Porqué quiero que mi Grupo Scout tenga una Colonia de Castores

Una Selva sin Fronteras

Una Selva sin Fronteras

este es el texto de la exposición que tenía prevista realizar en el 3º Encuentro Nacional de Viejos Lobos organizado por PuebloLibre.cl. No pude entrar en directo a charlar con los hermanos de Chile así que publico aqui el texto para compartirlo con ellos y con toda la comunidad scout en la red.

Cuando los hermanos de Pueblo Libre me pidieron que hablara de Castorcismo en su Tercer Encuentro de Viejos Lobos no me pareció posible porque carezco de experiencia en esa rama pero luego, pensándolo mejor, creo que sí tengo algo que aportar en este tema pues siempre he sido Viejo Lobo en una Manada precedida por una Colonia de Castores y creo que eso es fundamental en la vida de un Grupo Scout.

Todavía encontramos Scouts que piensan que la Colonia carece de fundamento y no le dan importancia a la sección pero a continuación os voy a contar porque yo defiendo que todo Grupo Scout tenga una Colonia de Castores.

No me voy a explayar sobre Castorcismo porque no soy ningún experto pero si os puedo hablar de mi experiencia como Viejo Lobo que ha tenido en su Manada niñas y niños procedentes de una Colonia en una Asociación Scout dónde la rama Castores lleva existiendo más de treinta años.

En que beneficia a la Educación Scout

Me salto la etapa completa de Castor y voy directamente a su paso de rama. El Castor que llega a la Manada ya sabe lo que es una Manada. Se sabe el nombre de los Viejos Lobos y probablemente haya compartido más de una actividad con nosotros.
A diferencia del Lobezno que viene “de la calle”, el antiguo Castor sabe que debe prestar atención cuando Akela levanta la seña del Lobato y probablemente conozca a todos o casi todos los Lobatos y haya oido más de una vez esos palabras raras que empleamos en la Familia Feliz: Akela, Baloo, Consejo de Roca, Seisena, Seisenero

En que beneficia a la Manada

Castor jugando en la playa

Castor jugando en la playa

Puesto que estoy hablando con Viejos Lobos esta quizás sea la parte más interesante para vosotros. Coged vuestra planificación anual y mirad cuanto tiempo dedicáis a conceptos básicos como son la integración del Lobezno, la estructura de la Manada, el Grupo Scout, la higiene personal, hacer su mochila, reconocer su ropa, ordenar sus cosas, dormir fuera de casa, comer de todo, ser amistoso, compartir…
Todo eso (y más) forma parte de la metodología de la Colonia por lo que las niñas y niños que nos llegan tienen un valor añadido muy importante educativamente hablando. Y eso permite a los Viejos Lobos llevar a su Manada a otro nivel y plantearse actividades y contenidos que de otra forma sólo serían posible al cabo de un año o dos.

Además, el hecho de que el Grupo Scout cuente con una Colonia beneficia a la Manada como sección. Por ejemplo en las salidas. No es lo mismo que salgan tres dirigentes con 20 niños a acampar fuera que lo hagan cinco (contando dos grandes castores) con treinta niños (Manada más Colonia). Es más viable tanto desde el punto de vista de la cobertura educador-educando, como de la seguridad, de la planificación y realización (mejor repartir tareas entre cinco que entre tres) y por supuesto de la economía. ¿Cuantas veces habeis suspendido actividades o dejado de hacerlas porque salían demasiado costosas?

En que beneficia al Grupo Scout

Todo Viejo Lobo sabe que los padres de sus Lobatos están siempre dispuestos a ayudar. Porque son más conscientes de lo que hacemos por sus hijos, porque somos más apañados 🙂 o simplemente porque son padres más jóvenes, lo cierto es que los padres de Lobatos suelen ser los más activos de un Grupo Scout. Pues lo mismo pasa con los padres de la Colonia. Más brazos arremangados para el Grupo y por los chicos y chicas, ¿buena noticia, no?

