Ask the boy

Una de las cosas más fascinantes del Escultismo, y uno de los secretos de su longevidad, es su capacidad de adaptarse no sólo a las distintas culturas, a las épocas cambiantes sino también su capacidad de adaptarse a las personas.

En efecto, las etiquetas es algo de lo que no se libra nadie o casi nadie. Si es que somos gordos, feos, lentos, cortos, cuatro-ojos, cabezones, pies-planos, torpes, bocazas, y mil cosas más. Cuando mi hija contaba un año y medio de edad, la cuidadora de la guardería la definió como “una niña problemática”. Ahora tiene cuatro años y en su colegio su maestra les está enseñando a contestar a esas etiquetas con la frase ¿Y qué?

Pero igual que sé que ni mi hija ni ningún niño puede ser problemático (y menos a esa edad), sé que mi hija no se encontrará con eso el día que decida ser scout. Porque la educación scout no funciona así, en un grupo scout a ningún niño se le exige que sea perfecto o que sea igual al resto sino que se trabaja para que consiga sacar lo mejor de sí mismo.

Y eso lo resumía el abuelo con las tres palabras que sirven de título a esta entrada. Pregúntale al chico.

¿Que tiene?
¿Que quiere?
¿Que necesita?
¿Que le puedes dar?

Y eso es de lo que nos tenemos que sentir más orgullosos, y lo que deberíamos poner en valor cuando hacemos una campaña de captación/crecimiento porque sin duda es algo que nos distingue: Nuestros valores y nuestra capacidad para aceptar a todas y a todos los chicos que quieren ser scout.

Así que cuando veo vídeos como éste me acuerdo del lobato que era yo. Que no era ni el más hábil ni el más rápido de mi Manada pero no había otro cocinero que me hiciera sombra. Mis viejos lobos supieron verlo y me enseñaron a verlo yo también en las personas que he ido encontrando a lo largo de mi vida.

El vídeo que antecede a esta entrada lo encontré en otro interesante artículo de Bebesymás. Es parte de una campaña de la Citizens Commission on Human Rights pero si obviamos ese detalle, el mensaje puede ser universal.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Ask the boy”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario