La “Gaceta de la Dirección”: El primer esquema de Lobatos

“¿La Gaceta de la Dirección? ¿Eso qué es?”Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es hq-gazette.jpg

Bueno, esa es mi traducción libre de una de las principales herramientas de los Scouters desde los comienzos de este invento: la famosa “Headquarters Gazette“, revista mensual que nació en Julio de 1909 con el fin de mantener informados a los responsables de aquellas primeras Tropas, así como facilitarles una comunicación entre ellos y darles multitud de sugerencias.

Como os conté en alguna otra ocasión desde esta publicación, que cambió su nombre a partir de 1923 por el de “The Scouter”, se dirigió el fundador a todos los responsables desde su famosa sección “La Perspectiva”.

En sus páginas podemos encontrar alguno de los hitos de la historia de nuestro Movimiento. Artículos que marcan el nacimiento de nuevas ramas o el desarrollo de las mismas.

¿Nunca habéis sentido curiosidad por ver qué es lo que se decía en ellos?

Pues en estos próximos artículos me voy a aprovechar de la amistad de nuestro hermano Peter Ford, de Gilwell Park, para traeros algunos de ellos que tuvieron  especial relevancia…. traducidos al castellano, claro, je, je.

Y aprovechando que estamos en el mes de Diciembre y que el próximo día 16 se celebra el 102 aniversario de la presentación de los Lobatos… pues os ofrezco la posibilidad de echar un vistazo a aquel esbozo que se planteó sobre la formación de los chicos más jóvenes: el primer esquema de los Lobatos, que se publicó en Enero de 1914 y que dice así: Continuar leyendo ‘La “Gaceta de la Dirección”: El primer esquema de Lobatos’

Escultismo en los bordes: con los pies en la tierra

                Desde los orígenes del escultismo existe esta problemática que provoca tensiones respecto de los fines del movimiento. Al hablar de la historia tenemos una imagen idealizada del campamento de Brownsea. Cuesta mucho mas imaginar que sobre el 1900 de la época victoriana se marcaba una clara división de clases sociales, esto implicaba que la niñez y adolescencia de los barrios pobres vivíera en condiciones infrahumanas, sin ningún tipo de servicios, los padres explotados en las fábricas trabajando por demás, y los hermanos mayores cuidando a los menores en sus casas casi sin acceso a la escolaridad.

También era la época de  la ilusión que el desarrollo tecnológico traería bienestar a toda la humanidad, como si el sistema productivo capitalista sin regulaciones no operara por descarte humano y degradación ambiental. El escultismo ofrecía aventura quitar sacar los chicos de las ciudades harto contaminadas por la industria hacia lugares que difícilmente podrían ir con sus familias siquiera a vacacionar. La progresión podía pensarse desde la aventura, pero también como intervención social para el desarrollo del aprendizaje del uso de herramientas y los conocimientos de primeros auxilios que pasaban a ser de gran importancia para la incorporación a la vida de la fábrica o el ejército y para el cuidado de los hermanos menores en los hogares, donde el uso del fuego, braseros y los accidentes domésticos especialmente de los niños y púberes se convertían en invalidantes o mortales ante la falta de un sistema de salud preventivo y de atención a la población. Continuar leyendo ‘Escultismo en los bordes: con los pies en la tierra’

Otros Tomasitos

“¿Otros Tomasitos? ¿Es que hay más?”

Bueno, no exactamente. Tomasito no hay más que uno, y es el creado por el fundador en 1917.

Sin embargo, durante mi búsqueda de información sobre el personaje, me aparecieron en los buscadores de la web un montón de dibujos de un scout en diversas viñetas humorísticas con el epígrafe “Tommy Tenderfoot”. Un vistazo más profundo me hizo percatarme de que en realidad se trataba de una colección de postales.