También nos beneficia en lo económico. Pues sí, aunque parezca ruin hablar de ello como una ventaja lo cierto es que es así. Todos sabemos que un Grupo Scout pequeño tiene más dificultades para mantener una economía saneada que un Grupo grande porque muchos gastos no dependen de si tienes más o menos chavales. ¿Quien no se ha mordido las uñas pensando en que pasará si no se llenan todas las plazas del autobus del campamento?
Una Colonia puede suponer hasta un 20% más de chicos en el grupo. Aumentar los socios en un 20% significa por tanto un 20% más de cuotas y si nuestro Grupo vive en un local alquilado supone un ahorro del 20% en la cuota de cada familia pues ahora el gasto se reparte entre más gente.

En que beneficia a la Asociación

Si la Colonia supone entre el 10 y el 20% de los asociados de un Grupo y vamos a imaginar que la mitad de los Grupos Scouts de la Asociación tienen Castores eso supone un incremento tremendo en el censo y eso a corto plazo.
Porque, ¿ que pasa a medio y largo plazo?

Los niños tienen por costumbre crecer, no es ningún descubrimiento, así que los Castores serán Lobatos algún día pero la Manada continuará recibiendo niños que vienen de fuera del Grupo por lo que crecerá mucho más que si no hubiera tenido una Colonia precediéndola.
Llegará el día que todos esos Lobatos pasarán a la Tropa Scout que posiblemente se decida a aumentar el número de Patrullas porque se verá con más Lobatos que antes y así sucesivamente con las ramas mayores. Además tengamos en cuenta que los chicos hablan de los scouts a su alrededor. Más niños en el Grupo también supone ampliar más el área de influencia del grupo y que más gente en el barrio y/o en la ciudad, hayan oido hablar del Escultismo, En unos pocos años nuestro grupo habrá crecido.

En este punto quiero animaros a no tener miedo a crecer. Este debate lo he tenido en varios Consejos de Grupo y sé que una de las opiniones que surgen es “No podemos hacernos cargo de tanta gente”.

¿Os faltan responsables?

Pues eso es genial porque significa que vuestros Scouts están tan orgullosos de serlo que la gente que les rodea también quieren ser Scouts. ¿Vamos a impedirselo?
Pero es que nos faltan responsables… Vale, pues vamos a abrir una Campaña de Crecimiento, vamos a hablar con los demás Grupos de nuestra ciudad o barrio, y organizar jornadas de puertas abiertas e intentar captar más adultos en el barrio, en la universidad, en los centros sociales.

Vamos a motivar a nuestra asociación para que cree las estructuras necesarias para que nuestros crecimiento sea positivo… y vamos a organizarnos pero no cerremos la puerta a estos pequeños scouts simplemente porque nos da miedo crecer.

19 Respuestas a “Porqué quiero que mi Grupo Scout tenga una Colonia de Castores”


  • No opino lo mismo. Creo que si tenemos en cuenta la misión del Movimiento Scout, que se define como un movimiento “para jóvenes” la ampliación de ramas menores va en contra de dicho objetivo. Y va en contra porque la rama castores termina absorbiendo recursos (que son finitos) de todo tipo pero principalmente adultos. Y además es una rama en la que no puede aplicarse plenamente el método scout. Por ejemplo es impracticable el sistema de equipos.

    Sería interesante si se pudiera buscar info de la experiencia canadiense. Ellos en un momento trabajaron mucho para desarrollar dicha rama. Y hasta buscaban que otras asociaciones hicieran lo mismo. Años después estaban decepcionados con los resultados eran contraproducentes. Y desalentaban su uso en otras asociaciones.

    Agrego algo: un amigo de la casa, Eduardo Missoni, no vería con agrado el fomento de esta rama que solo permite crecer en número pero en detrimento de las otras ramas.

  • Estimado Darzee:

    Encuentro muy interesante tu reflexión acerca de la sección de Castores, y te agradezoc tu colaboración.

    Es una discusión que tenemos desde hace tiempo en nuestro grupo en España, y una reflexión que se está haciendo cada vez mas. Recuerdo que en unas jornadas del Movimiento Scouts Católico de España reciertemente celebradas, un ponente, psicologo y scout, hacia la siguiente reflexión: “muchas veces me encuentro con grupos y les pregunto, bueno, cuantos vais de campamento y dicen,- buah, pues 4 rovers, 6 pioneros, 10 rangers, 15 lobatos y 20 castores- y sin embargo me encuentro con otros que dicen – pues tenemos 20 rovers, 30 pioneros, 30 rangers, 30 lobatos y estamos pensando abrir una colonia de castores- lo cual yo aplaudo” En definitiva, lo que nos viene a decir Luis Cuntín, es que la Rama de Castores, si bien puede ser muy interesante segun determinadas circunstancias y cumplir un papel importante, no es esencial.

    Esencial es que dediquemos el mismo esfuerzo a todas las secciones del Grupo; esencial es que las ramas mayores no sufran una desmedida dedicación de los responsables o dirigentes a las ramas menores, y coincidirás conmigo en que una Rama de Castores no es precisamente económica en cuestión de Responsables/Scouters/Dirigentes, es decir, necesita mucho esfuerzo.

    En definitiva, te agradezco por supuesto tu aportación, pero veo interesante que la modifiques para dejar claro que el grupo debe valorar en cada momento que situación le conviene más, que la Rama de Castores, si bien es buena y beneficiosa, puede llegar a confundir en cuanto a los objetivos de crecimiento del Grupo.

    Ahora mismo en nuestro grupo tenemos Rama Castores, pero sin embargo no tenemos animadores o scouters para clan. Les decimos a los Castores que se vayan o le pedimos a los Rovers que aguanten solos?

  • Eduardo Missoni explica mejor que yo por qué el movimiento apunta a los jóvenes:

    http://www.youtube.com/watch?v=2XAu_qiZwrg

  • Gracias Silvia y Fernando por vuestras opiniones. La verdad es que tampoco pretendo tener la verdad absoluta, de ahí que el texto se titule Porqué quiero que mi grupo scout tenga una colonia de castores y no Todo grupo scout tiene que abrir una colonia de castores que sería parecido pero no es lo mismo :mrgreen:

    Como menciona Silvia, es cierto que el movimiento se está infantilizando. No es algo reciente, hace quince años la responsable de jóvenes de la Región Europea me contaba que las asociaciones europeas estaban dedicando más recursos en mejorar la ramas menores y muchas estaban ya abandonando el roverismo (como de hecho ya sucede en paises como Bélgica dónde el scout termina su progresión a los 17 años 😯 y para continuar en el movimiento le quedan dos opciones: ser scouter o apuntarse a una guilda de antiguos scouts que allí, que curioso, suele llamarse “Clan”, no sé si os suena el término…).

    Sin embargo mi texto no va por ese lado. Igual que fui Viejo Lobo también fui jefe de Clan y conozco muy bien (aunque tampoco soy una autoridad en ello) la importancia del Roverismo y si tengo oportunidad también escribiré sobre ello (y también será mi opinión y agradeceré conocer opiniones paralelas, contiguas, complementarias y opuestas). La gente de PuebloLibre.cl me pidió que hablara de Castores y emité mi opinión al respecto. Por mi experiencia, que creo que es válida, un Grupo Scout debería dar una educación scout desde los seis hasta los 21 años y con sus ramas correspondientes. Porque, ¿cuantas veces nos hemos encontrado en una actividad intergrupal con Lobatos de seis y siete años?
    Eso sí es un error y lo sé porque yo lo he cometido y lo he visto en Manadas cercanas. Esos niños que empiezan su progresión de Lobatos demasiado pronto y a los que no tienes nada más que ofrecer cuando tienen nueve y diez años con lo que provocas su baja del movimiento. Ala, un niño más que no tiene la oportunidad completa de ser scout porque sus Scouters, con los mejor motivos del mundo sin duda, no hicimos lo correcto.

    Eduardo Missoni está en contra del Escultismo de los números, idea que comparto, y no está a favor de la Rama Castores, probablemente tenga motivos más fundados que los míos por mantenerla. Tenemos experiencias distintas eso es todo. Por cierto que me alegra ver que siguieras el Foro en Vivo de La Roca 😆

  • Estimado Fernando, expones algo que no mencioné en mi charla y que es sumamente importante:

    Esencial es que dediquemos el mismo esfuerzo a todas las secciones del Grupo.

    El crecimiento del grupo, como decía en mi artículo, no debe darnos miedo, claro, pero la razón por la que lo mencioné es porque creo que es fundamental que los grupos sean conscientes que abrir una Colonia de Castores hará crecer al grupo y por tanto es algo que debemos planificar.

    Yo me acuerdo de una época en la que mi Manada tenía “lista de espera” de más de 40 niños todos los años. ¿Os dais cuenta? Se hubiera podido formar dos Manadas más cada año pero no disponíamos de los recursos para absorber a tanta gente ni nuestra Asociación tenía (al menos en esos momentos) estructuras para dar respuesta a la necesidad de crecimiento. Tampoco éramos, los responsables del Grupo Scout, conscientes de la enorme oportunidad que se nos brindaba pero ese es otro tema.

    En definitiva Fernando, no creo que el Grupo deba valorar la existencia o no de Castores como algo accesorio. De la misma forma que algunos Grupos valoran al Clan simplemente como una cantera de Scouters y lo “liquidan” a discreción cuando al Consejo de Grupo le viene bien y esa no es la finalidad de un Clan Rover. Si apostamos por las cinco secciones apostamos por todas. Si creemos que no seremos capaces de mantener una Colonia, una Manada o un Clan pues no lo tengamos. Así de claro. Hay soluciones intermedias como por ejemplo que nuestros Scouts sean Rovers en otro Grupo que sí tenga los recursos para acogerlos. Eso no es tan raro, yo mismo he tenido esa experiencia.

    Enfín, Fernando, abordas un tema también muy interesante y es él de nuestros recursos adultos… Otro tema largo y tendido 😉

  • Me ha encantado el artículo.

    Hace tiempo que mantengo el mismo debate y yo por mi parte tengo claro que los castores no son una “sección guardería” porque se pueden trabajar muchas cosas…sobretodo de cara a “preparar el terreno para la manada”…

    Por otro lado cada sección tiene su función y respondiendo a los comentarios sobre la finalidad del movimiento lanzo dos preguntas…

    ¿¿ como es que nuestras Unidades Escultas no están moviéndose por Europa y realizando proyectos de Juventud en Acción como hacen nuestros vecinos europeos ??

    ¿¿ Por qué tenemos a los rovers desaprovechados en los campamentos de verano en lugar de estar haciendo cooperación internacional ??

  • Insisto con esta idea: los recursos del Movimiento son finitos y estos deben estar encausados por objetivos. Nuestro Movimiento tiene una misión que donde se define como “UN MOVIMIENTO PARA JÓVENES”. Me gustaría invitarlos a que lean el documento donde la OMMS explica los elementos de su misión:

    LAS CARACTERÍSTICAS ESENCIALES DEL MOVIMIENTO SCOUT
    http://www.scout.org/es/content/download/3789/34006/file/ConfDoc05_Esp.pdf

    Donde en la página 27 aclaran:

    “Al ofrecer el proyecto educativo del Movimiento Scout a niños tan pequeños, se
    plantea un problema especial. El Método Scout no es, en modo alguno,
    apropiado para operar con efectividad con niños demasiado pequeños, los
    que, por ejemplo, pueden carecer de la capacidad para comprender el
    concepto de asumir un compromiso personal de observar un código de
    conducta a través de la formulación de una promesa.”

  • Les sugiero que sobre la cuestión de la relación entre edad y la adopción de normas la muy buena explicación que se encuentra en la “Guia para Dirigentes de Rama Scout”* de la Región Scout Interamericna. Cito un resumen:

    “La ley es un tema central en el inicio de la adolescencia. Sólo a partir de los 10 u 11 años el niño percibe que la norma reposa sobre el consentimiento mutuo. Antes de los 10 u 11 años la moral es convencional. A partir de los 10 u 11 años se inicia el acceso a la autonomía moral”
    Capitulo 6 – página 121
    http://scout.org/es/scouts_en_el_mundo/region_interamericana/informacion_y_eventos/biblioteca/programa_de_jovenes/guia_para_dirigentes_de_la_rama_scout

    * Guia de referencia según al Conferencia Scout Mundial y notoria influencia (junto a otras publicaciones de esta oficina) sobre las publicaciones de ASDE.

  • Soy un adulto que tiene poco de haberse integrado al grupo y les comento mi experiencia sobre los castores

    Sabado tras sabado llegaban padres de familia solicitando el ingreso de sus pequeños, pero eran rechazados por no cumplir con la edad minima reglamentaria para ingresar a manada, por lo que se tenian que retirar tristemente. Asi mismo sucedia con los hermanitos de jovencitos que ya estaban en alguna seccion.

    Finalmente se encuentra a la persona que cumple con el perfil para manejar esa seccion, e inmediatamente la castorera cuenta en sus filas con 3 cstores que por imitacion empezaron a comportarse como sus hermanos scauts mayores.

    Actualmente se tienen 8 castores a los cuales se les hace trabajar bajo el metodo scaut, y es ovio que no lo desrrollan, pero si es muy notorio la intencion, pero mucho mas la motivacion que causan entre sus hermanos scout y en los Padres para participar, siendo algo que no se esperaba como resultado en el grupo.

    continuare contandoles…………..

  • Gracias Alfredo por compartir tu experiencia. Espero que nos cuentes más.

  • Darzee, son muy interesantes tus comentarios y si me lo permitís me interesaría utilizar tus argumentos o parte de ellos en un proyecto que estamos realizando en un grupo de Argentina para la apertura de una Colonia de Castores. La idea es comenzar trabajando con chicos que ya prácticamente todos lo sábados comparten parte de las actividades en el grupo porque son hijos de dirigentes y padres colaboradores.

  • Hola Martín,

    Coge lo que tu quieras, La Roca del Consejo es precisamente eso: un lugar donde compartir ideas, opiniones y experiencias sobre Escultismo.

    Por cierto que aprovecho tu comentario para anunciar que pronto tendremos, aquí en La Roca, más contenidos acerca del Castorcismo.

  • Estimados amigos:
    He leído con mucho interés todas vuestras aportaciones sobre tener o no tener (esa es la cuestión) castores en los grupos scouts.
    La primera impresión que me llevo es que siendo lo mismo, es muy distinto el escultismo en europa y en sudamerica, pero como no pretendo entrar en otro debate ya tan trabajado a lo largo de los años en todos los foros de escultismo, me centraré en que es muy distinto según el grupo que lo plantee, dando igual el continente donde se ubique el grupo.
    Mi nombre es Francisco, soy fundador de mi grupo y coordinador de la rama de castores desde cuando decidimos abrirla. Actualmente tenemos 32 castores y conmigo trabajan dos responsables más.
    Yo aún a riesgo de que me acusen de radical (espero que no), trato de vivir conforme a la ley y a la promesa que hice un día y por lo tanto, me encanta transmitir escultismo por donde quiera que voy. No quiero dar lecciones a quien no las necesita y creo que me entendeis cuando digo que el escultismo es una filosofía de vida y que nos ayuda a ser mejores personas.
    Si esto lo tenemos claro, puedo pasar a la segunda razón por la que tenemos castores en mi grupo. El barrio.
    Cada grupo scout, con su análisis de la realidad correspondiente, sabe que es lo que tiene en su barrio y en el mío, con la sede del grupo fundada en un colegio y en una parroquia, nos parecía el sitio perfecto e ideal para transmitir los valores scouts.
    Cuando uno se plantea tener castores, como fundar una unidad de adultos, o “cargarse” a un clan de rovers o rutas para que formen parte del Kraal, por supuesto que hay que analizar donde está el grupo en ese momento y hacia donde quiere caminar en el futuro. Las cosas no se hacen porque sí, porque como muy bien habeis planteado, todas las ramas necesitan recursos y castores no es una excepción.
    Evidentemente si no disponemos de scouters ó responsables y además experimentados, no se puede abrir, pero si nos estamos planteando abrir la rama, supongo que será porque este problema está resuelto y es viable. (Lo siento Silvia, no estoy de acuerdo contigo en que la rama consume recursos). Recursos consumen todas las ramas. A nada que profundices, igual te sorprendes de lo que aportan y no solo en número si no en futuro.
    Yo planteo la rama como una introducción al escultismo y una preparación al mundo scout, para que cuando tengan que dejar la seguridad de su madriguera y del estanque, estén preparados para pasar a la selva y recibir las enseñanzas que la manada les proporcionará siendo conscientes del mundo que les espera.
    Supongo Silvia, que cuando dices que es impracticable el sistema de equipos es porque lo has experimentado y no te has dejado llevar de oídas por el fracaso aparente de la asociación canadiende.
    Yo funciono con cuatro madrigueras de chavales y una de kraal y mi experiencia es alucinante (por favor, que no suene a prepotencia).
    Yo creo que uno de los problemas en castores es la metodología. Todavía nadie se ha puesto muy en serio con ella y lo poco que hay (es una opinión) no es de calidad. En mi rama la tenemos propia, basándonos en experiencias reales de la colonia y apoyándonos en cuentos para apoyar, enmendar, corregir, orar, ayudar… y dándole un marco y un sentido de correlatividad a la historia. También nos hemos inventado personajes que nos hacían falta y no estaban.
    En mi rama también tenemos banderines, lema, grito, ley… hacemos ceremonias, repartimos el trabajo, nos hacemos los macutos, doblamos el saco, montamos las tiendas, cantamos, hacemos marchas y acampadas… También tenemos nuestra promesa, que no es una promesa como se entiende en las ramas superiores. Es un compromiso, el comprometerse a mejorar y al esfuerzo personal con el apoyo de las seis colas de castor (como los territorios de la manada, o los retos de los rangers). Supongo que esto os sonará de otras ramas de vuestros grupos. ¿Esto no beneficia al grupo?. Yo creo que ir a un campamento con castores y ver que no desentonan con nada es una buena noticia, la diferencia está (por mi propia experiencia en mi grupo) en que de repente, los lobatos dejan de ser los pequeños del grupo porque han llegado sus hermanos pequeños y eso, seamos realistas, de entrada cuesta aceptarlo por los mismos kraales, viendo una amenaza de desbordamiento en las ramas, de recursos humanos y materiales y porque nó, que cada vez, en el hipotético caso de que un responsable de lobatos se quejara del trabajo que tiene, de repente encontraría el espejo donde mirarse.
    A mi de verdad me gustaría animaros a que proveis la experiencia y que no tengáis miedo a ello. Yo no creo que no se pueda llevar el método a niños de seis años. Teniendo responsables es cuestión de querer, analizar y desarrollarlo teniendo siempre presente que los niños son niños y hay que tratarlos como lo que son. No se les engaña tan fácilmente y si no hay “chicha” no va a funcionar.
    Un fuerte apretón de corazones para todos.

  • La verdad qme parecio muy enriquqcedora parte de la charla ya que por motivo de tiempo se me difuculto su lectura con totalidad.. lo hare en cuanto pueda…
    Pero soy la jefa de la colonia de Castores de mi grupo y formadora en una de las asociaciones mas importantes de Scout de la Argentina y estoy completamente convencida que la rama Castores es parte del Movimiento Scout y que realmente con nuestros castores podemos aplicar el método scout en su 100%, ya que trabajas con parte de la técnica, de la metodología de Lobatos y de Chispitas y con gran amplitud de valores que nuestro Gran Juego propone…
    Les mando un Siempre Compartir gigante y con la sonrisa que mis castores tienen sabado a sabado…

    Hiena Responsable
    Gran Castor Marron

  • Gracias Gran Castor y Gran Castor Marrón por compartir vuestras experiencias con nosotros.

  • “Yo creo que uno de los problemas en castores es la metodología. Todavía nadie se ha puesto muy en serio con ella”

    Justamente, Gran Castor, es una rama que para funcionar necesita recursos. Y los termina sacando de otras ramas.

  • Perdón Silvia, pero si el movimiento sólo fuera para jóvenes, no se permitiría el acceso a niños de menos de 12 años. La educación escolar básica (por lo menos en México) comienza ahora desde los 3 años, en los scouts se debería estar haciendo lo mismo.

  • Frodo Bolson SPAIN

    Algo que no se ha mencionado. Es toda una experiencia para los responsables Scouts. Merece la pena. Un Saludo Darzee.

  • Muy cierto, hermano Frodo, un abrazo!

Añade un Comentario