La formación del Educador Scout

A principios de diciembre mi esposa realizó el curso de Formador de la Escuela. Yo aproveché el viaje para mantener conversaciones con formadores y alumnos que me han servido de base para este artículo.

Hablo de conversaciones porque en la mayoría de los casos no fueron “entrevistas” en el sentido formal de la palabra por la falta de tiempo, tanto alumnos como formadores tenían una agenda más bien apretada.

Grabé en vídeo varias entrevistas a profesores y alumnos pero mi disco duro me dejó tirado y he perdido las fotos y vídeos de aquel curso así que teneis que conformaros con las transcripciones.

Ante la pregunta de si es importante que un educador scout adquiera una formación la respuesta es un rotundo si que se matiza conforme profundizamos en el contenido de esta formación.

dinámica sobre el educador scout

He dividido este artículo en dos partes: la opinión de los formadores y por otro lado la opinión de los alumnos.

Los formadores entrevistados coinciden en la importancia de una formación desde el primer momento. Algunos recomiendan incluso que la formación se inicie desde la etapa de Clan principalmente por dos motivos: el rover tiene más tiempo libre que el scouter al no tener una responsabilidad directa sobre una sección y segundo que podrá aplicar los conocimientos desde el primer momento, aportando riqueza a la sección.

Otro motivo que apuntó un formador para que la formación se inicie desde el principio es porque los grupos scouts, por motivos económicos y/o logísticos, suelen enviar a sus responsables a formarse de forma escalonada con lo que algunos scouters realizan los cursos de formación con un año o dos de experiencia y entonces la formación que reciben les viene ya corta o no les interesa.

A propósito de los contenidos los formadores explican que son muchos y muy variados. A veces pueden parecer demasiados, me apunta alguno, pero son todos necesarios. El problema está en la falta de tiempo para impartirlos. Porque tanto formadores como alumnos quieren pocos cursos con muchos contenidos, y esto no siempre se conjuga bien.

Algunos formadores apuntaron una idea que me pareció muy interesante:

Realizar distintos recorridos para los responsables que son scouts “de toda la vida” y los que acaban de llegar al movimiento.

Y es que el primer curso (en ASDE-Scouts de Andalucía) de introducción a la pedagogía del tiempo libre y sobre el Escultismo, resulta insuficiente para los que acaban de conocer el movimiento y aburrido o repetitivo para los alumnos que llevan toda la vida aquí.

Con dos esquemas distintos los contenidos se acercarían mucho más a las necesidades de los alumnos. Por un lado uno más centrado en la pedagogía scout para los que nunca han sido scouts o llevan poco en el movimiento. Con más contenido sobre el Método, las secciones o la historia del movimiento.

En cambio aquellos educadores que llevan años en los Scouts tendrían unos contenidos más enfocados al papel del educador, la aplicación de las metodologías, profundizar en la historia del Escultismo o en las funciones de la escuela de formación.

Claro que este doble recorrido supondría más trabajo para los formadores y para las escuelas de formación.

Volviendo a la importancia de formarse como educador me encontré con varios matices muy interesantes entre los formadores. Todas comienzan con un “si, pero”:

  • Si pero asistir a los cursos no es suficiente, el alumno debe implicarse en su formación. Los cursos son “presenciales” eso quiere decir que con la asistencia es suficiente para tener superada la etapa. Los formadores que me hicieron esta puntualización subrayaron el hecho de que es necesario que al llegar a casa el alumno vuelva a abrir la carpeta que le dieron y que demasiadas veces esa carpeta sólo sirve para engrosar una estantería del local scout. Aquí también división de opiniones, algunos formadores optaban por entregar poco contenido escrito porque cuantos más papeles menos los leen mientras que otros defendían el poder decir en el curso encontrareis más información al respecto en vuestras carpetas…
  • Si pero muchos alumnos sólo vienen “por el título”. Según los formadores hemos pasado de cierta desidia por parte de los grupos a una “carrera de fondo por el título”. Ásí muchos alumnos sólo se matriculan en los cursos necesarios para la obtención del título de monitor de tiempo libre sin atender a sus necesidades reales como educador scout.
    A este particular me cuentan que la escuela de formación de ASDE-Scouts de Andalucía ha optado por incluir el Curso Avanzado dentro del esquema obligatorio para el título de monitor para tratar de paliar esta costumbre y que los alumnos consigan terminar su etapa formativa como educadores y no sólo como monitores.
  • Si pero si el alumno no tiene interés mejor que no venga. Los formadores entrevistados subrayan la importancia de una respuesta por parte de los alumnos asistentes. Los alumnos pasivos, que asisten a los cursos porque en sus grupos les obligan o porque quieren una titulación o porque ven los cursos como un acto social, son un quebradero de cabeza para los formadores. Son los “convidados de piedra” de los cursos, no opinan, no participan, o peor, rompen las dinámicas y desaniman al resto. Si tienes suerte habrá trasnochado y pasará la mañana durmiendo me decía en tono jocoso un formador.

Los alumnos por su parte valoran de desigual manera la importancia de la formación “reglada” en los scouts.

  • Unos defienden que los cursos son importantes sólo de cara al título y que la formación te la da la práctica, lo que has vivido y lo que aprendes en tu grupo.
  • Otros alumnos se mostraban gratamente sorprendidos por el nivel de los cursos, no sólo por la cantidad de recursos materiales a disponibilidad de los formadores sino sobre todo por los recursos didácticos, la capacidad de comunicación y los conocimientos que los formadores compartían con el alumnado.

Respecto a los contenidos de nuevo variedad:

  • Algunos alumnos se sorprendían por la cantidad de información que estaban recogiendo, información teórica pero también dinámicas y otros medios para conseguir los objetivos marcados en la programación de la sección.
  • Otros en cambio se quejaban de un exceso de información, sesiones demasiado largas y teóricas que sólo conseguían aburrir al personal.

Los alumnos también destacaron el buen ambiente de los cursos, se respira hermandad y se hacen muchos amigos ya que los alumnos coinciden una y otra vez en los mismos cursos.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

6 Respuestas a “La formación del Educador Scout”


  • La realidad que has tocado también se da en mi país, hay dirigentes a los que muchas veces los contenidos les resultan insuficientes y tambien aquellos a los que les resulta aburrido un curso tal como dices en tu artículo.
    Sin embargo, si creo, que la formación debe ser constante ya que los chicos siempre va a esperar mas de nosotros y justamente un scouter no debe ser improvisado, debe haberse formado y estar constantemente actualizandose. Nuestra responsabilidad ante ellos es grande por lo que debemos de poner de nuestra parte el empeño necesario para obtener tambien el conocimiento teórico (el por qué) de lo que hacemos.

  • Olvidé ese punto. En uno de los vídeos le preguntaba a un formador sobre la gente que “repetía cursos”, es decir, que a pesar de tener la titulación continuaba reciclándose.

    Creo que es un aspecto fundamental no quedarse estancados en lo que aprendimos un día.

  • Hola a todos y todas:
    En primer lugar, felicitar la iniciativa del articulo por tratar de dar una referencia sobre el proceso de la formación.
    Lo que ocurre es que discrepo abiertamente sobre algunas cosas que se opinan.
    Yo soy formador de la ETLIM de Scouts de Andalucía, con experiencia en algunos de los cursos que se citan, y he de decir que no me parece adecuado que la formación como scouter comience en la etapa de rover. (Yo he dirigido cursos básicos para scouters de rovers, y creo que conozco el asunto)
    La oferta que el escultismo hace para los rovers se contempla dentro de los programas educativos de cada uno de los grupos scouts. Y de la misma manera que ningún scouter de lobatos introduce contenidos sobre el sistema de patrullas en la programación anual de la manada, no hay ninguna razón para que un rover tenga en su programación que formarse como scouter. Cada cosa tiene su tiempo.
    Es evidente que el rover no tiene responsabilidad directa sobre una sección, pero eso no quiere decir que tenga, por tanto, mas tiempo libre para dedicarlo a la formación como scouter. El programa del rover puede (y debe) ser tan rico y abundante en actividades incluso mas, que la de cualquier scouter.
    Pero lo que mas me sorprende es la relación directa e implícita que se deriva de la frase siguiente: “…podrá aplicar los conocimientos desde el primer momento…”, dejando ya por sentado que la finalidad de la educación en el roverismo, para la edad rover, es necesariamente, terminar como scouter. Eso es un golpe bajo para el roverismo en particular y un suicidio para el escultismo en general.
    Por otro lado, avanzando en el texto, si un formador dice que un scouter que inicia su formación con un año o dos de experiencia, la formación que recibe ya le viene corta o no le interesa, ese formador ya ha demostrado que no sirve como tal. Una de las principales habilidades como formador es detectar las necesidades de formación de los alumnos de sus cursos, y adaptar los contenidos y la pedagogía a la finalidad formativa del curso una vez conocido el punto de partida (es decir, una vez conocido el “nivel” del alumno, su motivación, su formación anterior, etc..)
    Pero bueno, continuemos:
    Luego hablas de la idea de los distintos recorridos, según que sea de toda la vida o recién llegado. Otra barbaridad, y no es por que suponga mas trabajo para los formadores, sino por lo expuesto con anterioridad sobre las habilidades del formador. Esto lo digo con conocimiento de causa, ya que también he impartido el curso introductorio del que hablas, en varias ocasiones.
    Resumiendo, que no se quienes son los formadores entrevistados, pero aquí tienes la visión de otro formador.
    Y que sobre todo, la formación no es solo cuestión de realizar cursos, ni los conocimientos se adquieren solo con estar presentes en las sesiones. Los formadores, como personas humanas que somos, también tenemos días buenos y malos, días que conectas bien y transmites todo y otras ocasiones que nada te sale bien. Y por supuesto los alumnos también. Y que muchas veces es cuestión de hacer coincidir que todos tengamos un buen día y una buena predisposición al momento formativo.
    Salud
    Pablo

  • Encantado de verte por aquí, Pablo. Como bien digo al principio del artículo esto no es más que una toma de pulso de la formación usando como universo las personas que se concentraron en los básicos.

    sinceramente creo que es una buena referencia pero está claro que faltaron opiniones, como por ejemplo la tuya o la de Torcuato Fernandez, Director de la ETLIM de Scouts de Andalucía, que escapó varias veces de mi cámara 😉

  • Querido hermano scout,

    Mi nombre es Vasile, soy un scout de 23 años de Rumania. Quisiera contarte acerca del proyecto http://www.scoutface.com .Es un buen sitio de encuentro scout,
    fácil de usar e interesante. Aquí podrás encontrar scouts de 90 países del mundo compartiendo sus fotos, ideas , amigos…

    Por favor , informa acerca de scoutface.com a tantos scouts en España como puedas. Se que tu lo harás mejor que Yo.
    Simplemente envía este mensaje/email al grupo scout al que perteneces. O quizás , si tu quieres, podremos cambiar “banners” en nuestras paginas Web.

    Muchas gracias,
    Vasile Darie

  • Rafael de Regil MEXICO

    Saludos a toda la roca del consejo. He tenido la suerte de ser simultáneamente akela y director de formación en la Asociación de Scouts de México, A. C.
    Lo que es señalado en el texto sobre formación es algo que se repite en todos lados: quienes creen que la formación es “relleno”, quienes entran escépticos y poco a poco van descubriendo que participar en procesos formativos les sirve. Hay quienes buscan el “papelito” (los cursos que damos están avalados como educación continua universitaria).

    Una vez más: será más fácil tener scouters en “formación permanente” si nuestro programa educativo es ya una escuela de formación permanente desde la manada.

Añade un Comentario