Patrullas Libres (2). Aspectos formales en la BPSA

(Foto extraidad del Blog del Cept Nro 14 “el ruralito”: campamento realizado por la Escuela de alternancia)

El papel de la Entidad Patrocinante.

            La entidad patrocinante garantiza el acompañamiento de la Patrulla Libre comprometiéndose al seguimiento y la observancia de los aspectos legales y morales que promueve el movimiento scout

            En caso de delegar la responsabilidad en uno de sus miembros, la entidad patrocinante deberá informar los datos correspondientes y la forma de contacto con dicha persona.

            Cuando una Patrulla Libre surge espontáneamente,  formada por muchachos que no tienen vínculos con una entidad patrocinante,  su primer objetivo debe ser siempre encontrarla.

            Lo que caracteriza a la Patrulla Libre además de sus campamentos, es la autonomía casi completa del grupo  Scout  y el grado de responsabilidad de su Guía de Patrulla.

            Lo que les garantiza la posibilidad de funcionar de forma conveniente es el patrocinio de una Tropa que funciona bien y el Equipo de Tutoría. Continuar leyendo ‘Patrullas Libres (2). Aspectos formales en la BPSA’

Patrullas Libres



PATRULLAS  LIBRES  

Ser adolescente y vivir en un contexto desfavorable en una edad donde la apertura al mundo pasa a ser una preocupación es una situación compleja. Si por un lado las chicas y chicos que viven en el ámbito rural tienen deseos de juntarse con otros, la mejor posibilidad es la escuela, lugar que tiene una función distinta aunque la convivencia y la socialización son importantes. Podemos observar diversas situaciones a lo largo y ancho de nuestro país; por un lado tenemos pueblos pequeños donde las ofertas para hacer actividades se centran en algunos clubes y organizaciones tradicionalistas, en las zonas de campo generalmente no se juntan porque no hay motivos para desplazarse a hacer algo con otros, y en algunos sectores marginales a la imposibilidad de desplazamiento y costo de la realización de alguna actividad fuera del barrio, se suma la compleja problemática de la marginalidad.

Continuar leyendo ‘Patrullas Libres’

Escultismo tóxico. Activo 2

Activo 2: el kraal que se “come” al kraal.

Hace unas semanas repasamos quizás el problema vertical del Escultismo, el activo tóxico que está de forma transversal en todos los demás: el tiempo. Hoy vamos a repasar un activo tóxico no menos importante. Puede que el título resulte un poco extraño pero tiene un sentido metafórico: ¿en qué momento el kraal engulle al kraal? Para mí hay una línea muy importante, la línea que diferencia la acción voluntaria Scout y la amistad.

Cuando utilizo el verbo “engullir” me refiero al momento en el que kraal no sabe cuáles son sus funciones, o sí, pero la línea entre el trabajo, la amistad y el paternalismo no dejan que la parcela de decisión para la que tiene que estar preparado este órgano quede  clara, dejando el horizonte del grupo muy difuminado.

Hay que tener en cuenta que nuestro Movimiento desde el punto de vista vivencial y emocional es muy poderoso, pudiendo crear una relación de dependencia importante entre el colectivo Scout y el responsable (voluntario). Las situaciones personales, los vacíos afectivos o la necesidad de amigos puede hacer que una persona voluntaria anule su propia capacidad de decisión. Para esto es muy necesario que el kraal no se envenene a sí mismo creando un límite difuso entre responsabilidad, participación y amistad, que incluso puede hacer que se acentúe metiendo en este activo tóxico un poquito de paternalismo y sobreprotección.

¿A qué me refiero con todo esto?

Me refiero a que en muchas ocasiones hay que tener mucho cuidado en la gestión del grupo Scout (para mí, la primera línea de batalla contra el Escultismo tóxico, me refiero al Grupo Scout). Seguro que en alguna ocasión hemos decidido cualquier cosa en un bar, o en la barbacoa de no sé quién o incluso viendo el espectáculo de nosecuantos. La gestión de un grupo (que es de lo que finalmente estamos hablando) necesita evitar que los adultos-responsables tengan tal carga de trabajo que el nivel de toxicidad negativa sea tan alto que finalmente dejen del Movimiento.

Continuar leyendo ‘Escultismo tóxico. Activo 2’

Escultismo tóxico. Activo 1

Activo 1: ¡No pierdas el tiempo!

Este es quizás uno de los activos más importantes del Movimiento: el tiempo. Por ello es muy importante no hacer que los voluntarios y personas que pertenecen al mismo sientan que se les va de las manos y que toda inversión temporal es en vano. Es decir, el Escultismo pasa de sano a tóxico en el momento en el que piensas: ‘¿pero qué hago yo aquí?’

En el ámbito Scout todos nos quejamos de lo mismo: todos tenemos cosas que hacer y poco tiempo para poder enfrentarnos decentemente a las tareas del movimiento, una situación complicada que nos llevará rápidamente al estrés, la angustia, la tensión física, mental y por qué no…a los conflictos. Si esto te está ocurriendo para: el tóxico Scout ya está dentro de ti. Teniendo en cuenta que sólo vamos a analizar uno de los activos, otro día veremos el que he llamado la “obesidad del Movimiento”, ese engorde pedagógico que no nos está llevando a ningún lado y que sólo hace activar otros problemas interrelacionados. Continuar leyendo ‘Escultismo tóxico. Activo 1’

Escultismo tóxico. A modo de introducción.

Escultismo es una palabra llena de buenas intenciones: felicidad, amistad, hermandad, autoestima, compromiso…pero también puede ser en ciertos ámbitos una palabra llena de elementos tóxicos. Puede resultar raro que un movimiento que pretende basar su visión del mundo en el positivismo, el esfuerzo y la autosuperación pueda convertirse en algo tóxico, pero sí, existen dimensiones tóxicas y por ello intentaré ser lo más analítico posible (sin obviar en ocasiones llegar al sarcasmo y utilizar el humor como arma indispensable para mejorar).

Partamos de una premisa, algo tóxico es: “algo venenoso o que puede causar trastornos o la muerte a consecuencia de las lesiones debidas a un efecto químico”. Aún sin ser veneno, el escultismo recorre las venas impregnando todo nuestro sistema nervioso con distintos tipos de impulso y al mismo tiempo generando desde la amígdala todo tipo de reacciones ante distintas situaciones, es decir, en ocasiones uno puede cabrearse porque se llega tarde a las actividades o simplemente porque fulanito o fulanita no vienen a la acampada de fin de curso y eso supone un mayor desembolso al grupo.

Quiero hacer un retrato de la cara B de este movimiento, pero no quiero nadie piense que es una visión puramente negativista. Simplemente es otra visión más. Es reflexionar sobre esas horas interminables sentados en un Kraal sin horizonte alguno, de choques generacionales entre responsables, de liderazgo explícito e implícito en las riendas de un grupo, o de la angustia de no saber qué hacer justo al aterrizar en el movimiento.

Si a esto le añadimos la velocidad de vida actual, los programas, la metodología, los proyectos (de grupo, asociativos, personales, de rama) y todo aquello que tiene que hacer un Scout para serlo, nos encontramos ante una situación de eustrés, el conocido estrés positivo. Este estrés nos estimula para enfrentarnos a los problemas, saca a flote nuestra creatividad y hace que tomemos iniciativa y respondamos eficientemente a situaciones que así lo requieren. Cuando el combustible de nuestro cuerpo es el estrés positivo nos llena de energía.

Pero igual que en el universo Star Wars existe un lado oscuro, el estrés, la generación de ansiedad, el querer y no poder.
En sucesivos artículos iré desgranando, como si del mejor Risto Mejide se tratase, una serie de acciones encaminadas a terminar con tu grupo. Ese que te acogió y te vio nacer como Scout o se convirtió en tu lugar de migración desde otras entidades u otros grupos.

¿Estás preparado?

Stranger Things y la pequeña patrulla

 

            “Algo se acerca. Algo sediento de sangre.

 Una sombra se levanta en el muro a tus espaldas,

 engulléndote en la oscuridad. Ya casi está aquí.”

Mike en Stranger Things, 1er cap. Temp.1

            ¿Por dónde empezar a escribir sobre esta maravillosa y extraña serie que lleva dos temporadas y ha atrapado público de distintas edades?

He visto y hemos compartido algunos capítulos con mis hijos que también se sintieron atraídos por la trama y la “devoraron” rápidamente. ¿Qué hilos tocaron los mellizos Matt y Ross Duffer al momento de crearla?

Estamos acostumbrados a repetir las frases de BP donde afirma que los patios y los callejones pueden convertirse en el escenario del juego donde los muchachos darán vida a los corsarios, y la serie nos muestra de forma maravillosa que los juegos no sólo son la aventuras de nuestros sueños más bellos sino también de nuestras pesadillas, y nos ayudan a exorcizarlas. Continuar leyendo ‘Stranger Things y la pequeña patrulla’

¿Conoces la verdadera historia del lobatismo?

De todo.
Eso es lo que se lee y se escucha en relación a la creación de la Rama de Lobatos.

“B-P, Vera Barclay y Rudyard Kipling se reunieron en Pax Hill para dar lugar a la nueva Rama”… cuentan algunos.

“En Diciembre de 1916 (algunos lo ubican en Junio) se reunieron 200 educadores en ‘Caxton Hill’ para presentar la nueva Rama”… cuentan otros sin tener en cuenta que Caxton Hill no existe. Lo que existe es Caxton Hall (maldita Wikipedia).

“Vera Barclay fue la primera Akela y es la co-fundadora del lobatismo, además de escribir el Manual de Lobato, tras el fracaso de su primera edición”… vienen a señalar otros pocos.

“B-P siempre fue muy reticente a crear la rama de Lobatos, pues quería mantener la idea y edades originales”… ???????????

Todas estas afirmaciones me animaron a escribir acerca de los hechos probados del nacimiento de la Rama. Así que cogí mis viejos libros (‘The first ten years‘ de P. Everett, ‘21 years of scouting‘ de E.K.Wade y ‘The Diamond Jubilee Book of Scouting‘ de la Scout Association), los artículos del historiador Colin Walker… y fui contrastando acciones y fechas hasta obtener un relato de información basada en datos veraces. Nada de ‘Wikipedias’ o artículos que se copian unos a otros hasta perpetuar los errores (tal y como os contaba en este artículo de ‘La Roca’).

Continuar leyendo ‘¿Conoces la verdadera historia del lobatismo?’

Antártica: Sindrome de Asperger y su inclusión en los Scouts

 

          En estos días la situación que un niño con Síndrome de Asperger vivía en su escuela tomo estado público. La opinión en general condenó el festejo que realizaran en un grupo de whatsapp algunas de las madres, ante el inminente cambio de curso del niño. Los medios derivaron su atención más hacia las expresiones discriminatorias que hacia el contexto en el cuál se produce la segregación y si técnicamente el abordaje que se realizaba era el correcto. Varios profesionales opinaron en general sobre el Síndrome de Asperger en general prestándose a veces sin quererlo al espectáculo mediático, en tanto que lo que mostraba la TV desconocía al niño desde el punto de vista clínico individual y su problemática en el aula. En mi ciudad por invitación del Colegio de Psicólogos a partir de mi trabajo sobre el tema fui uno de los reporteados, pero el medio televisivo se ocupó de censurar las opiniones que no seguían la dirección editorial previamente definida, justo aquellas que hacían referencia a las condiciones singulares de cada niño, a los recursos humanos que la escuela (especialmente en el ámbito privado) muchas veces destina (o no lo hace) y corresponden que estén a diferencia de los recursos humanos que generalmente destina la escuela pública a través de los Equipos Educacionales presentes durante toda la jornada escolar, la realidad de la baja existencia del trabajo interdisciplinario, la carencia de capacitación de los docentes, las crisis y agresividad hacia otros que muchas veces son los problemas reales que suceden en el aula, etc. Continuar leyendo ‘Antártica: Sindrome de Asperger y su inclusión en los Scouts’

Relatos Scouts Distópicos. El Gran Secreto

Luego del festejo nocturno y preparándose para la vuelta, las patrullas se reúnen con el Abad para que les explique cómo iban a volver. Luego de decirles que viajarían como peregrinos que concurrieron a un retiro espiritual, el Abad se ofreció a responder las preguntas que se les ocurriera realizarle, siempre y cuando las pudiera responder.

–          Sacha. Abad ¿Qué ha llevado al mundo a que sucedan estas cosas?

–          Abad. El egoísmo chicos. Siglos atrás dos sistemas sociales estaban en pugna, uno de ellos que privilegiaba la libertad individual y dejaba a su suerte la vida y la muerte de las personas, el otro que privilegiaba lo colectivo pero anulaba las libertades individuales. El primero de ellos justificaba la riqueza en el egoísmo y en la competencia feroz entre seres humanos, el otro sostenía que la riqueza era de todos porque si bien las personas ocupaban lugares distintos en el trabajo todos favorecían la producción. Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. El Gran Secreto’

Relatos Scouts Distópicos. La abadía

Se abren las puertas del Monasterio y el Abad sale a recibir a los visitantes.

–          Abad. Buenos días ¿viajeros perdidos en la selva tucumana?

–          Sacha. Mas o menos. Un amigo común, el Bibliotecario, nos envió a Uds. por ayuda para regresar a Ciudad Centro.

–          Abad. Ahhhh ¿son Uds?… Pensé que una misión tan peligrosa sería llevada adelante por adultos y no por jóvenes. Bueno. Los llevaré a su lugar de alojamiento así pueden asearse y luego podremos cenar junto a los hermanos

–          Sacha. ¡Gracias!

Se dirigieron a unas habitaciones destinadas a peregrinos que realizaban retiros espirituales. Eran sencillas pero con todas las comodidades necesarias. Luego de la ducha se recostaron y cayeron en un sueño profundo como hacía tiempo no ocurría. A eso de las 19 hrs el Abad los despertó y los acompañó al comedor, donde los monjes los esperaban Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. La abadía’