En el primer artículo sobre “Tomasito el Pie Tierno” pudimos comprobar que la costumbre de utilizar tarjetas postales con motivos scouts era algo bastante frecuente en una época en la que no existía internet. Por la red se pueden encontrar multitud de ellas con todo tipo de ilustraciones y fotografías, y de épocas muy diversas.  Entre ellas una colección realizada por SidWright (Sidney Wright), un ilustrador de la época, y en la que trata la Ley Scout con un tono de humor . Continuar leyendo ‘Otros Tomasitos’

La verdadera historia de “Tomasito el Pie Tierno” – 2ª Parte

Fumar. Tomasito pensó que fumar era viril y una gran diversión, pero pronto se dio cuenta de su equivocación.

Os hablaba la semana pasada de los orígenes de este famoso personaje creado por Baden-Powell, y de cómo en 1919 en la “Gaceta de la Dirección” se vendía una serie de 12 postales basadas en el mismo.

Y os comenté también que me faltaban 2 viñetas que aparecían en ‘Escultismo para Muchachos‘… pero no estaban en estas tarjetas. Entre ellas la imagen que tenéis aquí a la derecha. Así que tocaba seguir indagando en el tema.

Como la búsqueda en mis libros había sido totalmente infructuosa pensé en escribir directamente a los Boy Scouts de América (los BSA) para ver si ellos podían aclararme algo, ya que la elaboración de la Edición de la Hermandad Mundial del libro correspondió íntegramente a ellos, con Bill Hillcourt al frente.

Pero antes de hacerlo recordé que en la biblioteca virtual de una universidad norteamericana se habían digitalizado gran parte de los archivos de la UK Scout Association. Se trata de una universidad del Estado de Utah (sí, sí, es una universidad mormona, pues no en vano éstos han sido durante muchos años uno de los principales pilares de los scouts norteamericanos).

“¡Estupendo! ¿Y qué universidad es esa si puede saberse?”

Pues se trata de la Brigham Young University, o BYC.  A dichos archivos se puede acceder libremente, así que me puse a navegar por los diversos ficheros y no encontré nada relevante… a excepción de uno de ellos catalogado como “Bocetos de BP“, pero lamentablemente éste era uno de los pocos que permanecen sin escanear. Continuar leyendo ‘La verdadera historia de “Tomasito el Pie Tierno” – 2ª Parte’

La verdadera historia de “Tomasito” el Pie Tierno -1ª Parte

Todos aquellos que hayáis leído la Edición Mundial de “Escultismo para Muchachos” habréis podido disfrutar de un  montón de preciosos dibujos del viejo Jefe. Y entre ellos hay una serie que sin duda llama la atención: los correspondientes a “Tomasito el Pie Tierno”, unas preciosas caricaturas de aquello que debe evitar un buen scout plasmadas en clave de humor.

“Sí, son unos dibujos muy conocidos, pero… ¿Por qué nos traes hoy este tema?”

Pues porque a raíz de una publicación en Facebook me puse a indagar un poco en la historia de este gracioso personaje. La publicación en cuestión se basaba a su vez en otra de los Scouts Baden-Powell de Panamá, en la que se venía a afirmar que la figura de Tomasito en realidad correspondía a una traducción deficiente del original, y que el verdadero nombre debía ser Pedrito, puesto que está basado en Peter, el hijo del fundador. Por tanto en el original podría leerse “Pete, the Tenderfoot” (Pedrito, el Pie Tierno).

“¿Y es eso verdad?”

Pues eso mismo me decidí a indagar…. aunque tenía claro que en la versión inglesa de la Edición de la Hermandad Mundial (que es la que todos nosotros manejamos) el nombre del personaje no deja lugar a dudas: ‘Tommy the Tenderfoot’ (‘Tomasito’ el Pie Tierno). Pero quise profundizar un poco en la historia para ver si había algo de cierto en ella. Continuar leyendo ‘La verdadera historia de “Tomasito” el Pie Tierno -1ª Parte’

¿El mundo real o un mundo “Disney”?

En mi último artículo que os traje a este espacio os hablaba del pensamiento de Ernest Seton referente al mundo animal, y a la dureza de la vida en el medio natural:

Para el animal salvaje no existe el dulce y pacífico declive de la senectud. Su vida se desarrolla en el frente, en primera línea de batalla, y tan pronto como sus fuerzas comienzan a declinar lo más mínimo, y sus enemigos se vuelven demasiado poderosos para ellos, perecen.
Sólo hay una manera de hacer que la historia de un animal no sea trágica, y es detenerla antes del último capítulo”

Ello me hizo pensar hasta qué punto somos conscientes de la realidad de las cosas. Porque en muchas ocasiones tengo la impresión de que nos gusta deformar la realidad para adaptarla a los patrones de los humanos. Es como si así nos sintiésemos mejor, más cómodos.

Por eso mismo humanizamos a los animales, empezando por nuestras mascotas a las que otorgamos nuestros pensamientos y nuestros sentimientos. Y las tratamos como si de niños pequeños se tratase… para acabar llana y literalmente haciéndoles un flaco favor.

Si alguna vez habéis visto un capítulo de “El adiestrador de perros” habréis podido comprobar esto último. El bueno de Cesar Millán se pasa capítulo tras capítulo tratando de explicar a la gente eso mismo: que los animales son animales, y se rigen por unas pautas muy definidas. Y si lo tratas como a un humano le quitas la posibilidad de realizarse y llevar una vida saludable y feliz. Acaban no sabiendo lo que son, ni el papel que tiene dentro del núcleo de la familia, o incluso haciendo la vida imposible a los que le rodean.

Ese pensamiento “Disney”, donde impera el “buenismo” y se atribuye a los animales pensamientos y comportamientos humanos me resulta muy divertido… y un tanto peligroso.

Peligroso porque no sólo podemos volver locas a nuestras mascotas sino que puede hacer creer a los más inocentes que el instinto animal se puede controlar completamente… y eso puede conducir a un final trágico. Continuar leyendo ‘¿El mundo real o un mundo “Disney”?’

¿Participamos en un grupo -club o en un grupo-comunidad?

               Al menos dos formas de practicar el escultismo se encuentran en tensión cotidiana, ambas presentes en el Escultismo Comercial y en el Escultismo tradicional que  implican concepciones distintas sobre el grupo scout, la realidad social, los límites de las acciones y de la relación de los distintos actores de una comunidad. Una de ellas es lo que denominaremos el grupo-club, la otra el grupo-comunidad.

El Grupo – Club

                Una señora que participa del Club donde su hijo practica Básquet forma parte del grupo de padres que apoyan con su trabajo la actividad de los niños. La condición de los niños y adolescentes para la participación en el equipo es el pago de la cuota social y los gastos derivados de la actividad como los viajes, camisetas y demás. Los niños y adolescentes que no pueden pagar su membresía directamente no ingresan, considerando que la misma es la primera obligación del socio… las excepciones existen cuando un niño o adolescente demuestra que su capacidad deportiva es excelente, el club lo toma y lo forma también a la espera de un posible futuro negocio con el pase a otro Club más importante. Continuar leyendo ‘¿Participamos en un grupo -club o en un grupo-comunidad?’

Dos pequeños salvajes… un relato autobiográfico de “El Jefe”

¿”El Jefe”? … Te refieres a B-P, claro…”

Pues NO. Esta vez os quiero contar algo respecto a uno de esos personajes poco conocidos por la mayoría de scouts y que sin embargo tuvieron gran influencia en el origen del Movimiento. Me refiero a Ernest Seton….o “El Jefe” (”The Chief”), que es como muchos le conocían (además de por su totem- ‘Black Wolf’-, claro).

Este verano, aprovechando los días de relax, he sacado por fin el tiempo necesario para engancharme en uno de esos libros que llevaba siglos queriendo leer:

“Dos pequeños salvajes” (‘Two Little Savages’).

Hace algún tiempo que me hice con los 6 volúmenes de lo que los norteamericanos conocen como “La Biblioteca de Pionerismo y Arte de los Bosques” (‘The Library of Pioneering and Woodcraft’), compuesta por:

I. Rolf en el bosque (‘Rolf in the Woods’)
II. Costumbres de animales salvajes (‘Wild Animal Ways’)
III. Dos pequeños salvajes (‘Two little savages’)
IV. El Libro del Arte de los Bosques y el saber de los indios (‘The book of woodcraft and indian lore’).
V. Cuentos del Bosque (‘Woodland Tales’).
VI. Animales salvajes en libertad (‘Wild animals at home’)

Cada uno de los títulos desarrolla varias de las técnicas para poder disfrutar del campo y la naturaleza con mucho del conocimiento de los indios americanos: caminar y desplazarse por la montaña y en canoa, conocimiento de la fauna, técnicas de acampada, cocina y caza primitivas, técnicas indias de supervivencia y juegos, conocimiento de la flora… e historias verídicas de animales para hacer ameno el mundo natural a los muchachos.
De ellos 2 títulos están disponibles en castellano, por lo menos que yo conozca, los volúmenes 2 y 6.

“¿Y por qué tenías ganas de leer ese libro en concreto?” Continuar leyendo ‘Dos pequeños salvajes… un relato autobiográfico de “El Jefe”’

No somos scouts… estamos siendo

                En la actualidad el escultismo tradicional y el comercial al momento de pensar los valores encuentran como punto de partida teorías que se fueron produciendo en la denominada modernidad Europea. La conquista y dominación de los territorios americanos se produce dentro de un proceso de colonización que muestra a las claras la verdadera cara del moderno europeo que expulsó mediante  distintos procesos sus “restos poblacionales” primeramente a las colonias, con posterioridad a los países emergentes en los procesos independentistas siempre sirviendo a dos dioses… el del catolicismo utilizado como velo del verdadero dios Europeo, Wotan que retornaba de su sueño guerra tras guerra.

                El proceso de colonización dio como resultado el sostenimiento de las categorías del pensamiento Anglo – Germánico en las clases altas y la Universidad (reproductora de la Ideología del Amo), pero el intercambio cultural entre los restos sociales: pueblos originarios, gauchos, mestizos, libertos y mas tardíamente inmigrantes expulsados de la revolución industrial, provocaría el nacimiento de un “pensamiento mestizo” que originará con los años un fenómeno que los Europeos no pueden entender desde sus categorías que son los diversos procesos emancipatorios latinoamericanos. Continuar leyendo ‘No somos scouts… estamos siendo’

¿Es el escultismo una práctica social o una práctica educativa?

            Cuando nos preguntan qué somos los scouts, rápidamente sin distinción de asociación pero con distinción decimos: “somos un movimiento educativo” y a muchos en ese instante, hasta se les infla el pecho automáticamente.

            De tanto escucharlo y aprender a decirlo, lo creemos firmemente y cambiamos las prácticas scouts para que entren dentro de los cánones (siempre ideológicos y variables) de lo que se considera educativo… cuando Piaget estaba de moda nos convertimos en “piagetianos”, cuando vigotsky los desplazó un poco fuimos “vitgotzkyanos”, tambien fuimos “Freireanos” pero solo un tiempico… como es populista mejor pasarlo de largo… luego fuimos conductistas, ahora cognitivos – comportamentales y mañana vaya a saber qué.

            Tardé muchos años en darme cuenta que algo de esta verdad a medias diluía y perjudicaba directamente al programa de los niños y jóvenes. Es cierto que BP en varias ocasiones dice algunas cosas respecto de la educación en general, lo que no podemos saber es a quien se dirigen, quiénes eran los interlocutores imaginarios o reales (a referencia)… también es cierto que BP en muchos textos va diciendo que el escultismo es una práctica (entre nosotros, no suena tan “distinguido”) algo que conviene ahondar. Continuar leyendo ‘¿Es el escultismo una práctica social o una práctica educativa?’