Los scouts y el mundo de los coches 4: el Jam Roll

bp his motors Colin walkerPara finalizar con esta serie de artículos acerca de los vehículos en el movimiento, nada mejor que hacerlo con uno de los objetos más carismáticos de la historia scout (aunque todavía queden algunos que jamás hayan oído hablar de él): el Jam Roll.

¿Qué es eso del Jam Roll?

Pues es el nombre cariñoso que le pusieron los scouts al Rolls Royce que le regalaron a Baden-Powell con motivo del Jamboree de 1929 en Arrow Park: el Rolls del Jam(boree).

Algún tiempo antes de su celebración, contactaron con Lady Olave a fin de que averiguase aquello que al Jefe Scout del Mundo le hacía más ilusión.

Pero el Jefe hacía ya mucho que había descubierto la llave de la felicidad y sentía que no necesitaba nada en absoluto. Tras mucho insistirle sólo fue capaz de decir que quizá le vendrían bien unos tirantes nuevos.

Pero los scouts daneses animaron a todos los scouts a colaborar con una pequeña cantidad para hacerle un regalo que nunca pudiese olvidar.

Como quiera que el viejo coche de BP, “Jimmy”, le había dejado tirado en más de una ocasión, decidieron que ya era hora de cambiarlo por un nuevo y flamante Rolls.

jamroll

Y la idea no pudo ser más oportuna porque un día al comienzo del Jamboree (que a pesar de realizarse en verano fue de lo más lluvioso y desapacible, hasta el punto de llamarlo jocosamente “barro-boree”) el pobre “Jimmy” dijo que no andaba más y hubo de ser remolcado desde el centro del campamento hasta el taller.

david jagger bpPor ello, cuando a mediados de agosto le fue presentado su nuevo coche, con una estupenda caravana y el famoso retrato de David Jagger (en el que aparece con los brazos cruzados y que hoy día está en Gilwell), el Jefe no cabía en sí de gozo… aunque le faltaban sus tirantes, y sólo cuando se los entregaron a finales del evento con mucha parafernalia exclamó: “ahora tengo todo lo que quería en este mundo”.

La caravana era de la marca “Eccles”, que también es el nombre de un tipo de pastelito de hojaldre relleno de pasas, lo cual dio lugar a otra broma-juego de palabras, pues “Jam” es mermelada, “Roll” es un rollito o bollito, así que cuando veían pasar al coche con la caravana decían: “ahí va el bollito de mermelada tirando del pastelito Eccles”.

El precioso Rolls y su caravana estaban pintados en verde, el color scout, y se le había sustituido el “espíritu del éxtasis” (la famosa estatuilla alada sobre el frontal de los Rolls-Royce) por la flor de lis con su lema.

15122011eccles2-e1324685234960-300x225CBD-39-copy-210x300 Rolls_Royce_Silver_Cloud_I_1957_Spirit_of_Ecstasy_Side

La caravana era lo que necesitaba el Jefe mundial para que sus doloridos huesos pudiesen descansar con más comodidad, pues a sus años la época de dormir en el suelo se le había pasado, y de hecho la utilizó con bastante asiduidad tanto en sus viajes como en Gilwell Park, donde cambió su hamaca por la caravana.
eccles caravan

Cuando BP decidió pasar sus últimos días en Kenya, donó la caravana a Gilwell, donde aún se conserva.

engarceEl  famoso Rolls perteneció a la familia hasta 1945, cuando Lady Olave decidiera venderlo a su vuelta a Inglaterra una vez fallecido el fundador.

Desde entonces pasó por 10 propietarios diferentes y después de mucho tiempo, con motivo de las celebraciones en Gilwell Park del centenario (2007), se exhibieron juntos caravana y coche, aunque como curiosidad podemos decir que no han sido todavía capaces de dar con el sistema original de engarce entre ambos. En la imagen podemos ver el brazo de Eccles, pero nadie ha sabido decir con qué se enganchaba este artilugio en 1929 con el vehículo.

jam_ecles1En 2008, el Rolls  fue adquirido por la compañía/fundación B-P Jam Roll Limited (de la que forma parte Michael Baden-Powell, nieto del fundador), la cual se creo en 2007 con el fin de conseguir, preservar, mantener y exhibir objetos de interés relacionados con el Movimiento Scout.

De momento ya han conseguido el vehículo y siguen recaudando fondos para restaurarlo de modo adecuado. En la actualidad se muestra en el museo de la Rolls-Royce de la localidad de Derby, cerca de donde fue construido y donde los ingenieros de la Rolls lo mantienen operativo, a pesar de que la idea original era exhibirlo en Gilwell junto con la caravana Eccles. La falta de espacio adecuado parece haber sido lo que descartó este hecho.

De todos modos está siempre disponible para usarlo en eventos organizados y reconocidos por los scouts dentro del Reino Unido.

En los inviernos de estos últimos años, el propio museo de la Rolls Royce se ha hecho cargo también de albergar y restaurar la caravana con el fin de dejarla en su estado original.

Además del famoso Jam Roll, el fundador había sido obsequiado también por los scouts, esta vez con motivo de su boda con Lady Olave en 1912, con otro coche, un Standard Landautte de color verde y asimismo con la lis sobre el radiador.

el stardard landaulette de 1913

Desde este vehículo hasta el Jam Roll se sabe que el fundador disfrutó de al menos otros 3 Standards. El famoso historiador scout Colin Walker (cuya página web, “Scouting milestones“, recomiendo encarecidamente) incluso publicó un libro dedicado a los coches del fundador, cuya portada se reproduce al comienzo del presente artículo. Así que aquellos interesados en ampliar el tema, ya saben donde buscar.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

2 Respuestas a “Los scouts y el mundo de los coches 4: el Jam Roll”


  • Y colección cerrada con final genial, tenia mucha curiosidad por saber que paso con ese coche. U buen amigo mio estaba trabajando en Gilwell Park y le pedí que indagara sobre el destino final del Jam Roll, ¿te puedes creer que nadie supo decirle donde había ido a parar?

  • gato legendario

    Pfff! Me lo creo Darzee, me lo creo.
    Con lo que han sido estos British con respecto a las tradiciones y en qué se han quedado…
    Y eso que la caravana la tienen allí. Parece mentira que nadie haya tenido la curiosidad al menos de saber qué paso con el resto. Supongo que para la gente que ahora trabaja allí todos esos objetos les suenan ya a historia muuuuuuy pasada.

Añade un Comentario