Los Boy Scouts (BSA) votan por levantar el veto a los jóvenes homosexuales

Como comenté esta mañana en el foro, los scouts norteamericanos han decidido admitir a los muchachos homosexuales en sus filas.

Esta es la traducción del artículo publicado hoy, viernes 24 de mayo, en la página de NBC News.

Los Boy Scouts de América votaron este jueves por acabar con su controvertida política de vetar el acceso de los chicos y adolescentes homosexuales a una de las organizaciones juveniles más populares del país, enterrando de este modo las directrices sobre afiliación que han enturbiado a la asociación durante los últimos años.

Más del 61 por ciento de los 1.400 delegados del Consejo Nacional de Escultismo, provenientes del todo el país, votaron por levantar el veto, dijeron algunos directivos de los BSA. El cómputo total fue de 757 votos a favor y 475 en contra. El veto sobre los scouters homosexuales no fue objeto de votación y permanecerá vigente.

“La resolución de hoy concierne a los jóvenes. No hemos cambiado nuestros estándares respecto a los miembros adultos. Nos han funcionado bien durante los últimos 100 años. No estaban sobre la mesa”, dijo Tico Pérez, Delegado Nacional de los BSA.

El cambio de política será efectivo el 1 de enero de 2014, “para permitir a los BSA del tiempo de transición necesario para comunicar y poner en marcha esta política a sus aproximadamente 116.000 grupos scouts”, dijo la BSA en una declaración.

Pero el resultado de la histórica votación no va a poner fin al debate: algunos contrarios a este derecho dijeron que presionarían a los patrocinadores de manadas y tropas, y algunos padres amenazaron con llevarse a sus muchachos de los scouts. Los activistas de los LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) dijeron que el cambio de política no va lo suficientemente lejos, ya que aún no se permite participar a los adultos homosexuales.

Una madre de Ohio, Jennifer Tyrrel, quien fue expulsada en abril del 2012 como líder de la manada de Tigres (los BSA subdividen aún más a los pequeños- NdT) por ser lesbiana, manifestó que se trataba de un paso hacia delante, incluso aunque ella no fuese a beneficiarse del cambio.

“Estoy muy emocionada porque, aunque no me afecta a mí, es por lo que hemos estado trabajando”, dijo. “Creo que es un indicador de lo que está por venir”.

Tyrrel, quien reanudó su discurso sobre la discriminación en los Boy Scouts tras su expulsión, dijo que su hijo Cruz no volvería a los scouts hasta todas las familias sean admitidas.

“Un día regresaremos y no voy a parar hasta que lo consigamos”, dijo mientras sus ojos se llenaban de lágrimas por no ser capar de participar. “Mañana comenzaremos la siguiente fase, y estoy lista”.

Pascale Tessier, un chico gay de 16 años procedente de Kensington (Ma130523-pascal-tessier-930p.photoblog600ryland), se sintió esperanzado tras la votación. Cree que podrá conseguir su rango de Eagle (es el más alto grado dentro de la progresión de los muchachos en los BSA – NdT), el mayor honor de un scout, el próximo otoño.

“Se me pasan muchas cosas por la cabeza”, dijo. “La primera reacción es exultante porque puedo ir a casa y decirle a todo el mundo que sigo siendo un scout”.

Pero dijo que también se sentía mal por los scouters homosexuales.

“Ellos no sentirán lo mismo”, dijo. “Me siento culpable…me he prometido a mí mismo que les voy a devolver el favor. Ayudaré haciendo todo lo que tenga que hacer para conseguir la inclusión total, tanto de jóvenes como de adultos”.

Zach Wahls, un Eagle scout hijo de madres lesbianas y fundador de “Scouts por la igualdad”, dijo que era “difícil de resaltar” lo importante que era para los Boy Scouts considerar siquiera el relajar sus políticas.

“Incluso aunque creo que probablemente habrá algunos que decidirán irse…creo que es el principio de un resurgir del Escultismo en América”, dijo.

El veto sobre los scouts homosexuales ha sido objeto de un gran examen de conciencia dentro de la centenaria organización, desde las tropas y consejos locales hasta el Consejo Nacional. La disputa llegó incluso a oídos del Tribunal Supremo, quien hace 13 años resolvió que como organización privada, los BSA tenían la libertad de decidir a quien admitían o no.

El verano pasado, los Boy Scouts reafirmaron su política anti-gay tras un examen de dos año llevado a cabo por un Comité. Desde entonces algunas divisiones locales han estado presionando para que se reconsiderase.

Más del 70 por ciento de las Unidades de los Boy Scouts están patrocinadas por grupos religiosos, y esta propuesta los ha dividido. Uno de los líderes de la Iglesia Baptista del Sur, el Dr. Frank Page, pidió fervientemente la semana pasada a los Boy Scouts que no cambiasen su política. Pero la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (los mormones- NdT), el mayor asociado de los BSA, dio su expreso respaldo al plan.

El presidente de los BSA, Wayne Perry, dijo que el voto llegó tras un “intensivo”, “exhaustivo”, y “respetuoso” diálogo entre los miembros de la Organización.

“Se trata de una decisión muy complicada para muchas personas, pero estamos avanzando juntos”, dijo. “Nuestro objetivo es servir a todos los chicos”.

Los retos son enormes para los BSA, quienes presumen de tener casi 3 millones de jóvenes participantes.

“Este ha sido un capítulo desafiante de nuestra historia”, dijo Wayne Brock, el Jefe Scout Ejecutivo de los BSA. “Nuestra meta en todo esto fue poner el interés de los muchachos en primer lugar”.

Rusty Tisdale, ayudante de Jefe de Tropa de Ellisville (Mississippi), espera que haya una opción local que permita que la decisión sobre la admisión de los miembros gays se tomen a nivel de la tropa. De lo contrario se llevará a sus hijos.

“Como padre no estoy feliz con esta decisión”, dijo Tisdale por e-mail a las Noticias de la NBC. “Los activistas gays no están contentos ni lo estarán hasta que los homosexuales puedan ser jefes, etc… Así que habrá más presiones, más lucha y más consentimiento. No gracias”.

“Hay otras actividades que pueden hacer mis hijos”, añadió. “Existen otras organizaciones a las que puedo apoyar con mi tiempo y mi dinero”.

La decisión no fue sencilla, según Pérez, el Delegado Nacional.

“Hubo divisiones en cuanto a cómo servir a los muchachos”, dijo. “Si no llegamos a un acuerdo, si no estamos cómodos, hablaremos sobre ello. América necesita el Escultismo”.

“Nuestro objetivo en el Escultismo para el futuro es servir a más muchachos, y creemos que esta resolución va a hacerlo”, añadió.

John Stemberger, de Orlando (Florida), tiene dos hijos en los Boy Scouts. Creó un grupo que se oponía al cambio llamado “Por mi Honor”. Tras anunciarse la decisión, dijo que él y sus hijos, a quienes aún les queda para ser Eagle scouts, abandonarían los Boy Scouts.

“El Sexo y la Política simplemente no tienen sitio en los BSA”, dijo Stemberger en Grapevine (el lugar donde se ha desarrollado el proceso- NdT). “Todo el proceso ha sido decepcionante”.

David Metcalf, de 55 años, y su hijo Sean Metcalf, un Scout Estrella de 13 de la Tropa 226 de los alrededores de McKinney (Texas), vinieron hasta Grapevine para escuchar los resultados de la votación. Su Tropa está patrocinada por Peach, una organización cristiana para la educación en el hogar.

“Estamos muy decepcionados”, dijo David. “Yo lo compararía a un funeral”.

Sean, quien llevaba su uniforme, dijo que no sabía si podría seguir siendo scout.

“Espero que pueda continuar”, dijo. “Depende de si mis padres creen que es seguro dejar que me quede”.

Como vemos el tema es complejo, pero estamos en pleno debate.

Si como dicen los dirigentes de los BSA, su meta pasa por buscar lo mejor para los chicos, el éxito estará asegurado

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Los Boy Scouts (BSA) votan por levantar el veto a los jóvenes homosexuales”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario