Son los haitianos los que reconstruirán su país

El viaje en coche al oeste desde Puerto Príncipe fue tan inolvidable como desgarrador. El terremoto destruyó el 90 por ciento de los edificios en la ciudad de Léogane. Y en medio de las casas derrumbadas y las tiendas pude ver aún más cuerpos, los que no estaban allí cuando había pasado un día antes.

Cada víctima me recordó no sólo lo que Haití ha perdido, sino también lo largo que será el camino de la recuperación. Porque, en última instancia, es el pueblo haitiano quien reconstruirá su país, ladrillo a ladrillo, libro a libro.

Esta opinión se basa en cómo está respondiendo CARE en Haití, donde estamos trabajando desde 1954. En lugar de simplemente ir tirando hacia adelante con un camión lleno de alimentos o de suministros, CARE está instando a los miembros de la comunidad a asociarse con nosotros en la distribución.

En la visita inicial de nuestro equipo a Léogane el día anterior, nos reunimos con el alcalde y otros líderes de la ciudad. Les explicamos el plan de CARE para repartir agua, bidones y kits de higiene. Y les pedimos que se identifiquen los miembros más vulnerables de su comunidad – las mujeres embarazadas, niños, ancianos – para que les den pequeños “vales” que podrán ser canjeados por los suministros.

Foto: Evelyn Hockstein/CARE

Patrick Solomon, Vicepresidente Senior de Servicios Globales de Apoyo de la organización humanitaria CARE, supervisando la distribución en Leogane, donde CARE se ha asociado con la comunidad para distribuir kits de higiene para el hogar que incluyen jabón, pasta de dientes, mosquiteros y toallas sanitarias, entre otros artículos básicos. CARE también instalado recipientes de agua para proporcionar agua potable limpia y segura a la población. (Foto: Evelyn Hockstein / CARE)

El resultado fue sorprendente. Cuando llegamos, era evidente que el pueblo de Léogane había elaborado un plan para la distribución de los 1.500 bidones y los 1.200 kits de higiene. Los voluntarios habían hecho entrega de los vales en algunas de las 14 ciudades hechas con tiendas de campaña que han surgido alrededor de Léogane. Nos dirigieron a la entrada de un edificio de telecomunicaciones que ahora funciona como ayuntamiento improvisado, ya que los edificios municipales fueron destruidos. Luego, en una fila ordenada, la gente era dirigida a la parte trasera del edificio donde la distribución se llevaba a cabo. Así entregaban los vales, que eran marcados después con los artículos específicos recibidos para evitar las duplicidades.

Pero quizás la visión más inspiradora fue la de los jóvenes Boy Scouts ayudando a mantener el orden. Estos jóvenes sirvieron como soporte de seguridad y como apoyo emocional, mientras CARE entregaba los kits de higiene conteniendo jabón, toallas sanitarias y artículos de tocador a las mujeres de Léogane. Los chicos se quedaron ayudando a controlar a las personas que esperaban fuera con nerviosismo. Las chicas – “Girls Guides” – caminaron junto a las cansadas y asustadas mujeres, orientándolas amablemente, desafiando a las multitudes y al calor del mediodía.

La “Girl Scout” Joanie Estin se reúne con su jefe scout y con un empleado de CARE para planificar la distribución en Léogane central

La “Girl Scout” Joanie Estin se reúne con su jefe scout y con un empleado de CARE para planificar la distribución en Léogane central

Joanie Estin se encontraba entre los que ayudaban, con su pañoleta azul anudada sobre su uniforme beige. Esta chica de 22 años lleva los colores de los Scouts de Léogane, Sta. Rosa de Lima. “Tratamos de asesorar a la gente sobre cómo mantener la calma, y ayudamos a las agencias internacionales con la distribución”, dijo Joanie con orgullo. “Para mí, es una buena acción. Me ayuda a sentirme mejor.”

Joanie habla de sentirse mejor porque, como muchos de los Scouts, está tratando de hacer frente a su tragedia personal. Ella perdió a su padre en el terremoto. Él era el único que estaba en el interior cuando su casa se derrumbó.

Sin embargo, allí estaba Joanie, vestida con su uniforme de honor, ayudando a sus compañeros supervivientes a recoger los pedazos de sus vidas. Ese tipo de voluntad constructiva es el espíritu necesario para que Haití pueda emerger de nuevo.

Pero no es suficiente.

El pueblo de Haití necesita socios para unirse con ellos en la construcción de nuevas escuelas, hospitales y, tal vez un día, un nuevo sentido de optimismo. Desde CARE ya hemos enviado refuerzos para ayudar a nuestros 133 empleados – salvo uno, todos ellos son haitianos – que estaban sobre el terreno cuando el terremoto cambió sus vidas para siempre. CARE está invirtiendo en el largo plazo desarrollando un plan de cinco años para ayudar a la reconstrucción de Haití. Y vamos a seguir adoptando un enfoque basado en la comunidad.

Boy scouts ayudan al personal de CARE a descargar kits de higiene en Leogane

Boy scouts ayudan al personal de CARE a descargar kits de higiene en Leogane

Las mujeres jóvenes como Joanie están dando ya los primeros pasos. Después del terremoto, fue capaz entrar arrastrándose por la puerta de atrás de su casa y recuperar algunas pertenencias. Encontró un poco de ropa y una caja de cosméticos. Luego sacó algo más de entre los escombros: su uniforme Scout.

Como un recordatorio de lo que el terremoto no se pudo llevar.

Leido en The Huffington Post. Traducido por Mª Eugenia Martín.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Son los haitianos los que reconstruirán su país”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario