Cuerpo, ciudadanía y escultismo

tomasito

Cuerpo e historia

Parece ser que el cuerpo es lo único que realmente tenemos, pero no siempre y en todo momento lo sentimos propio, quizás por ello los filósfos griegos inventaron la psyché, pensando al cuerpo como especie de envoltura, de tumba para el alma.

En diversas culturas los cuerpos de las personas han sido atravesados por discursos que marcan cuestiones de género y clase social. Si nos remitimos al escrito “efectos de torsión en algunos conceptos básicos del escultismo”, en dicho texto descubríamos que en la base del republicanismo inglés del siglo XIX, se encontraba la concepción aristotélica, donde la polis debia intervenir para educar al ciudadano partiendo de tres elementos básicos: la naturaleza (lo propio del individuo), el hábito (la ejercitación) y la Instrucción (la razón práctica)… pero claro ¿Quiénes eran los “ciudadanos” griegos?: una elite de la población, varones, nacidos en el lugar de residencia, quienes ejercitaban todos los derechos y actividades públicas (Participar en actos públicos, asambleas, teatros, juegos, ritos, competiciones). Las mujeres estaban excluidas de la vida pública siendo amas de casa. Los extranjeros (metecos) tenían derechos limitados y los esclavos no tenían derechos… cada uno de ellos participaba de una forma precisa de un discurso de y sobre el cuerpo, por lo que podemos decir que el cuerpo del esclavo no estaba marcado de la misma manera que el cuerpo del ciudadano, basta con recordar que para Aristóteles el esclavo era un instrumento parlante, un instrumento como el buey y el arado…

En las luchas por la libertad de los pueblos, con la caida de las monarquías y el advenimiento de los Estados – Nación, algo cambia en relación al discurso de y sobre cuerpo: en las nacientes democracias, con la anulación de la esclavitud y la servidumbre, va apareciendo lentamente en distintos paises el tema de educar al soberano, formar al ciudadano, cuestiones que no fueron sin consecuencias para la sociedades civiles que se iban gestando. Las enfermedades del pueblo adquieren la visibilidad necesaria como para que pasen a ser un problema de la naciente salud pública, y es allí donde surgen las corrientes higienistas que se ocupan de la misma desde distintos aspectos, incluso los sociales, ya que el conocimiento de los procesos de salud enfermedad eran prácticamente nulos. A la par del crecimiento del conjunto de los “ciudadanos” comienzan a aparecer los antiguos “derechos”, como el deporte y los juegos… La escuela comienza a hacerse general y se incorpora la “gimnasia” (tema que estudia el pedagogo argentino Pablo Scharagrodsky, haciendo referencia al movimiento scout); resurgen las Olimpíadas, y los otroras juegos de las elites del imperio se popularizan en las grandes ciudades, siendo un ejemplo de ello el fútbol: en 1901 se funda River Plate, en 1905 se funda Boca Juniors, en 1908 San Lorenzo de Almagro, en 1905 Estudiantes de La Plata, en 1904 el club ferrocarril oeste… y así sucesivamente.

Ya no se trata del cuerpo del esclavo o del siervo que es enviado como “carne de cañón” a la guerra o al trabajo. Las nacientes democracias se plantean no solo el problema de la salud pública (lo que permitirá el desarrollo de la medicina) sino el problema de la calidad del ciudadano y de su fidelidad a la idea abstracta de “Nación”, siendo determinante la disposición por luchar y dar la vida por el país. En este contexto aparece un ideal de masculinidad donde la valentía, el coraje, la confianza, el patriotismo y la disciplina son centrales en la educación, en la formación de ciudadanía, Esto establece y generaliza una relación con el cuerpo, al menos el masculino. Es necesario un cuerpo sano y un cuerpo disciplinado… de allí podemos entender como en “Escultismo para muchachos” nuestro querido “Tomasito” es marcado como negatividad, aquello lo que no se debe ser, aquello que hay que trabaja para dejar de ser un “pie tierno”…

La historia sobre el contexto en que surge el movimiento scout es importante, sino corremos el riesgo de reproducir irracionalmente lo que suele decirse del movimiento y su relación directa con la militarización de niños y jóvenes, lo que considero injusto ya que la educación para la ciudadanía y la democracia son el hueso del movimiento, y no podemos entenderlo sin el contexto en que surge y en el que va creciendo que en lo previo incluye el advenimiento de las democracias, y en su desarrollo ubicamos dos guerras mundiales. Es cierto que en muchos lugares (al menos en Argentina) grupos conservadores con acceso al poder real fueron los que lo promocionaron, marcando desde sus lugares cuestiones ideológicas que no son menores. Pero tambìén es cierto que en los lugares marginales tuvo un desarrollo importantísimo, como lo que sucedía en l de la mano de Roland Phillipps, donde las patrullas y las tropas eran conformadas por chicos muy humildes, que tenian diferentes creencias e idiomas, siendo quizás la única posibilidad que muchos tuvieron de construir algún destino. No es posible negar que mientras en el entre – guerras se fortalecían visiones nacionalistas signadas por el odio, el movimiento scout era uno de los pocos espacios donde tomaba categoría de ley el respeto a todos los hombres, “sin distinción de credo, raza, o clase social”; o como se diría hoy el respeto por la diversidad cultural y la constitución de una hermandad de naciones que sepa convivir con las diferencias.

La problemática de género de la época actual y las propuestas del escultismo.

Para quienes no conocen sobre las discusiones teórico/políticas con relación a la temática del sexo /género haré un brevisimo resumen que no pretende ser más que eso…. Podríamos decir que en el siglo XX se ve cuestionada la concepción de la sexualidad como algo “natural” a partir de poner en tela de juicio si lo biológico alcanzaría para poder definirla, por lo que a mediados de 1950 se introduce el concepto de género donde el sexo sería lo biológico y el género estaría definido por la cultura en tanto identificaciónes, sosteniendo un binarismo hitórico sexual masculino – femenino. Con el construccionismo filosófico, Foucault, el feminismo y el psicoanálisis se estableció un giro en el debate planteandose lo sexual como construcciones histórico – discursivas (esto nos sirve para entender el contexto del surgimiento del escultismo). Judith Butler con su teoría de la performatividasd piensa que el binarismo sexual es discursivo (el sexo y el genero serían construcciones discursivas) y propone la existencia de una multiplicidad de géneros. Desde la biología Anne Sterling plantea la idea de diversidad sexuada pero basada en la diversidad genética, dando origen a la noción de transgénero, por lo que la multiplicidad de género pasa a ser un continuun donde ya no existiría la dicotomía masculino/femenino… en la ilusión posmoderna no habría mas hombres y mujeres, cada uno construiría su propio sexo pretendiendo pulverizar aquello que ordena la sexuación, donde más allá de quien sea y la práctica sexual que tenga, siempre se trataría (al menos para el psicoanálisis) de dos posiciones: masculino y femenino; la primera discursivamente clara, la segunda siempre un poco más oscura.

Como vemos muchas cosas han sucedido entre los tiempos fundacionales del escultismo y la època actual. Casi desde sus inicios se incorporaron al movimiento las niñas y jóvenes, con un ideal acorde al contexto de época. En la actualidad nos encontramos con un movimiento grande, disperso en distintas asociaciones, donde niños, niñas y jóvenes siguen participando de lo que denominamos “Gran Juego”, agrupados por sexo o en forma mixta. Si tenemos en cuenta la evolución del concepto de género (y sus dificultades) podemos afirmar que no es seguro afirmar que exista un único formato válido de escultismo, ya que de una u otra manera los diferentes formatos darían respuestas a las distintas realidades culturales y sociales. La cuestión del género es más compleja que estar en contra de “los nenes con los nenes y las nenas con las nenas”, siendo una discusión valiosa que debiera permanecer abierta en las distintas asociaciones.

