Porqué quiero que mi Grupo Scout tenga una Colonia de Castores

Una Selva sin Fronteras

Una Selva sin Fronteras

este es el texto de la exposición que tenía prevista realizar en el 3º Encuentro Nacional de Viejos Lobos organizado por PuebloLibre.cl. No pude entrar en directo a charlar con los hermanos de Chile así que publico aqui el texto para compartirlo con ellos y con toda la comunidad scout en la red.

Cuando los hermanos de Pueblo Libre me pidieron que hablara de Castorcismo en su Tercer Encuentro de Viejos Lobos no me pareció posible porque carezco de experiencia en esa rama pero luego, pensándolo mejor, creo que sí tengo algo que aportar en este tema pues siempre he sido Viejo Lobo en una Manada precedida por una Colonia de Castores y creo que eso es fundamental en la vida de un Grupo Scout.

Todavía encontramos Scouts que piensan que la Colonia carece de fundamento y no le dan importancia a la sección pero a continuación os voy a contar porque yo defiendo que todo Grupo Scout tenga una Colonia de Castores.

No me voy a explayar sobre Castorcismo porque no soy ningún experto pero si os puedo hablar de mi experiencia como Viejo Lobo que ha tenido en su Manada niñas y niños procedentes de una Colonia en una Asociación Scout dónde la rama Castores lleva existiendo más de treinta años.

En que beneficia a la Educación Scout

Me salto la etapa completa de Castor y voy directamente a su paso de rama. El Castor que llega a la Manada ya sabe lo que es una Manada. Se sabe el nombre de los Viejos Lobos y probablemente haya compartido más de una actividad con nosotros.
A diferencia del Lobezno que viene “de la calle”, el antiguo Castor sabe que debe prestar atención cuando Akela levanta la seña del Lobato y probablemente conozca a todos o casi todos los Lobatos y haya oido más de una vez esos palabras raras que empleamos en la Familia Feliz: Akela, Baloo, Consejo de Roca, Seisena, Seisenero

En que beneficia a la Manada

Castor jugando en la playa

Castor jugando en la playa

Puesto que estoy hablando con Viejos Lobos esta quizás sea la parte más interesante para vosotros. Coged vuestra planificación anual y mirad cuanto tiempo dedicáis a conceptos básicos como son la integración del Lobezno, la estructura de la Manada, el Grupo Scout, la higiene personal, hacer su mochila, reconocer su ropa, ordenar sus cosas, dormir fuera de casa, comer de todo, ser amistoso, compartir…
Todo eso (y más) forma parte de la metodología de la Colonia por lo que las niñas y niños que nos llegan tienen un valor añadido muy importante educativamente hablando. Y eso permite a los Viejos Lobos llevar a su Manada a otro nivel y plantearse actividades y contenidos que de otra forma sólo serían posible al cabo de un año o dos.

Además, el hecho de que el Grupo Scout cuente con una Colonia beneficia a la Manada como sección. Por ejemplo en las salidas. No es lo mismo que salgan tres dirigentes con 20 niños a acampar fuera que lo hagan cinco (contando dos grandes castores) con treinta niños (Manada más Colonia). Es más viable tanto desde el punto de vista de la cobertura educador-educando, como de la seguridad, de la planificación y realización (mejor repartir tareas entre cinco que entre tres) y por supuesto de la economía. ¿Cuantas veces habeis suspendido actividades o dejado de hacerlas porque salían demasiado costosas?

En que beneficia al Grupo Scout

Todo Viejo Lobo sabe que los padres de sus Lobatos están siempre dispuestos a ayudar. Porque son más conscientes de lo que hacemos por sus hijos, porque somos más apañados 🙂 o simplemente porque son padres más jóvenes, lo cierto es que los padres de Lobatos suelen ser los más activos de un Grupo Scout. Pues lo mismo pasa con los padres de la Colonia. Más brazos arremangados para el Grupo y por los chicos y chicas, ¿buena noticia, no?

También nos beneficia en lo económico. Pues sí, aunque parezca ruin hablar de ello como una ventaja lo cierto es que es así. Todos sabemos que un Grupo Scout pequeño tiene más dificultades para mantener una economía saneada que un Grupo grande porque muchos gastos no dependen de si tienes más o menos chavales. ¿Quien no se ha mordido las uñas pensando en que pasará si no se llenan todas las plazas del autobus del campamento?
Una Colonia puede suponer hasta un 20% más de chicos en el grupo. Aumentar los socios en un 20% significa por tanto un 20% más de cuotas y si nuestro Grupo vive en un local alquilado supone un ahorro del 20% en la cuota de cada familia pues ahora el gasto se reparte entre más gente.

En que beneficia a la Asociación

Si la Colonia supone entre el 10 y el 20% de los asociados de un Grupo y vamos a imaginar que la mitad de los Grupos Scouts de la Asociación tienen Castores eso supone un incremento tremendo en el censo y eso a corto plazo.
Porque, ¿ que pasa a medio y largo plazo?

Los niños tienen por costumbre crecer, no es ningún descubrimiento, así que los Castores serán Lobatos algún día pero la Manada continuará recibiendo niños que vienen de fuera del Grupo por lo que crecerá mucho más que si no hubiera tenido una Colonia precediéndola.
Llegará el día que todos esos Lobatos pasarán a la Tropa Scout que posiblemente se decida a aumentar el número de Patrullas porque se verá con más Lobatos que antes y así sucesivamente con las ramas mayores. Además tengamos en cuenta que los chicos hablan de los scouts a su alrededor. Más niños en el Grupo también supone ampliar más el área de influencia del grupo y que más gente en el barrio y/o en la ciudad, hayan oido hablar del Escultismo, En unos pocos años nuestro grupo habrá crecido.

En este punto quiero animaros a no tener miedo a crecer. Este debate lo he tenido en varios Consejos de Grupo y sé que una de las opiniones que surgen es “No podemos hacernos cargo de tanta gente”.

¿Os faltan responsables?

Pues eso es genial porque significa que vuestros Scouts están tan orgullosos de serlo que la gente que les rodea también quieren ser Scouts. ¿Vamos a impedirselo?
Pero es que nos faltan responsables… Vale, pues vamos a abrir una Campaña de Crecimiento, vamos a hablar con los demás Grupos de nuestra ciudad o barrio, y organizar jornadas de puertas abiertas e intentar captar más adultos en el barrio, en la universidad, en los centros sociales.

Vamos a motivar a nuestra asociación para que cree las estructuras necesarias para que nuestros crecimiento sea positivo… y vamos a organizarnos pero no cerremos la puerta a estos pequeños scouts simplemente porque nos da miedo crecer.

Comparte con otros... Share on Facebook33Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

4 Respuestas a “Porqué quiero que mi Grupo Scout tenga una Colonia de Castores”


  • hola soy de chile y en mi grupo tenemos la rama castor este es su segundo año necesito materiales e información para luchar y demostrar lo importantes que son ellos y el bien que le hace al grupo este año me eligieron jefa de unidad menor ademas somos un grupo de una manada mixta coeducativa por necesidad de grupo y dirigentes hasta hoy estamos super pero tengo un sol detractor que es un viejo lobo y un señor de mucha edad que no se ha dado cuenta que el escurtismo de los 80 ya no es loa mismo del 2014 le sociedad se ha modernizado y hemos aceptados y temos mas tolerancia, ademas cree una insignia castor para que tenga una etapa propia interna como grupo.

  • Hola Ivonne,
    Tratamos en varias ocasiones de formar, aquí en La Roca del Consejo, un equipo de trabajo para recopilar información acerca del Escultismo de 6 a 8 años. Por el momento sin éxito, pero si te gusta la idea pásate por el foro y lo hablamos: http://foro.larocadelconsejo.net /

  • No se por qué me da la sensación a veces de que la supuesta “necesidad” de tener Castores en los Grupos responde más a anhelos y gustos de los “grandes” que de una necesidad real de los niños de 5 o 6 años. Que son demasiado chicos, y por eso no pueden estar en los lobatos? Pues que esperen, tampoco pueden empezar la escuela primaria o en un club de futbol a los 3 años, por más que quieran o que sus hermanos mayores lo hagan. Coincido con Silvia en que por atender a los más pequeños, y no digo que no lo necesiten, se desatienden las ramas mayores. Resultan así, grupos que tienen 20 castores, 30 lobatos y casi ningún Rover… es que los jóvenes y adolescentes ya no necesitan del movimiento? Me parece a veces comparable la situación del Movimiento con una fábrica que se dedica a producir sillas por ej, y que llegado el momento de darle la terminación final al trabajo, las dejamos de lado y empezamos una nueva, desaprovechando todo el tiempo y esfuerzo que nos llevó producir esa silla. Y así en un círculo vicioso que no tiene fin. Pero claro, más sencillo es trabajar con niños pequeños que con los jóvenes adultos.
    Antes que introducir castores y demás en nuestros grupos, yo me esforzaría y preocuparía por que las ramas lobatos, scouts y rovers funcionen plena y eficientemente y recién después empezaría a pensar en otras posibilidades.
    Aclaro por supuesto, que la mía es solo una opinión más entre todas las posibles. No me creo para nada dueño de ninguna verdad. Solo trato de transmitir los valores y método que un día aprendí, lo más fielmente posible. Un saludo a todos. Siempre Listo

  • En algo estoy de acuerdo contigo, Agustín, y es que en muchos grupos se está abandonando las ramas mayores, quizás habría que revisar este punto, pero no creo que esté relacionado con la rama castores ni en la “facilidad” de una u otra rama sino simplemente porque existe (a veces) una dificultad para conectar con los jóvenes.

Añade un Comentario