¿Dónde están los Scouts del siglo XXI?

Durante la Segunda Guerra Mundial hubo numerosos casos de Scouts que lucharon (literalmente) por defender aquello en lo que creían, como Michel Menu en Francia o Giulio Cesare Uccellini y Andrea Ghetti, dos de las Águilas Vagabundas, en Italia. La lucha por una sociedad justa, por un mundo mejor, por el derecho a la dignidad, a la vida…
Todos ellos eran conscientes de lo que significaba no quedarse callados, no obedecer al opresor. Muchos de ellos perdieron la vida.

Y no sólo en la Segunda Guerra Mundial y no sólo contra el opresor. También están los Scouts que salen a la calle en mitad de los combates para ayudar a los heridos como Fawzi Ali Jaffal, un rover libanés que encontró la muerte cuando rescataba a los heridos de un coche bombardeado en la Guerra del Líbano de 2006.

Elzo, de Meridianos publicaba hace unos días un vídeo clave en una entrada que viene muy al caso, Todos queremos ser jóvenes. Dejaré que él mismo lo explique:

“We All Want to be Young” es un documental de apenas 10 minutos que de manera magistral, muestra las conclusiones de varios estudios realizados durante 5 años por la agencia brasileña BOX1824. En él se habla de la cultura juvenil, su origen, evolución, lo que es hoy y hacia dónde se dirige.

Jóvenes que no se han visto [en el mundo real], se conocen, se reconocen y se organizan para cambiar su mundo más rápida y eficazmente de lo que cientos de experimentados políticos encerrados en un congreso.
Vivimos las protestas en el mundo árabe y algunos de los políticos de aquí, del primer mundo, aplauden esas revoluciones del siglo XXI mientras rechazan la revolución que sucede en su propio país. Esta semana la iniciativa ciudadana #NoLesVotes ha superado los 500.000 usuarios. Traducido en votos debería hacer sudar a más de uno…

No son, no somos, los únicos, en Italia il Cavaliere da la bienvenida a los “vientos de democracia” al otro lado del mediterráneo pero no acepta los vientos que soplan bajo su balcón y menos que vengan de fuera buscando esa ansiada democracia.

En Islandia el poder de la gente en la calle ha conseguido, firme y pacíficamente, que el país entero reflexione y retome un nuevo rumbo.

En Winsconsin, Estados Unidos, los ciudadanos también se han puesto en marcha para defender sus derechos contra una polémica ley sindical.


Anonymous Wallpaper es un diseño de ipott en deviantART

¿Que está pasando en el mundo?

La información ya no está al alcance de unos pocos. Con un blog, una cuenta de Twitter, Identi.ca, Tumblr, Tuenti o Facebook o compartir feeds en google reader ya puedes convertirte en generador de contenidos. No has necesitado ser contratado por una agencia ni dependes de lo que diga un consejo editorial.

La información viaja horizontalmente a velocidades casi instantáneas y hoy puedo estar informado de lo que sucede en el mundo sin leer ningún medio de comunicación tradicional.

No hay que ser tan iluso como para pensar que la red es el origen. Como bien sabe todo el mundo, sólo dos de los ocho millones de egipcios tienen acceso a internet, la Plaza Tahrir no está en Facebook sino en El Cairo y ya contamos aquí que la revolución de los jazmines también se originó por las desigualdades sociales, entre la gente del campo principalmente.

¿Que tenemos en común los tunecinos, los egipcios, los libios, los winsconsianos, los españoles, los italianos, los yemeníes y otros ciudadnos del año 2011?

A diferencia de los movimientos populares del siglos pasados, la revolución de los jazmines, Estado del Malestar, NoLesVotes o Anonymous no tiene líderes con los que negociar, a los que captar, desprestigiar, detener o eliminar.

La red nos sirve para estar en contacto pero es una herramienta, el poder es de la gente en la calle. Y lo mejor de todo es que son revoluciones pacíficas e imparables, en Libia no han tenido suerte con lo de pacífica pero si me parece que es imparable.

¿Dónde estamos los Scouts del siglo XXI?

Sólo tengo que echarle una ojeada al muro de Tha en Facebook para comprobar que los scouts, en España, en Egipto, en Túnez, en Italia y cada vez en más paises somos parte de este gran movimiento por un mundo mejor. Son cientos los enlaces que al respecto comparten diariamente los scouts y eso es señal de que estamos marchando.
Habrá quien critique que no vayamos con pañoletas a los actos, recordadle entonces que un Scout es ante todo un ciudadano y que es como ciudadanos como estamos participando. El Escultismo nos enseñó como defender nuestros valores, como hacer valer nuestros derechos y como cumplir con nuestros deberes. Y sobre todo, aprendimos a hacerlo en el respeto de quien no comparte nuestra opinión.

Antes o después este movimiento despertará también en Latinoamérica. Quizás contra las injusticias sociales, contra el podería del narcotráfico, contra la corrupción (ojo que en España no nos libramos) o por cualquiera de los miles de motivos que impiden a muchos seres humanos gozar de los mismos derechos que los demás. Los Scouts americanos estarán ahí, no me cabe duda, como lo han estado y lo están, en los grandes desastres que han asolado la región y poco a poco, pacíficamente y de forma imparable, demostrarán que aquella frase de nuestra Promesa Scout no era baladí:

Hacer cuanto de mi dependa para cumplir mis deberes para con Dios y mi Patria.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

1 Respuestas a “¿Dónde están los Scouts del siglo XXI?”


Añade un Comentario