¿Cómo podemos establecer en nuestra época si un Programa Educativo alberga la diversidad, la diferencia? Seguramente que esto no pasará por el formato de cómo se distiribuyen los sexos (biológicamente hablando) sino por otra parte… ni las ramas de un solo sexo son garantía de que no se deja lugar a la diversidad, ni las ramas mixtas son garnatía de lo contrario… probablemente disponer de formatos que respeten los modos de agrupamiento de niñas/os y jóvenes (propuesta básica de Baden Powell) sea la mejor opción posible; esto implicaría que cada asociaicón pueda disponer en su seno distintas propuestas con la opción de que puedan ser utilizadas acorde a las distintas realidades socio – culturales.

Tomasito hoy…

Una buena pregunta que podemos hacernos es ¿cómo representaríamos a Tomasito en la época actual? ¿Cómo pensaríamos esa negatividad que de por sí es resto y que el escultismo a partir de su práctica quiere brindar la posiblidad de otra cosa? Pensando en nuestro Tomasito/a se me ocurren una serie de imágenes en donde la cuestión del consumo es el eje, por exceso en la falta o exceso en el tener… me imagina tomasitos/as en:

• Algunos jugadores de play creyendo que su cuerpo tiene experiencia de aventuras por los juegos que juega en la máquina, de hecho algunos chicos dicen “yo se manejar porque manejo en el juego” suponiendo que pueden eludir la cuestión que para el cuerpo implica manejar un auto “de verdad”
• Aquellos que tienen amigos y relaciones sin cuerpo, en las redes sociales de internet o por medio del messenger, imposibilitados por la angustia que produce el encuentro con la proximidad del cuerpo del otro.
• Aquellos que quieren hacerse un cuerpo de alguna manera, por medio de los excesos de la bulimia y la anorexia (y una catasrata denombres que nunca terminan
• Aquellos que no disponen de un entramado simbólico que los sostenga y quieron adormecer o conectar su cuerpo a full, haciendo que los distintos objetos golpeen directamente para sedarse o entrar en una explosión de “vida sintética” que lleva a la muerte… lo vemos en algunos jóvenes con fenómenos relacionados a la música o al consumo de alcohol y otras sustancias.
• Aquellos que ya son resto social y como de esa forma tratan el cuerpo, como despojo, vistiéndolo con los ropajes que ofrece el capitalismo (Logos, tecnologia) a partir de los mundos artificiales creados por la propaganda, siendo el único modo posible partir de la delincuencia ya que les resulta imposible poder pensarse desde otro lugar.

Estos cuerpos – como ejemplo- estan marcados esencialmente por un vacío, por una dificultad de hacerse de un cuerpo, y desde este punto pareciera una situación mas complicada que la del siervo o la del esclavo donde un discurso les atribuia un lugar y un ser. En la posmodernidad cada vez mas se complica hacerse de un cuerpo y por ende de un ser, pero esto tambien se dificulta si desde los lugares donde pueden alojarse y apropiarse del cuerpo y construir algo del orden de lo propio un discurso excesivo pretende marcar el cuerpo de forma imperativa… tambien esto desde mi punto de vista es un exceso, hecho que he explicitado mas de una vez respecto de los Objetivos Regionales del programa de la OSI donde pareciera que no se tiene en cuenta el 5% sino el 100%.

Releer las fuentes desde una perspectiva de època nos puede servir para afirmarnos en la vigencia que tiene el escultismo como modo de que alguien establezca relaciones con su cuerpo de un modo distinto a los universos artificiales creados por la TV, de que alguien se apropie de su cuerpo y de que, partiendo del trabajo junto con otros, se constituya en un ciudadano parte de un grupo pero no de una masa, ya que en el grupo –si este funciona bien- se promueve la singularidad y el respeto por la diferencia.

Invito a los/as lectores/as a dejar sus opiniones y aportes sobre el tema.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Cuerpo, ciudadanía y escultismo”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario