuenta de lo que ocurre en el desarrollo del individuo y la sociedad.

De los dos elementos trabajados, el juego ha sido tenido en cuenta por el Equipo de Programa y se expresa básicamente en el Proyecto de cada sección. El problema es que el segundo elemento ha sido considerado accesorio, cuando realmente se trata del “aire” que permite volar a la paloma, se trata de aquello que sostiene el deseo y que permite la construcción de la fantasmática personal y grupal, la identidad (producto de las identificaciones) y la construcción de los ideales. De hecho si observamos el juego de los niños, éstos no juegan a cualquier cosa; no sólo repiten situaciones o vivencias sino que juegan antes que nada a cómo les gustaría ser. Un ejemplo de ello es que los juegos de las distintas culturas tienen que ver con roles adultos, lo mapuches tenían boleadoras para niños y juegos de caza.

Respecto de esto último, algunos elementos importantes en el desarrollo del individuo son la fantasmática básica de cada edad evolutiva y los distintos ritos de pasaje [17]. Ahora nos ocuparemos en desarrollar algunas cuestiones referentes a la fantasmática grupal.

Grupos y fantasmas

Una de las primeras cuestiones es la de plantearnos: ¿qué es lo primero, el fantasma o el mito?…El problema es que no existen sociedades sin mitos, ritos y creencias; como tampoco existen individuos sin fantasmas. “Los mitos y leyendas orientan la vida fantasmática. El fantasma a su vez sostiene al mito. El mito es una tentativa social por lo que ejerce un control indirecto de los individuos a la vez que su efecto es tranquilizador. Para el niño el mito y el cuento, especies de fantasías diurnas colectivas, sirven de modelo para elaborar su vida fantasmática, de la misma manera que la palabra, cuando ha sido adquirida, le sirve para organizar sus fantasmas individuales inconcientes” [18].

En el vínculo interhumano opera la circulación fantasmática. Si bien existen otros vínculos psicológicos inconcientes, el grupo funciona si se pone en funcionamiento la fantasmática común, articulándose con la dimensión técnica. Un ejemplo es que en la edad del lobato el mundo se articula entre lo sagrado y lo profano, el tiempo es circular y el grupo se reúne en presencia del Tótem como articulador central del espacio [19]; a éste contexto (que no es “accidental”), se le agregan todos los aspectos técnicos referidos al juego scout.

La fantasmatización grupal está fomentada por la reunión del grupo cuyos vínculos esenciales son el amor y la amistad. En dicha fantasmatización se articulan distintas representaciones psíquicas permitiendo fenómenos de identificación [20]. En virtud de que el movimiento scout tiene determinado distintos grupos de edades, más allá que la construcción fantasmática es individual, el estar en un mismo momento evolutivo permita el fenómeno de Resonancia Fantasmática; de echo en la edad del lobato la fantasmaticación pasa por un momento totémico, en la edad scout por un momento mítico, en la edad de los caminantes por un momento de estructuración de las cosmosvisiones, y en la edad rover por un momento de estructuración científico-ético [21]. Dicha resonancia fantasmática es el Primer organizador que permite la existencia de un grupo. [22]

Es indudable que un fantasma individual puede ejercer influencia en un grupo u organización cuando por ejemplo, una empresa económica, un organismo social institucionaliza el fantasma de sus fundadores. Es por ello que muchas organizaciones se forman a imagen y semejanzas de sus líderes. A título de comentario, no es casual que en éste momento el mov. Scout, surgido y manejado por países de origen protestante y bajo la ideología liberal, desestime la importancia de los símbolos en la constitución del sujeto, proponiendo en su lugar una cantidad enorme de objetivos “morales” dentro del programa [23].

