TransGuadalupana Rover 2013: El Roverismo también se hace en bici

Si bien BP dejó claro que el rover rema su propia canoa, y que la vida es una travesía por el río de la vida, también es cierto que el roverismo puede vivir su experiencia en ruta de formas diversas… entre ellas en bicicleta.

transguadalupana rover 2013

Hace unas semanas, 18 rovers y algunos scouters que ejercieron como guías y en labores de apoyo, realizaron la denominada TransGuadalupana Rover 2013, una ruta en bicicleta que discurre entre las localidades de Villanueva de la Serena (provincia de Badajoz) y Guadalupe (provincia de Cáceres), corazón espiritual de Extremadura. Fueron tres jornadas de mucho esfuerzo, pero sobre todo de convivencia, solidaridad, diversión, y mucho espíritu scout.

Es importante decir que en Extremadura existe lo que denominamos Hermandad Rover en Extremadura, una especie de gran clan que engloba a los rovers de los grupos scouts extremeños que así lo desean, y que realizan actividades con una única pañoleta, buscando potenciar el roverismo. Esta hermandad ha ido teniendo periodos activos y de nula actividad, pero recientemente se ha reabierto, y esta ruta era su puesta de largo. A pesar de la fecha, que impidió a la mayoría participar (por los exámenes), creímos conveniente continuar con la actividad, y ésta no defraudó.

Comenzamos un viernes por la noche a las 23h, cogiendo la vía verde (antiguas vías de tren, reconvertidas en pistas para el senderismo), y combinamos tramos con más velocidad y otros más lentos. Es importante tener en cuenta que nunca habíamos hecho una ruta todos juntos, y había perfiles muy diversos: ciclistas habituales, otros esporádicos y algunos que llevaban años sin montar.

Por suerte las semanas previas fueron un ir y venir de mensajes en la red sobre recomendaciones, equipación, mentalización, etc, por lo que, aunque a algunos les costaba más que a otros, todos fuimos avanzando, apoyándonos unos a otros, y todos pendientes de los demás.

A las 3h llegamos a nuestro lugar de descanso, un apeadero abandonado donde colocamos nuestras bicicletas, y donde nuestra furgoneta nos esperaba ya con las mochilas y los sacos de dormir. Lamentablemente, 300 metros antes de llegar al final de esta etapa, un compañero sufrió una caída que le provocó una luxación de codo que le obligó a abandonar la ruta; por suerte, el casco (que era elemento obligatorio) aseguraba que no se produjeran lesiones de mayor gravedad.

La segunda etapa fue dura, combinando vía verde por caminos y sendas, que alternaban llanos, bajadas y subidas, entre las localidades de Madrigalejo y Cañamero, pasando por Logrosán. En Cañamero, dormimos en los soportales de una ermita a cuatro kilómetros del pueblo, donde pudimos sufrir las bajas temperaturas que hubo ese fin de semana (hasta el 40 de mayo…).

La última jornada comenzaba con una dura subida por carretera, y a partir de ahí, pudimos disfrutar de la espectacular naturaleza de la dehesa en todo su esplendor, llegando por caminos y pistas rurales a divisar Guadalupe, a donde llegamos tras un último ascenso por carretera, para poder fotografiarnos triunfantes delante de la catedral… todo un sentimiento de orgullo y satisfacción, que se acrecentó durante la comida en un bar, donde compartimos las anécdotas de la aventura entre risas y recuerdos para el compañero que no pudo llegar hasta el ifnal, pero que nos siguió por las redes sociales.

Este relato termina con una defensa a ultranza de los clanes rovers, la mejor manera de asegurar el futuro de los grupos scouts, y de las actividades que requieren un esfuerzo y superación… solo así conseguiremos más y mejores rovers…

Mas fotos de la aventura rover en el Facebook de ASDE-Scouts de Extremadura.

Comparte con otros... Share on Facebook14Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

1 Respuestas a “TransGuadalupana Rover 2013: El Roverismo también se hace en bici”


  • Este relato termina con una defensa a ultranza de los clanes rovers, la mejor manera de asegurar el futuro de los grupos scouts, y de las actividades que requieren un esfuerzo y superación… solo así conseguiremos más y mejores rovers…

    Siempre he pensado que lo que hace falta en España es que los Consejos de Grupo dejen de ver a los rovers como ruedas de repuesto a usar sin moderación. Pero para eso haría falta darles a todos los scouters un cursillo de “Que es y que NO es el Roverismo”…

    Gracias por el reportaje, fantástica aventura!!

Añade un Comentario