BP y “Las minas del Rey Salomón”

minas rey salomon

Hace algunos meses paseaba por la sección de libros de un conocido centro comercial cuando me topé con un ejemplar que llevaba la foto de varios personajes en la portada, y entre ellos me pareció reconocer a BP. Así que me detuve, le eché un vistazo con más detalle, y efectivamente, era una foto del fundador.
Se trataba de “La auténtica historia de las minas del Rey Salomón”, del escritor y periodista Carlos Roca.
Como yo pertenezco a una generación que se crió disfrutando de aquellas películas de aventuras durante las sobremesas del sábado, me vinieron a la cabeza una montaña de imágenes de guerreros, cazadores, leones, riquezas, exploradores…envueltos en multitud de emociones. Muchas de aquellas pelis eran en blanco y negro pero a nosotros nos daba lo mismo porque nos llevaban a rincones nuevos y fascinantes. Estimulaba nuestra imaginación y nos daba pie a desarrollar nuestros propios juegos.

Así que me decidí a hacerme con un ejemplar e indagar en lo que había tras el fantástico relato de Rider Haggard que daría lugar a un montón de versiones cinematográficas.

Las_minas_del_rey_Salomon_TV-395605522-large9351950_las_minas_del_rey_salomonEl libro de Carlos Roca está muy interesante, y nos cuenta multitud de detalles sobre la época de la colonización de Sudáfrica, y de los grandes personajes históricos contemporáneos al fundador (y a los cuales éste hace referencia habitualmente en sus libros), como Rhodes, Selous, Burnham, Stanley o Livingstone, aunque no se extiende demasiado en relación a Baden-Powell. Las referencias a él son a menudo con un aire crítico, como casi siempre que se juzga a un personaje del ayer con los ojos y normas del presente.

Queda así reflejado con un comportamiento cruel para con los nativos, en el papel de colonizador y cazador implacable.

Livingstonemosaic1

En la actualidad tendemos a contemplar el fenómeno de la colonización y descubrimiento de nuevas tierras como algo totalmente negativo, y es verdad que ha conllevado mucho sufrimiento y la expoliación de territorios a sus genuinos habitantes, pero es que esa ha sido la historia el mundo. Los pueblos se han conquistado unos a otros una y mil veces hasta llegar a la actualidad, y sería inimaginable pensar en un planeta compuesto por grupos humanos aislados y cada uno con su nivel de desarrollo como si fuesen mundos inconexos. Para comprender bien la historia no debemos sacar ninguna actuación humana de su contexto, y en aquel tiempo las cosas eran así.

En todo caso me sorprendió que, aludiendo a su obra, se le achacara el desconocimiento manifiesto de lo que ocurría a su alrededor.
Parece haber una corriente que gusta de poner en duda hasta las más nimias afirmaciones del fundador. Ya hice mención a ello en el foro de La Roca en relación al nombre de “Ingolubu”, donde toda una experta en Lengua e Historia británicas de la época Victoriana sacaba unas conclusiones peregrinas e inaceptables a mi juicio.

En este caso ocurre algo similar. Roca deduce que durante la guerra con los Matabele, BP desconocía en realidad lo que era el ‘Mlimo (una deidad que dichos Matabele tomarían de los Shonas), haciendo ver que lo tomó por una persona.
No tengo ni idea de dónde ha sacado semejante opinión pero creo que no se sostiene en absoluto.matabele-warrior
Y no hace falta profundizar mucho. En sus “Lecciones de la Universidad de la Vida” hace referencia a cómo los exploradores británicos, tras controlar la rebelión de Matabeleland, se ven obligados a tratar de prender a los diversos “sacerdotes” que hacían de oráculos del ‘Mlimo, quienes seguían alentando ciertos grupúsculos rebeldes.
Para el ejército era prioritario tratar de capturarlos a fin de que volviese la paz a todo el territorio y acabaron con tres de ellos por lo que me parece muy poco probable, por no decir imposible, que BP creyese que era una persona, aunque de modo coloquial se refiriese a los sacerdotes que hablan por su boca como “‘Mlimos”, y supongo que de ahí viene el malentendido.

Como ya dije en el foro, me desagrada que se cuestione tan a la ligera la comprensión de un hombre que, sin ser por supuesto un personaje sin mancha, demostró una capacidad de observación del entorno fuera de lo común y además de ello llevaba un exhaustivo registro de su vida en sus cartas y diarios que enviaba a casa con regularidad. Dudar de un observador directo y tan capacitado me resulta increíble.
Por lo demás es vital para entender la historia no juzgarla con los ojos de la actualidad. Las circunstancias de entonces eran las que eran, BP era un militar y por supuesto que actuaba como tal.

La vida ya le conduciría más adelante a tratar de cambiar todo ese orden por una verdadera hermandad mundial.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “BP y “Las minas del Rey Salomón””


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario