#ScoutsLGBT: Homosexuales en el escultismo. Un derecho.

blog_gay_boy_scouts

Aquellos que me conocen saben que siempre  he defendido un postulado muy concreto. No el único, seguramente, pero si desde siempre y de una manera convencida. El respeto a las decisiones colectivas. Es decir, el respeto a la democracia.

Es cierto que he aprendido a lo largo de mi vida que la democracia, o más especialmente la “democratitis” no es ni mucho menos una solución para todo. Pero cuando se acepta que una decisión la tomamos entre todos, y especialmente en el ámbito scout, del que participamos por voluntad propia, no se puede menos que acatar y, en caso de no estar de acuerdo, luchar por cambiar la decisión tomada. Eso sí, siempre cumpliendo adoptada mientras esté en vigor.

Así lo he hecho con elementos de tan poca importancia –si se me permite la expresión en este artículo, y más adelante entenderéis porqué digo de tan poca importancia- como la decisión sobre el la uniformidad, las insignias, las progresiones, etc…

Es cierto que la democracia es imperfecta. A veces representativa, a veces censitaria, a veces proporcional y a veces directa. Y casi nunca completa. Pero es el mejor sistema que conocemos para la toma de decisiones que afectan a un colectivo. No es solo por la manida frase de que “es más difícil que nos equivoquemos entre todos a que se equivoque uno solo”. No es por eso.

Pero hay una cosa que está por encima de la democracia. Los derechos.

Si os digo la verdad, me daría bastante igual que “democráticamente” mañana decidiésemos que las mujeres o las personas de raza negra no tienen derecho a votar. O que no tienen derecho a abrir una cuenta en un banco… o a circular libremente por donde les salga del bolo. O a lo que sea.

Pues por la misma razón me da bastante igual que los queridos BSA hayan decidido que no aceptan a homosexuales como “Scout leaders”. Me apetece decirlo así: Me la suda.

Los derechos son derechos precisamente porque no están sujetos a la arbitrariedad de la decisión momentánea y particular. Son derechos por que han sido conquistados y son inamovibles.

rainbow_flag_gay_pride_fleur_de_lis_symbol_walldecal-r6d2713a4e7234ef48494dd580a67f3cd_8ve9l_8byvr_512

Sé que me gusta mucho recurrir al diccionario. Pero es que tener claras algunas cosas ayuda bastante. Tecleando “derecho”, la RAE ofrece un par de definiciones (entre las 28 que tiene) que son fundamentales para entender de lo que estamos hablando:

“Conjunto de principios y normas, expresivos de una idea de justicia y de orden, que regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de manera coactiva.” Y sobre todo “Facultad del ser humano para hacer legítimamente lo que conduce a los fines de su vida.”

Bien, como decíamos antes, los Boy Scouts of América, tras un par de polémicas que han saltado a los medios de comunicación han tomado la decisión de que, generosamente, admitirán a los “jóvenes abiertamente homosexuales” levantando la prohibición que parece que mantenían en este sentido, pero conservando su política restrictiva y absolutamente discriminatoria en cuanto a los Scouters se refiere.

En los artículos que he podido leer sobre la decisión de los BSA no especifica los motivos de porqué un gay de 16 años es menos “peligroso” que una lesbiana de 33 y por lo tanto uno si puede ser miembro de la organización y la otra no. Quizá su “homosexualismo” es menos contagioso, o el riesgo de que “influencie” con su homosexualidad a los demás es menor. Son cuestiones que desconozco.  Supongo que ellos también.

Además, la decisión que han tomado esconde un mensaje perverso socialmente que no puede ser aceptado de ninguna manera.  Viene a ser algo así como “mantengamos a los malvados maricas lejos de nuestros inocentes niños antes de que les metan mano”. Vamos, que al final lo que queda en el subconsciente colectivo es que adulto homosexual + campamento + niño = peligro.

En fin. A lo mejor a los “menores abiertamente homosexuales” si les dejan permanecer en la organización a ver si “se curan”.

Ni sé, ni es el lugar para debatirlo, si la homosexualidad de la que hablan la suponen elegida, in nata, convertible o causa pasajera de las modas –como dirían algunos-.

Lo que se, y tengo muy claro, es que he conocido scouters heterosexuales buenos y malos. Ah, y homosexuales también. Creo que hasta alguno bisexual, no os digo más.

Nunca en la visa se me ha ocurrido preguntarle a un educador scout de si de quien se enamoraba era hombre o mujer, para decidir si era conveniente que estuviese en contacto con chavales. Supongo y espero que ni en ASDE ni en ninguna otra organización de nuestro país, nunca nadie haya tenido que dar explicaciones sobre eso para poder ser scouter.  Si algún de quienes leéis este artículo ha pasado por algo similar, os lo ruego, decidlo y me comprometo a financiar su defensa completa ante un tribunal de justicia. Porque sería ilegal.

La decisión que han tomado los BSA no es que sea contraria a derecho. Es que es contraria a LOS DERECHOS HUMANOS. Soy consciente de que hay países cuya legislación no es tan avanzada como la de la mayoría de países europeos respecto a la homosexualidad. Hay países que tampoco tienen una muy avanzada legislación sobre la ablación de clítoris y no por ello permitimos  ni toleramos sin denunciar esta práctica.

Simplemente pararse a plantearse esta cuestión es casi insultante. Pero parece que el poder que tiene la economía de los BSA en la OMMS  es lo suficientemente poderosa para que no se hayan tomado aun medidas.

Soy plenamente consciente de que se suele conseguir más a través del consenso, del acuerdo y del paso del tiempo –que efectivamente pone casi siempre las cosas en su lugar- que a las bravas. Me constan los esfuerzos de mi amigo –el valiosísimo Mario Díaz- por buscar acuerdos en este tipo de asuntos con determinadas áreas geográficas del escultismo mundial, tratando siempre de lograr pequeños avances y evitando las posturas maximalistas que conllevan enfrentamiento y ruptura. Y seguramente –sirva de homenaje a su labor- la suya sea la labor más adecuada y la postura más útil y correcta.

Pero no puedo por menos que indignarme con los BSA y todos aquellos quienes tomen partido por sus posturas en este asunto. ¿Qué será lo próximo?

La discriminación por motivos de orientación sexual, especialmente en un ámbito como el escultismo, no es solo vergonzosa para todos aquellos que formamos parte de este movimiento, si no que debería ser motivo contundente de exclusión de cualquier estructura de decisión.

Nunca me he planteado si algunos de los scouters de tropa o manada de mi grupo, de mis profesores en la escuela Insignia de Madera, de los miembros del Consejo Scout Federal o del Equipo Scout Federal era más o menos adecuado en sus funciones dependiendo de con quién se emparejase o de quién se enamorase. Ni debería planteárselo nadie en ninguna estructura del escultismo mundial o local.

Intolerantes con la intolerancia. Por supuesto que sí. Forma parte del espíritu del escultismo estar del lado de quién es injustamente agredido o discriminado.

O al menos así es como se ve desde lo alto del Baobab

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

3 Respuestas a “#ScoutsLGBT: Homosexuales en el escultismo. Un derecho.”


  • gato legendario SPAIN

    No puedo estar más de acuerdo en todo, aunque me temo que la expulsión de los BSA de la OMMS no iba a conseguir absolutamente nada. Puede que incluso se sintiesen “más especiales y los únicos defensores del escultismo mundial”, como suele ocurrir con aquellos que discriminan en todos los ámbitos.
    Mi opinión es que en esta cuestión se aplica una de las frases más queridas de BP “softly, softly, catch the monkey”, que viene a decir que cuando estemos impacientes por algo no nos apresuremos, sigamos en la labor con firmeza y sin desfallecer y los resultados llegarán. Las conversaciones argumentadas, los ejemplos, una y mil veces si fuese necesario, la presión social…nos llevarán a resolver la injusticia en este caso.
    En mi tierra se usa otra expresión cuando vas a coger brevas: “con tiempo y una caña…hasta las más verdes caen”.

  • totalmente de acuerdo hermano. Yo creo que lo primero que deberian de preguntarse dichas asociaciones es: ¿Que es el escultismo?, lamentablemente señores es lo que estamos dejando de lado.

    Muy buen Articulo

  • Hola a ambos.
    Gracias por la positiva valoración.
    La verdad es que me ha salido más del estómago que de la cabeza.
    Lamentablemente creo que no todo el mundo opina como yo, pero para mi hay cosas que están por encima de las demás, y eso son los derechos
    un saludo

Añade un Comentario