Celebra San Jorge creando una biblioteca de grupo

Hace unos años a mi equipo de viejos lobos se le ocurrió la idea de invertir parte del presupuesto de talleres del campamento en libros de segunda mano.

Resulta que una de las tradiciones más arraigadas de mi Manada era contarle un cuento a los lobatos después de acostarlos por la noche. La mayoría de las veces los cuentos salían de nuestra imaginación pero no todos teníamos la misma capacidad de crear así siempre llevábamos algún cuento.

No recuerdo exactamente como fue, probablemente un momento de coincidencia mental que caracteriza a los buenos equipos, la cosa es que compramos, por tres duros, unos cincuenta libros.

Pero había que ponerlos en circulación y este fue nuestro segundo paso.

En aquella época el horario de un campamento contaba con un tiempo libre justo después del almuerzo que, dependiendo de cuanto tardarámos en comer, duraba hasta hora y media, dos horas. Lo que hicimos los viejos lobos fue situar un tiempo-biblioteca justo la media hora antes del regreso a las actividades.

El tiempo-biblioteca, por supuesto, no podía implicar la obligatoriedad de leer un libro. Así pues nuestra biblioteca de manada se complementaba con lápices, rotuladores, tijeras, papel, cartulinas.

En hora de biblioteca los lobatos podían elegir libremente:

  • Coger un libro y leerlo. A solas o en grupo.
  • Dibujar, pintar, hacer recortables.
  • Escribir cartas para el correo de campamento o para envíar a sus familias.

Los viejos lobos participamos en ese tiempo haciendo exactamente lo mismo. Es decir, siendo unos lectores más y no los dinamizadores de la actividad. Dejamos que cada Lobato hiciera lo que quisiera (después de todo seguíamos en tiempo libre).

¿Conoceis la obra de Daniel Pennac? Nuestra biblioteca seguía su carta de derechos del lector:

  1. El lobato tiene derecho a no leer sí no quiere,
  2. Tiene derecho a saltarse páginas del libro si quiere llegar más rápidamente a lo que le interesa.
  3. Tiene derecho a no terminar de leer un libro sí ya no le gusta o no le apetece.
  4. Tiene derecho a releer sí le apetece, sólo aquellas partes del libro que más le gustaron.
  5. Tiene derecho a leer lo que le apetezca, lo que sea.
  6. Tiene derecho a vivir la historia con toda la fuerza de su imaginación.
  7. Tiene derecho a leer dónde le plazca.
  8. Tiene derecho a hojear los libros y empezarlos por dónde le parezca.
  9. Tiene derecho a leer en voz alta y a que le lean un libro en voz alta.
  10. Tiene derecho a callarse su opinión sobre el libro que ha leido.

El estreno de nuestra biblioteca fue tal que venían de otras secciones a por libros. Al tener también tiempo para escribir, las cartas de manada en el correo de grupo y a sus padres aumentaron también en calidad. La mayoría de nuestros libros eran cuentos pero también los había de naturaleza, de manualidades, cancioneros y otros.

En los campamentos siguientes los lobatos ya no traían sólo su peluche sino también un libro. Algunos scouts más grandes nos regalaron libros de su infancia con lo que nuestra biblioteca creció sin que volviéramos a comprar un sólo libro y, con el tiempo, se convirtió en biblioteca de grupo y afianzó un servicio de préstamo de libros que ya existía de manera informal (si algún scout quería llevarse un libro a casa después del campamento se lo dejábamos).

Mi consejo para esta festividad de San Jorge 2011, es que cojas esos libros que tienes en casa y ya no usas y te los lleves al local para que comenceis hoy vuestra biblioteca de grupo. Si no estás en un grupo scout ahora mismo acércate al local scout más próximo y llévales un libro.

Porque no es cierto que los niños no lean ya. Sí su referente Scout lee, el también leerá. Por cierto que si eres viejo en La Roca sabrás que esta batallita del abuelo ya la conté en el Foro. Puedes dejar tus ideas en los comentarios o en ese hilo del foro.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Celebra San Jorge creando una biblioteca de grupo”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario