Once temas para disfrutar con salud nuestras rutas este verano

Continuo con los temas de salud que inicié ayer, hoy plenamente dedicado a las rutas, raids, o marchas. Las rutas son la quintaesencia del Escultismo y cuando regresamos al Campamento es una fiesta, la alegría de haber completado una gran actividad.

Hoy en día todas las secciones se suelen ir de ruta, cada uno a su nivel, y lo que es importante es hacer la ruta disfrutando del camino y no sufríendolo. Hay pequeños detalles que son importantes observar.

Cuando una sección sale de ruta normalmente lleva consigo todo lo que va a necesitar. Partimos independientes del campamento y buscamos la autosuficiencia estos días libres. Eso sí, tengan los Scouts la edad que tengan recuerda que los especialistas médicos aconsejan que el peso de la mochila no exceda el 10% del peso de la persona. Así que ahí van unos consejos. Como siempre, espero vuestras aportaciones en los comentarios.

las tiendas de campaña

En verano no siempre es necesario llevar las tiendas cuando salimos de ruta. Dormir bajo la luz de las estrellas es maravilloso y nos ahorramos mucho peso en las mochilas.
Una posibilidad intermedia consiste en llevarse sólo los dobletechos. En mi Grupo guardábamos dobletechos y mástiles de tiendas en desuso para este fin. Eran nuestros “vivacs permanentes”.
Si no fuera posible y necesitais las tiendas entonces procurad repartir el peso. Los mástiles y las piquetas suelen tener su propia bolsa, sácalos de la bolsa principal y ya tienes el peso de la tienda repartido en tres trozos que pueden llevar tres scouts distintos.

la mochila

Hoy en día prácticamente todos los modelos llevan una espaldera adaptable. Comprueba que todos llevan la mochila adaptada a su altura. Es importante que el cinturón caiga sobre la cadera y no debajo pues dificultará la marcha.
Si los Scouters revisais las mochilas días antes de la ruta podreis comprobar si alguno de vuestros Scouts no tiene una mochila adecuada y en ese caso quizás pueda llevarse otra que le vaya mejor y que sea de otro Scout que no vaya de ruta esos días.
Vaciad completamente las mochilas y aseguraros que vuestros Scouts llevan una mochila adaptada a su altura y peso (aunque no sea la suya propia, podeis cambiar mochilas entre niños para que vayan mejor) y vigilad que cargan sólo lo imprescindible.
Teneis un documento muy completo sobre mochilas en el Wiki de La Roca, allí encontrareis muchos consejos muy importantes así que no es necesario que lo repita aquí. Pasad a leerlo que os vendrá seguro de perlas.

el calzado

Procura que tus Scouts tengan el calzado más adecuado para la ruta. Si vais a caminar por carretera unas botas de montaña no son lo más apropiado, si unas zapatillas. En cambio si la ruta se desarrolla por senderos o montaña será preferible un calzado más duro.
Hoy en día las llamadas “botas trekking” son ideales por cuanto dan firmeza al pie como una bota y la flexibilidad de una zapatilla.

Eso sí, el Scout debe llevar el calzado bien acordonado y los calcetines sin arrugar (olvidémonos del doble calcetín, el zapato debe estarle bien ajustado y punto). Es buena idea en las paradas que se quiten los zapatos y los calcetines para que se aireen los pies. Así evitamos exceso de transpiración y también podemos los educadores observar como soportan la marcha los pies de nuestros muchachos.

el agua

Son muchos los que cuelgan su cantimplora de la mochila o del cinturón con lo que tienen un elemento de peso que al balancearse desestabiliza la marcha e incluso molesta si le está golpeando el muslo. La mochila no debe llevar ningún elemento suelto.

Eso si, es bueno llevarla al alcance de la mano y beber pequeños sorbos mientras se camina en lugar de grandes tragos en las paradas. Los responsables debereis cuidar que todos beben, incluso si no tienen ganas.

Durante las rutas es aconsejable que reforzemos el agua con sales minerales. En este enlace teneis la receta para fabricaros vuestras propias bebidas isotónicas. También podeis comprar sobres preparados para mezclar con el agua.
Extremad cuidado también con la ingesta del agua de manantiales (que no siempre está tan limpia como en los anuncios) y por supuesto, si vais a estar en alta montaña cuidado con beber nieve o agua de deshielo. No por la falta de sales minerales, que es casi lo de menos, sino por la baja temperatura de esta.

las pañoletas

Escultas cruzando un río durante un raid
Nada más bonito que esas fotos de Scouts avanzando con sus mochilas a cuesta y esa pañoleta que demuestra que son Scouts, si, es verdad. Pero cuando caminamos bajo el sol nuestras pañoletas se convierten en auténticas bufandas… Y nos frien el cuello. Así pues, es preferible que la pañoleta vaya doblada en el cinturón, en un bolsillo de la mochila o usarla como gorra pero mantener el cuello fresco y libre de rozaduras por la tela y el sudor del cuello.

gorra y gafas de sol

Aquí si que podemos ponerlo como imprescindible. Tanto la gorra como las gafas de sol son una protección muy necesaria durante una ruta en pleno verano. Y ojo, eso de mojar las gorras en todas las fuentes para mantenerse fresco sólo sale bien en las películas. En la realidad el agua que retiene la gorra se calentará rápidamente y hará que pasemos más calor que si la gorra estuviera seca.
Aconsejad a vuestros Scouts que se refresquen la cara, que se echen agua en el pelo (sin pasarse) y se mojen la nuca pero meter la cabeza debajo del caño de agua puede provocar un brusco cambio de temperatura y se origen de cefaleas, mareos. Mejor nos estamos quietos.

teléfonos móviles

Nada más molesto en un campamento que cien móviles todo el día sonando. Sobre todo nuestros adolescentes, pueden estar todo el día colgado del cacharrito. Yo en el autobus de camino al campamento sacaba una bolsa y les pedía a todos mis escultas el móvil.

Sin embargo en la ruta un teléfono móvil es muy útil así que conviene devolverselos y comprobar, un día antes, que todos tienen carga. Independientemente de las aplicaciones móviles que podemos usar para nuestra ruta, un móvil puede ser necesario para contactar con el campamento o para hacer una llamada entre los miembros de la ruta si se produce una separación. Así pues, no nos conformemos con llevar los de los responsables, que todos los chicos que tengan móvil lo lleven.

linternas

No es raro que se produzca un imprevisto y nos veamos caminando de noche porque aún no hemos llegado al lugar de pernocta. Bien para ver nosotros o para que nos vean si caminamos en carretera, no está de más que echeis un par de linternas. Los imprevistos ocurren, lo que es necesario es que andemos preparados.

información de la ruta

Es muy importante que todos los Scouts que vayan a participar conozcan con detalle la ruta a realizar. En el caso de los Scouts más pequeños servirá para que se vayan familiarizando con mapas y brújulas.
A partir de Tropa, la información de la ruta aporta al Scout seguridad y confianza, sabe dónde vamos, los tramos a recorrer, los puntos de parada. Minimizamos el famoso “¿Cuanto queda?” que no es más que un reflejo de un desconocimiento que acrecenta psicológicamente el cansancio.

Información de la ruta no es “vamos a Cazorla”, sino explicarles la ruta a realizar cada día, los puntos dónde realizaremos paradas, los puntos de agua dónde renovaremos el agua de nuestras cantimploras, los lugares de pernocta, los puntos difíciles como cuestas, senderos o lugares dónde el camino no está marcado. Los lugares de posibles peligros, carreteras, zona de curvas, desfiladeros. Las personas de contacto en su caso.

En el caso de que uno o varios miembros se separen de la marcha no se sentirán perdidos si conocen el destino. Repito que es muy importante que se fijen de antemano los puntos de parada y que nuestros Scouts sepan dónde reencontrarnos.

coche de campamento

Siempre que sea posible, que suele serlo, es aconsejable que el coche de campamento visite a los Scouts en ruta. En el caso de que la ruta se desarrolle en lugares con poca agua potable podrá llevar bidones con los que rellenar nuestras cantimploras. En el caso de las secciones pequeñas, puede acercarnos el material que no podíamos cargar por su peso.

Pero sobre todo es un elemento necesario para regresar al campamento a aquellos Scouts que por motivos de salud no puedan continuar con la ruta. Las rutas son maravillosas, pero se repiten año tras año, si un Scout no está al 100% es preferible que regrese al campamento. Quizás al Scout le parezca un castigo y no lo entienda pero debemos ser inflexibles y hacerselo entender, la salud es lo primero y tendrá nuevas oportunidades más adelante.

en ruta

en ruta

disciplina

El tema más importante, el último. En ruta la disciplina debe observarse a rajatabla.

    El Guía

El guía es la persona que ha preparado la ruta y él que mejor la conoce. Sea un tropero, un esculta, un rover o un scouter, es quien tiene la última palabra. Debatir posibilidades está bien pero como haya un elemento discordante en nuestra sección que lo discuta todo nuestra ruta puede irse al garete. Si tú eres el responsable de tu sección y el guía es un educando apóyale y procura que sea respetado por todos.

    El ritmo

En una ruta no caminamos al ritmo del más rápido ni del más lento. Enseña a tus Scouts a caminar acompasando la respiración. Cantar en ruta es una buena idea, siempre que no sea cuesta arriba, claro, y puede ayudarles a marcar el paso.
Haz que los más experimentados acompañen a lo que menos han hecho ruta, no permitas que los Scouts más rápidos se unan entre ellos y estiren la fila demasiado.
Un buen truco es usar silbato:

  • un toque largo significa detenerse. El primero de la fila se detendrá y los demás continuarán avanzando hasta recomponer la fila.
  • dos toques cortos significan reanudar la marcha.
  • En esas pequeñas paradas para recomponer la fila es importante que nadie se siente ni se quite la mochila y sobre todo, no esperes demasiado para hacer la llamada o en caso contrario los primeros siempre tendrán más tiempo de descanso que los últimos y por tanto irán siempre más frescos y con más ganas de correr.

      El elemento discordante

    En ocasiones he dudado si dejarme en el campamento al Scout que rompía todas las reglas en la ruta. El que camina en el lado contrario de la carretera, el que no se para cuando todos lo hacemos, el que toma el sendero equivocado y no retrocede, el que se guarda comida para él o discute a la hora de repartir peso… A veces lo he dejado venir y otras no. Sé que es una decisión difícil pero también en mi experiencia ha sido un elemento que, en ocasiones, nos ha puesto en peligro a todos en más de una ocasión.
    ¿Puedes dejar a toda tu sección para correr detrás de un Scout que se niega a hacer una parada y continua avanzando sólo?
    Pues sí, una vez, quizás dos pero estás dejando al 99% de tu sección por el elemento discordante. No merece la pena, estas arriesgando mucho. Todos tenemos experiencias negativas en ruta y algunas tienen que ver con un Scout que no respeta al grupo, que no respeta la disciplina de la ruta y pone en peligro a todos.

    Tendrá más oportunidades, habrá más rutas. Lo aconsejable es que no venga y si ya habeis salido, entonces llama al y que el coche de campamento venga y lo recoja. Pero continuar con él puede ser una fuente constante de problemas. No es necesario convertirlo en un drama, plantéale seria y calmadamente la razón de su salida de la ruta. Hazlo delante de todos que no hay nada que esconder y explícale que es por el bien del grupo y de él mismo y que tendrá nuevas oportunidades más adelante. Se firme sobre todo en tu decisión.

    ¡¡Que tengais todos buenas rutas!!

    Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

    0 Respuesta a “Once temas para disfrutar con salud nuestras rutas este verano”


    • Ningún Comentario

    Añade un Comentario