El relanzamiento de la especialidad de pionerismo

Hubo un tiempo en el que todo chiquillo próximo a su adolescencia poseía una serie de habilidades prácticas. Habilidades acerca de tareas sencillas, como hacer un nudo de rizo, leer un mapa o arreglar un pinchazo de una bici.

Pero, tal y como reveló una encuesta realizada en el Reino Unido hace unos pocos años, estas técnicas básicas están desapareciendo entre los chicos: sólo uno de cada cinco chavales dijo saber hacer dicho nudo, y lo mismo ocurrió con la capacidad de reparar un pinchazo.A05509

Muy pocos (el 17%) se mostraron capaces de identificar una constelación, mientras que casi el 25% dijeron que jamás habían volado una cometa.

La encuesta realizada por la Asociación Scout británica, reveló que incluso tareas simples, como montar una tienda o cocinar, sólo sabrían llevarlas a cabo la mitad aproximada de los jóvenes, y menos aún dijeron tener alguna idea de primeros auxilios.

Sólo la mitad sabía usar una brújula, y cuatro de cada diez eran capaces de leer un mapa.

Sin embargo, cuando se preguntó a sus padres acerca de esas mismas cuestiones, éstos fueron aún más escépticos. Sólo uno de cada diez dijo que sus hijos tenían en realidad esas habilidades, y sólo el 7% creían que sus hijos sabían hacer un nudo de rizo.

La mayoría de los adultos que tomaron parte en la encuesta dijo que sus chavales carecían de las habilidades prácticas que ellos tenían a su misma edad, y el 58% aseguró que pasaban la mayor parte de su tiempo libre en lugares cerrados.

El mismo estudio reveló que eran mucho más capaces de llevar a cabo tareas con el ordenador, enviar e-mails, acceder a Internet en el móvil o actualizar sus páginas en las redes sociales.

scouting skills

Pues bien, esa encuesta, realizada entre chicas y chicos de 8 a 15 años, se llevó a cabo con motivo de la revisión de la Insignia de Pionerismo, la cual incorpora algunas de esas habilidades perdidas. La especialidad de Pionerismo es uno de los galardones más clásicos del movimiento y se inspira en las tareas de los ingenieros militares y exploradores que iban en avanzada, construyendo puentes, haciendo carreteras y preparando la ruta. Enseña el conocimiento de nudos, poleas, amarres y anclajes para poder confeccionar artefactos como camillas o puentes.

Como ya comenté en otro artículo, la Asociación Scout británica está redoblando sus esfuerzos para conseguir que los muchachos vuelvan a sentir el placer de la vida al aire libre y la aventura, y este es el motivo del relanzamiento de esta insignia con el patrocinio del Discovery Channel.

Sc Pioneer - Discovery Channel

Con ese fin, la Asociación Scout, junto con el Discovery Channel, ha elaborado también una lista de “14 cosas que hacer antes de los 14 años”. Incluye muchas de las actividades mencionadas en la encuesta, además de salir de acampada con los amigos, subir a los árboles, manejar un trineo o identificar algunas especies de flores, árboles y animales mientras se marcha por el campo.

En relación a ello, Bear Grylls, Jefe Scout de esta Asociación, manifestó que las habilidades prácticas forman parte del corazón del escultismo: “desde los primeros auxilios a cocinar, animamos a todos los jóvenes a aprender habilidades que pueden usar en su vida. Mientras aprenden juntos, chicas y chicos ganan en confianza y autoestima”.

“Poseer esas habilidades les ayuda a afrontar lo que la vida puede depararles, capacitándoles para ser unos ciudadanos activos y responsables”.

Susana Dinnage, de Discovery Networks UK, señaló a la prensa que “los muchachos tienen mucha facilidad para abrazar las nuevas tecnologías, pero las habilidades prácticas han perdido parte de su popularidad y nos gustaría ver un renacer de dichas habilidades”.

“Estamos entusiasmados de colaborar con los scouts y orgullosos de patrocinar la insignia de Pionerismo. El Discovery y los scouts comparten el amor por la aventura y la exploración, y estamos encantados de apoyar a una organización que anima a los jóvenes a “aprender haciendo”, educando su espíritu pionero”.

“Esta colaboración nos da la oportunidad de animar a la gente joven a emprender nuevos retos, tanto en interiores como en la naturaleza, y aprovechar la vida al máximo”.

Y con el objetivo de ayudar a los scouts a conseguir la insignia de dicha especialidad, se crearon algunos paquetes de actividades novedosas y emocionantes.

El Discovery Channel, una de las marcas de TV más reconocidas del mundo, ha colaborado en la confección de dichos paquetes y esperan demostrar de este modo lo relevante, moderno y sencillo que pueden ser estas actividades. Existe además una guía para los monitores y un pequeño folleto para la tropa.

Pages from DiscoveryScout_Activity_Pack_Print
Los scouts pueden incluso participar en un divertido concurso con el fin de averiguar qué “Pionero Discovery” les gusta más de entre un grupo de cuatro celebridades británicas: Bear Grylls (el Jefe Scout y “último superviviente”), James Cracknell (doble medalla de oro olímpico y aventurero), Ed Stafford (antiguo capitán del ejército británico, “aventurero del año 2011” y primer hombre en caminar a lo largo de todo el río Amazonas) y Ruth England (periodista internacional que ha recorrido todo el mundo y protagonista de la serie de supervivencia “pareja salvaje”).

La colaboración comenzó en septiembre de 2011, pues ambas entidades creen firmemente que la nueva insignia puede servir para motivar a los jóvenes a “aprender haciendo”, animándoles a recuperar el sentido de la aventura y a desarrollar su propio espíritu pionero. Bien sea haciendo volar una cometa o construyendo un refugio, la Insignia de Pionerismo está diseñada para animar a los chicos a explorar el mundo a su alrededor y sacarlos de la rutina de la vida doméstica.

En mi opinión, una manera interesante de potenciar los aspectos tradicionales del escultismo sin perder la imagen de renovación.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

7 Respuestas a “El relanzamiento de la especialidad de pionerismo”


  • la pega es que en Europa nos estamos volviendo urbanitas. Durante varios años coordiné la rama Rover de mi región. El 90% de los responsables rovers no sabían hacer un amarre, rechazaban que la actividad interclanes fuera una ruta, votaban mayoritariamente por la opción bocadillos contra comida trampera y, por supuesto, no realizaban construcciones en sus campamentos.

    No quiero decir con ello que fueran malos scouters. Sus clanes hacían muchas labores sociales y unos extrajobs increibles que les permitia viajar por el mundo o participar en todos los eventos nacionales. Pero la cuestión “técnicas scouts” para ellos pertenecía al pasado.

  • Jorge, hay algún link a “14 cosas que hacer antes de los 14 años” ?

  • Los links con el pack para los scouts y el pack para los educadores de la insignia de pionerismo aquí: http://members.scouts.org.uk/supportresources/3834/activity-pack-discovery-channel-scout-pioneering-activity-badge

  • Juan José, sugerencia:

    Sería interesante si podés hacer un artículo sobre los cambios que vieron los UK scouts en la sociedad y que comentás en el foro -> http://foro.larocadelconsejo.net/viewtopic.php?f=1&t=3397&sid=43857a59f2c8e68183435d407cbee846

    y una pregunta:
    ¿Es posible que los UK scouts recién a fines de los 60s tomaron nota de la necesidad de cambiar? -> http://es.wikipedia.org/wiki/El_informe_de_avance_de_los_Jefes_Scouts_(1966)

  • gato legendario

    Hola Nacho.
    Puedes ver las 14 cosas en http://billingescouts.org.uk/14-things-to-do-before-youre-14/
    En cuanto al artículo sobre los cambios de los scouts en el UK…es algo que tengo en mente. Cuando lea con detenimiento el Advance Party Report, o informe que se elaboró para combatir el descenso dramático en sus miembros, y termine otras cosas que tengo entre manos, me pondré a ello.

  • gato legendario

    Pues sí Darzee, lo hemos comentado muchas veces en el foro. El escultismo en la actualidad tiende a convertirse en urbanita y a mi juicio eso no es escultismo.
    Hacer muchas labores sociales, juegos, y educarles en valores para la ciudadanía está muy bien, pero si no se sigue el esquema diseñado por el fundador, para mí no es lo mismo.
    Siempre pongo el mismo ejemplo: si a los chicos les enseño a jugar limpio, a esforzarse por el bien del equipo, en conjunto, con un balón, con unas normas, con un uniforme, a ser deportivos y juego con los pies, estaré jugando a fútbol. Pero si hago lo mismo pero juego con las manos será baloncesto. Educo para lo mismo pero ES OTRO JUEGO.
    Hoy en día todo el mundo sale de camping y de excursión o senderismo, por lo que aparentemente no aportamos nada novedoso. Y ahí precisamente creo que se encuentra el error. Nosotros lo hacemos pero con un propósito. No estamos sabiendo venderles lo esencial: la aventura. Y esa aventura nos la da nuestro marco tradicional.Pero claro se necesitan scouters que lo hayan mamado y experimentado por sí mismos para saber de qué hablamos, no un montón de pedagogos que jamás han hecho un refugio, una brújula improvisada o un fuego sin cerillas. Cuando llevamos a un chico a ese mundo imaginario y le ayudamos a conseguir esas sencillas habilidades, experimenta una sensación de autoconfianza y emoción maravillosos. Y lo se porque yo sí lo he vivido. Y no se trata de hacer ninguna tontería peligrosa, ni preparar “Rambos” ni supervivientes. Sólo pequeñas actividades en un medio difícil como es la naturaleza. Sin aburridas charlas ni aprendizajes repetitivos y monótonos. Y será mediante este juego como les inculcamos los valores poquito a poco.
    No se trata de anclarse en el pasado sino de retomar lo que éste tiene de aventura, que en definitiva es lo que atrae a los chicos: lo novedoso, lo emocionante y la imaginación. Todo ello aderezado con todo lo que el mundo moderno nos aporta en cuanto a útiles, seguridad y manejo de grupos. Pero sólo es mi opinión.

  • Hace un tiempo me reencontré en Facebook con un antiguo lobato. Me contaba que estaba trabajando en Roma y que cuando llegó a la ciudad otros españoles le decían que no cogiera el metro, que se iba a perder.

    Después de una semana cayo en la cuenta que él era el único español de cuantos conocía que se movía libremente por la ciudad y reflexionando sobre ello llegó a la conclusión de que su desparpajo se lo debía a los Scouts y a todas esas veces en las que había tenido que orientarse en lo desconocido, apañarse con cuatro cosas para hacerse un refugio, para comer, para dormir… Y me lo agradeció.

Añade un Comentario