Scouts unidos por una misma afición: Giorgio Meo

 

giorgio perfil

1. Háblanos un poco de ti, de tu vida scout así como de lo que desees a título personal.

Hola, me llamo Giorgio Meo y soy italiano, de Roma. Tengo 48 años y soy scout desde los 41. En la vida “civil” soy diseñador gráfico, en la vida scout soy jefe de Manada en el Grupo Roma 4, y comisario internacional de ASSORADIER, una asociación pluralista con unos 2000 socios.

2. ¿Sale caro ser coleccionista? ¿Cuanto dinero gastas, de media, al año, en compras de artículos, viajes a exposiciones y otras gestiones?

No gasto mucho, raramente compro (excepto alguna novedad en la tienda scout o alguna cosa rara en los mercadillos), no me gusta comprar, no es poético. Gasto más en viajar para ir a reuniones de coleccionistas. No he hecho nunca una suma precisa, pero creo que entre todo puedo gastar unos 500 euros al año.

Fotografía de Giorgio en su época de lobato

3. ¿Cuándo comenzaste a coleccionar? ¿Por qué?

Comencé a coleccionar en 1985, porque se organizó en Roma una gran exposición para celebrar la semana del escultismo en febrero, y me enamoré de la historia de los objetos scouts.

4. ¿Cuál fue la primera pieza de tu colección? ¿Aún la conservas?

Mi verdadera pasión es la historia del Movimiento en Europa. Colecciono principalmente insignias y documentos europeos, no me gusta tener insignias de las que no conozco la historia, la metodología de la asociación, etc. Prefiero concentrarme en las asociaciones europeas porque, casi todas, han hecho un escultismo que puedo entender, con un sistema similar.

Mi colección está catalogada en dos periodos históricos, con descripciones, fotografía y documentos históricos que permiten comprender a quien la vea de que trata la cosa, ,no es solo un conjunto de trozos de tela. Esta ordenada en función de la exposición, de tal forma que algunos grupos scouts me han pedido para exponer.

5. ¿Cuál de las piezas de tu colección tiene más valor para ti? Y no hablamos solo del  valor económico.

Seguramente las insignias de comienzo del escultismo en Italia, algunas de las cuales eran propiedad de personalidades scouts de la época, y que me han regalado los herederos de estas personas. Otra insignia a la que tengo muchísimo aprecio es al “fuoco del Lupercale”, un pequeño fuego metálico, símbolo de los scouts italianos en la clandestinidad, cuando el escultismo estaba prohibido por el fascismo.

Parte de la colección de Giorgio

6. ¿Cuántas personas has conocido a través del coleccionismo scout? ¿A cuántas has llegado a conocer en persona?

Muchas, frecuento desde hace mucho tiempo los encuentros de coleccionistas europeos y a veces mundiales. Con algunos coleccionistas ha nacido una auténtica y sincera amistad. Me he hospedado en algunos países europeos y he hospedado en casa a muchos coleccionistas que han visitado mi ciudad.

Entre los italianos estamos particularmente unidos, con algunos de ellos suelo quedar, independientemente del coleccionismo.

7. ¿Cómo es el ambiente entre los coleccionistas? ¿Prevalece la colaboración y compartir, o es un mundo competitivo?

Depende. He visto personas que no me han gustado, pero no las trato. Con las personas que realizo intercambios y conozco hay relaciones de Hermandad Scout.  Primero está la Hermandad Scout, y luego el coleccionismo.

He visto que en el extranjero (respecto a Italia) si se hace mucho hincapié en el aspecto económico de los cambios, pero para nosotros no es así, no nos basamos en el dinero, y no se atribuye valor económico a las insignias, sino que el cambio se realiza según la mayor o menor rareza del objeto.

Diría que entre los coleccionistas italianos prima la colaboración antes que la competición.

 8. ¿Has tenido algún problema intercambiando, en persona o por correo postal?

Si, el problema suele ser el correo, de vez en cuando sucede que algún envío se pierde.

Parte de la colección de Giorgio

9. ¿Qué pieza te gustaría conseguir para tu colección que aún no has podido?

El Jamboree Mundial de 1937.

10.¿Qué sistema usas para colocar tu colección? ¿Y para catalogarla? ¿Sueles exponer?

Creo haber respondido anteriormente. Más precisamente, compongo gráficamente la página, midiendo las insignias para encuadrarlas con el espacio, busco la documentación en libros y reglamentos de las distintas épocas realizados por varios coleccionistas europeos. Después imprimo las paginas en cartulina y las coloco en el álbum por naciones, asociaciones y periodo histórico.

Para exponer, a menudos somos llamados como Club para organizar muestras de temática scout, y es precisamente a través de estas actividades como damos publicidad al club. Las exposiciones deben servir, principalmente, para explicar la historia del movimiento scout a los muchachos y no complacer a los coleccionistas.

Giorgio en pleno intercambio

11. ¿Muestras tu colección en internet? ¿Tienes web propia o muestras tu colección a través de algún medio en internet?

Tengo un perfil en Facebook dedicado al coleccionismo, donde muy muy lentamente estoy subiendo mi colección escaneada. Me ayuda a catalogar bien las insignias, porque coleccionistas scouts que saben más que yo me corrigen los fallos, y también me permite hacer nuevas amistades y cambios.

12.Existen webs de subastas online, en donde es fácil encontrar material scout de  coleccionismo, ¿qué opinas sobre ellas? ¿Piensas que hay precios excesivamente altos para algunos de los objetos que se subastan?

Como decía anteriormente, no me gusta comprar insignias a los coleccionistas ni en las subastas por internet. Lo he hecho pocas veces para conseguir insignias italianas que no habría podido conseguir de otra manera. Algunos coleccionistas que conozco son “enfermos” de este sistema , gastando mucho dinero y no buscan otra forma para conseguir material.

Otra cosa distinta es buscar insignias, u otro material, en los mercadillos de mi ciudad, es muy divertido. SI los precios son altos, de hecho en algunos casos altísimo, no hay que culpar, desde mi punto de vista, a quien lo vende, que busca su propio interés, sino al que compra y está dispuesto a gastarse más de lo debido por un objeto. Algunas insignias internacionales, como la de los Jamboree, han llegado a tener precios inmorales, pero se ve que hay personas dispuestas a pagar todo ese dinero.  Sería mejor que lo donaran a beneficencia, ¡sería más scout!

13. ¿Qué recomendarías a las personas que comienzan esta afición?

Hace falta recordar siempre dos cosas: la primera, somos scouts, y esta actividad te permite conocer a otros hermanos por todo el mundo. La segunda, es que el coleccionismo es principalmente una diversión, un juego que no debe convertirse en algo serio, se corre el riesgo de querer tener todo, y eso no está bien. Para comenzar es siempre mejor unirse a un club y hacerse ayudar a comprender como trabajan los coleccionistas más antiguos.

14. Como sabrás, existen diversos clubs de coleccionistas, a nivel nacional e internacional, qué opinión tienes de estos clubs? ¿eres miembro de alguno de ellos?

Si, soy uno de los primeros socios de AICoS, la asociación italiana nacida a finales de los años ‘80. Durante diez años he sido el editor de la revista “Il Pellicano pataccaro” y durante ese tiempo la asociación ha crecido de 30 a más de 120 scouts. Es un gran grupo

Nuestra asociación se dedica al coleccionismo pero también a la historia y curiosidades del escultismo italiano. Algunos socios no están interesados en el coleccionismo, pero también tratamos otros temas en la revista como las conferencias, encuentros y libros que publicamos. Entre nuestros socios hay personalidades del mundo scout italiano.

Miembros de AICoS en Lovaina

15. Y por último, háblanos de lo que desees

Querría remarcar la gran diferencia que hay entre “acumular” y “coleccionar”.  Quien acumula está más interesado en tener todas las cosas que pueda, sin saber bien qué es cada cosa y sin interesar profundizar. Quien colecciona sabe que no puede tener todo, elige que quiere coleccionar y estudia para saber qué cosas han existido, que cosas existe y que valor tiene cada cosa, es una enorme diferencia.

El coleccionismo scout, llevado de manera sana, puede ayudar a los scouts a sentirse parte del gran movimiento mundial y hermano de cualquier otro scout.

La última cosa es que hace falta no tener prisa de tener todo y rápidamente, se arriesga sino a perder mucho dinero. Hace falta tener paciencia, ingeniárselas para seguir el camino adecuado, y tarde o temprano, todo el mundo tendrá una colección fantástica.

 

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

1 Respuestas a “Scouts unidos por una misma afición: Giorgio Meo”


  • Miguel Angel Rojas Lagos CHILE

    Hola soy Dirigente de Manada y me gustaria intercambiar algunas cosas contigo, un abrazo, soy de Santiago de Chile

Añade un Comentario