Para Freud es muy importante la imago del Jefe [24] ya que es la que asegura la cohesión grupal. Dicha Imago es muy importante en la constitución de las instancias reguladoras del Yo, como el Superyó, Ideal del Yo y Yo ideal. La Imago a diferencia del fantasma no es una construcción histórica sino filogenética, siendo el Segundo Organizador Grupal [25] Igualmente se manifiesta de forma distinta en cada una de las edades evolutivas. En la edad del Lobato el Ideal del Yo es Totémico, y dicha Imago es totalmente lejana (Padre primordial); en la edad del Scout el Ideal del Yo es mítico, y dicha imagen tiene que ver con la historia épica de alguna persona con un cierto manto de “santidad”; en la edad del Caminante vemos aparecer el “Mito del héroe”, en una figura humana con una visión totalizadora del mundo, en la edad Rover dicha persona adquiere un cariz mucho más real.

Dichas imagos no se presentan solas, sino que comunmente junto a ellas se presentan una narración mítica y distintas insignias y emblemas que permiten que por medio de la identificación el sujeto constituya su Ideal del Yo. Es en éste lugar donde aparecen los banderines, los nombres, las leyendas, la vestimenta, etc. Es por medio de la identificación al rasgo [26] que el sujeto puede tomar dicho rasgo (no la totalidad) y hacerlo parte de sí, dejando de ser un yo ideal para ser parte del Ideal del Yo. En éste nivel, que tiene que ver con la construcción fantasmática, ubicamos el tercer organizador grupal.

La experiencia de la mística

El musulmán, cuando cae el sol se arrodilla y reza en dirección
a la Meca sintiéndose parte del Todo

El alumno de Karate, se cambia de ciudad y busca un nuevo Dojo,
en el que se realiza exactamente lo mismo que en cualquier parte
del mundo,  se siente parte de un Todo…

El  Diaguita realiza la ceremonia de la siembra, pidiéndole permiso
a la Pachamama, se siente parte de un Todo.

El scout llega a la cima de la montaña ,repite la hazaña de los que
lo precedieron, el es un Jaguar, tiene un nombre, un ideal, por
un momento el es el ideal y por ello, se siente parte de un todo…

Mucho se dice y se ha dicho de la mística, pero siempre desde la religión. Para cambiar un poquitito el panorama me propongo explicar la importancia de la mística scout en la formación de los ideales, desde la psicología

Muchos autores analizaron la mística, entre ellos los más conocidos son Freud, Bion, Lacan, Rosolato, Abadi, Kristeva, Assoun, Anzieu, Kijak, Sami-Alí y otros. Las conclusiones más importantes que pueden servirnos son las siguientes [27]:

  • Para Freud la mística consiste en una percepción de sí de reino del Ello, teniendo lo más profundo del ser humano conciencia de sí. La mística expresa a los ideales como representantes del ello (sublimación)
  • Se revela la importancia de la relación con lo Uno en el que el yo personal elegido desde el ser Superior se subsume,se abandona en un estado de éxtasis amoroso, en una experiencia indecible, o mas bien relatable a posteriori. Para dicha vivencia de lo uno son muy importantes no sólo los elementos ideales de acuerdo a cada estadio fantasmático, sino aquellos elementos que brindan rasgos de Identificación con lo Uno (narración mítica, nombres, banderín, uniforme, etc)
  • Es un modo básico de acceder al “Punto cero” del Ser, en el que se produce un adelanto por regresión, no como consecuencia de la frustración sino gracias a un amparo desde los ideales y a partir de una pregunta por la existencia propia.
  • Opera como un exceso de voltage que permite el crecimiento espiritual
  • Es una búsqueda asegurada por procesos identificatorios que resguardan contra la amenaza de disgregación. Se produce la identificación con el Ideal.
  • Preserva la integridad ética a condición de disolver el yo propio en la Divinidad provocando como signo de placer la beatitud

Observación:

  • “Se ha desarrollado un pensamiento místico ateo en aquellas cosmovisiones en las que se refleja el proceso de revolución tecnológica (informática – computación). Esto puede conducir a una pérdida del valor simbólico de los objetos o de la existencia general, con lo cual el sentido vital queda reducido a una combinatoria de ceros y unos” [28]
  • Lo místico puede ser reemplazado por el éxtasis tóxico mediante la ingesta de drogas” [29]

Para poder entender como se articula la mística en las distintas edades, debemos tener en cuenta cada una de las edades evolutivas, el fantasma en juego, y los distintos elementos mediatizadores del mismo. No debemos olvidarnos de que:

  • A todo grupo lo sostiene un mito y un fantasma
  • Esto produce la sustitución del Yo Ideal Personal por un Yo Ideal Común [30]
  • El trabajo concreto con los mitos y fantasmas (de acuerdo a cada estadío evolutivo) realizado poniendo fuera lo que está dentro (simbología scout),permite la elaboración de la vida fantasmática.

En cada edad hay un mito ordenador que reordena las vivencias y que permite la

Constitución de los ideales [31]; ¿cómo sería la experiencia mística?

Les pido que por un momento hagan memoria… ¿nunca les pasó que sintieron que eran parte de un todo mucho mas vasto, parte y partícipes de la Creación?, ¿nunca sintieron que por un momento Dios se manifestaba en una ceremonia o en una actividad, sintiendo esa sensación de beatitud y de estar en el camino que Dios marcaba para cada uno?… si eso alguna vez les pasó, realmente tuvieron una experiencia mística. Para que la “regresión con el amparo de los Ideales” se produzca, muchas cosas debieron ocurrir, algunas concientes y otras inconcientes:

  • Seguramente estaban presente distintos elementos que permiten la Identificación con un Ideal: Un uniforme, un banderín con todo lo que representa (historia de patrulla, un nombre y un lema), una Historia Mítica, una promesa reflejada en un pañuelo, un lema de rama.
  • El lugar en que tuvieron la vivencia dejó de ser un lugar común, profano… pasó a ser un lugar sagrado [32]
  • Todo a lo anterior, común a todo un país (nombres de…, banderines, uniforme, etc) permite la vivencia de lo Uno, de movimiento. Aunque parezca mentira, en el momento místico el Todo se vivencia en lo Uno.

¿No les pasa que ustedes saben a que me refiero pero no tienen palabras para poder explicarlo? Y sí, lo místico queda por fuera del orden del lenguaje, lo que no quiere decir que no pueda ser pensado o elaborado…

Vivimos en un mundo vaciado de símbolos, el ideal de la modernidad (al que llaman postmodernidad) es la forma de vida común… La única religión que carece de símbolos mediatizadores de Dios es la protestante –porque no existen mediatizadores de Dios, porque Dios no se manifiesta en la naturaleza ni en ningún lado-, y como carencia de ello aparece una “moralidad” extrema, alejada de la vida del hombre que se manifiesta en una serie de objetivos morales incumplibles (en el caso de los scouts, ver el MACPRO).

La ciencia, la técnica y algunas teorías educativas parten de esta concepción del hombre, que se hace hegemónica porque el liberalismo (producto del protestantismo) [33] irrumpe produciendo un efecto de achatamiento cultural al negar toda concepción del hombre que se oponga. Mi pregunta es: si el Movimiento Scout se basa en el respeto por las distintas culturas y religiones ¿por qué desde el programa se considera accesorio aquello que justamente es fundamental, al menos para las religiones no protestantes? ¿la “globalización” del escultismo no implica la “conquista” de una cosmovisión por parte de otra?… tengamos cuidado en esto, porque no es discutir cuestiones de forma, sino cuestiones realmente de fondo…

[1] Fantasma es la traducción francesa de la palabra fantasía. Para Freud el rango de las fantasías va desde las más concientes como los sueños diurnos y el fantaseo, hasta las más inconcientes a las que denomina Fantasías Primordiales. Estas últimas tienen que ver con la filogenia (matrices heredadas de la especie) y marcan la ontogenia (el cómo se desarrolla la especie) y son aquellas que estarán en juego en los distintos momentos de la evolución del humano y de los grupos humanos.

[2] Didier Anzieu, “El grupo y el inconciente”

[3] Thomas Kuhn, “estructura de las revoluciones científicas”

[4] Para más información se sugiere consultar el libro de Jurgen Kriz titulado “Corrientes fundamentales en psicoterapia”

[5] Didier Anzieu, “El grupo y el inconciente”

[6] Ibid

[7] Emile Durkheim, “las reglas del método social”

[8] Eduardo Azcuy, “La revolución científico tecnológica. Una visión desde el pensamiento poético” en la Revista de Filosofía titulada “Identidad cultural, ciencia y tecnología: aportes para un debate latinoamericano”. Bs. As., 1987,

[9] Por citar un libro, les recomiendo “Teoría de la comunicación humana” de Watzlawick

[10] En inglés existen dos palabras para definir juego: una es play, que hace referencia al juego libre; la otra es game, que hace referencia al juego con reglas.

[11] Winnicott D, “Realidad y juego”

[12] Ibid

[13] Berger-Luckman, “La construcción social de la realidad”

[14] Llama la atención en los documentos emanados del Equipo Nacional de Programa el cómo se desconoce la sexualidad infantil (“descubierta” por Freud en 1905) y las insignias (varones) y emblemas (mujeres) que son esenciales para el desarrollo del Ser Varón o el Ser Mujer. De hecho, en éste fin de milenio los movimientos feministas en una seria autocrítica descubren que la lucha no pasa por la equiparación con el varón, sino por el conocimiento y reconocimento de la dieferencia entre hombres y mujeres.

[15] Jackes – Alain Miller, “Los signos del goce”. El mitema es considerado la unidad mínima de sentido expresada por los mitos. Dicho autor considera al mito como lo mas cercano a la “matematización” ( un matema es una fórmula matemática que da cuenta del desarrollo de un individuo)

[16] Mircea Elíade “Mito y realidad” . “Lo sagrado y lo profano”.

[17] Francoise Dolto, “La causa de los niños”. “La causa de los adolescentes” Horacio Wild, “El Raid, una experiencia educativa”. Documento del Equipo de Formación de Bahía Blanca, 1996.

[18] Didier Anzieu. “El grupo y el Inconciente”

[19] Maldavsky David, “Estructuras narcicistas”. “Procesos y estructuras vinculares”

[20] Sigmund Freud, Obras Completas: “El creador literario y el fantaseo”, “Lo inconciente”, “Psicología de las masas y análisis del Yo”, “El Yo y el Ello”

[21] Horacio Wild. “Una Ley y una promesa para Scouts de Argentina”. “Pedagogía Scout de los valores”. Presentados al Equipo Nacional de Programa. Maldavsky David, “Procesos y estructuras vinculares”

[22] Didier Anzieu, “El grupo y lo inconciente”. Rene Kaes, “El aparato psíquico grupal”

[23] Weber Max, “La ética protestante y la génesis del liberalismo”  “Economía y sociedad” Jung Carl. “Arquetipos e Inconciente Colectivo”.  “El Aión” Casalla Mario. “Tecnología y pobreza”

[24] Sigmund Freud, Obras completas: “Tótem y tabú”, “Moisés y la religión monoteísta”, “La disección de la personalidad psíquica”

[25] Didier Anzieu, “El grupo y lo inconciente”

[26] Sigmund Freud, obras completas “Psicología de las masas y análisis del Yo” “La disección de la personalidad psíquica” Lacan jacques, “Escritos”  “El Seminario 9” “El Seminario 1” Miller Jacques, “Los signos del goces”

[27] Maldavsky David, “Procesos y estructuras vinculares”

[28] Maldavsky David, “Procesos y estructuras vinculares”

[29] Ibid

[30] Lacan, en el “Seminario 1”, diferencia al Yo Ideal del Ideal del Yo . El Yo Ideal tendría que ver con una fuerte vivencia narcicista de completud; el Ideal del Yo (heredero del anterior) tendría que ver con los ideales rectores de una persona

[31] Wild Horacio, “Una Ley y una Promesa para Scouts de Argentina”

[32] Elíade Mircea, “Lo Sagrado y lo Profano”

[33] Weber max , Op.Cit.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “El vuelo de la paloma”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario