La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”. Vol 9

El libro que os traigo hoy NO PARECE NINGUNA NOVEDAD. De hecho incluso existe una publicación reciente en castellano con el nombre “La Escuela de la Vida”, como descubrí después.

En todo caso se podía encontrar fácilmente en la web una versión anterior, titulada “Lecciones de la Universidad de la Vida“, tal y como yo lo hice. Pero….mientras leía dicho texto, traducido por D. Fernando Soto-Hay, me encontré con que se me hacía un tanto difícil seguir la narración y entender algunas frases, a las cuales no les encontraba mucho sentido en el contexto.

Al hacerme con la versión original en inglés me di cuenta de que debido a las expresiones típicamente mexicanas y a la multitud de “falsos amigos”, esto es, palabras inglesas que se parecen a la latina pero que significan algo muy diferente, así como otras traducidas en un sentido erróneo, el texto había perdido coherencia y en ciertos párrafos no se podía entender lo que el autor quiso expresar en realidad.

Por ello tomé dicha traducción original y me esforcé en tratar de corregirla y hacerla más comprensible a todos los lectores de habla hispana. Por tanto, en realidad se trata de UNA VERSIÓN REVISADA DEL TEXTO DEL PADRE SOTO-HAY, pero (creo) más fidedigna.

Espero haberlo conseguido y por ello la pongo de nuevo a disposición de todo aquel que quiera aprender acerca de la vida del fundador del movimiento scout.

Todos los interesados en esta versión pueden descargarla aquí https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gXA-oY6qWN2txnks

¿Por qué se atribuyen tantos significados a los distintos elementos de la Flor de Lis?

Sí, ya sé que es un tema muuuuuy comentado en las redes sociales, y que por la web figuran cientos de explicaciones sobre lo que os voy a contar hoy… pero no me resisto a tratar de iluminar un poco el asunto. Creo que a muchos os resultará sorprendente.

Pero si ya hemos oído de todo, no sé qué puedas tú descubrirnos ahora”

No pretendo descubrir nada sino ceñirme a los datos históricos para que entendáis DÓNDE ACABA LA REALIDAD Y DÓNDE EMPIEZAN LOS MITOS, LOS AÑADIDOS O LOS “ADORNOS”en este tema.

Y empezaré por lo que significa la insignia scout, porque uno empieza a oír cosas acerca de Dios, Patria y Hogar, de las tres virtudes, que si el nudo de la hermandad scout… y no puede dejar de preguntarse cómo hemos llegado a distorsionar o adornar tanto la realidad.
Así que pongamos algo de orden en todo esto.

La insignia scout original era muy sencilla. Una simple flor de lis, con una voluta debajo con el lema “Siempre Listo” (o mejor dicho “Be Prepared”, que es lo que dice en inglés), y un pequeño nudo que cuelga de ella, tal y como veis en esta imagen, correspondiente a la edición de 1908, la primera, de ‘Escultismo para Muchachos’. Aquí no hay dudas, porque es el principio de la historia.

Insignia scout en 1908

Y la explicación que la acompaña es también de lo más simple:

La insignia de los scouts es la flor de lis (el texto habla de ‘punta de flecha’, que es como llamaban los ingleses habitualmente a este signo puesto que tradicionalmente la flor de lis había sido el símbolo de la monarquía francesa…y los ingleses nunca los apreciaron demasiado, je, je), la que muestra el norte en un mapa o en las brújulas. Es la insignia de los exploradores del ejército, porque muestra el camino. Y así también a un scout de paz le muestra el camino de cómo cumplir con su deber a la hora de ayudar a los demás.

El lema que hay en ella es el lema de los scouts: SIEMPRE LISTOS (B.P., mis iniciales- en el original inglés el lema es Be Prepared- N.d.T)
Lo que significa que un scout debe estar preparado en todo momento para cumplir con su deber, y a afrontar un peligro con el fin de ayudar a su prójimo.

La voluta del lema tiene los extremos vueltos hacia arriba, como la boca de un scout, porque éste siempre cumple con su deber con una sonrisa y de buen grado.

El nudo es para recordar al scout que debe hacer una buena acción a alguien diariamente.”

Además el fundador le añade otro hecho para darle más importancia:

“La insignia de un scout representa y es denominada ‘su vida‘. Se le otorga cuando pasa las pruebas en las artes scouts necesarias para convertirlo en uno de ellos.”

Creo que la idea ha quedado más que clara: qué es y qué significa, sin aderezos.

Muy poquito después, en 1909, la insignia varió (como podéis apreciar en esta imagen de la 2ª edición del libro, que me hizo llegar amablemente nuestro hermano scout Peter Ford, de los archivos de Gilwell Park), se hizo mucho más sofisticada y aparecieron la aguja imantada y las dos estrellas en los pétalos laterales….sin embargo NO SE EXPLICA EN NINGUNA PARTE DEL TEXTO EL SIGNIFICADO de dichas estrellas ni de los pétalos.

La insignia en la 2ª Edición de “Escultismo para muchachos”, 1909

Pero no se explica en esta edición…ni en las siguientes.

De hecho a partir de la 3ª edición ya no aparece el dibujo explicativo aislado, sino que empieza a figurar sólo cómo el símbolo de la progresión del scout, de la 2ª y 1ª Clases.

Incluso en las últimas ediciones, antes de la muerte del fundador, no aparecen ni los dibujos de la insignia, sólo la describe.

Pero… ¿Por qué la cambió?

Evidentemente el primer boceto era muy tosco, y sobre todo era una imagen común sobre la que no podía haber ningún derecho de autor. La proliferación de grupos de todo tipo que se hacían pasar por scouts y la necesidad de tener una imagen nueva y única, además de un diseño atractivo que la distinguiese de la insignia original del ejército (en la que estaba basada, y que podéis ver en estas imágenes de abajo), dio como resultado el añadido de la aguja y las dos estrellas.

Este diseño sí que era original y por tanto pudo registrarse como tal: “Esta insignia es un diseño registrado y no puede ser reproducida” (‘The Scout’, 5 de Junio de 1909)

Sería bastante más tarde, en 1933, cuando el viejo Jefe diese una explicación a este hecho en su libro “Lecciones de la Universidad de la vida” (aunque ya en una entrevista a la revista norteamericana ‘Boys’ Life‘ de 1924 había anticipado esto mismo):

“Las estrellas de los dos brazos, están puestas por los dos ojos del Lobato que deben abrirse antes de ser Scout, cuando consiga su Insignia de Primera Clase de dos estrellas. Los tres picos de la Flor de Lis le recuerdan al Scout los tres puntos de la Promesa Scout: Deberes para con Dios y el Rey, la ayuda a las demás personas, y la obediencia de la Ley Scout.

“Ah, pues entonces está claro”.

Eso parece ¿eh?… Pues NO. En realidad todo este adorno era muy típico de B-P. Era una persona inteligente y con gran capacidad motivadora. Le gustaba adornarse y adornar los hechos con el fin de revestirlos de un aura de magia y encanto. Y que conste que todo eso me parece fantástico…pero está claro que en el caso de la insignia scout, al principio NO PENSÓ EN NADA DE ESO.

¿Cómo puedes afirmarlo con tanta rotundidad? ¡Si el propio B-P lo explica claramente!

Pues POR SIMPLE LÓGICA.
En la edición de 1909 no menciona nada de esto…pero es que además no existían los lobatos ni en la imaginación, con lo cual toda esa historia de las estrellas no es sino un pequeño cuento posterior (estupendo) para aumentar la magia, el encanto y el simbolismo.

Al igual que la afirmación de que las 2 estrellas de 5 puntas se colocaron para reflejar los 10 puntos de la Ley Scout, lo cual sería muy bonito salvo por un ‘pequeño detalle’…. en 1909, que es cuando surge esta insignia LA LEY TENÍA SÓLO 9 ARTÍCULOS (y así permaneció hasta 1911).

¿Qué nos indica el sentido común? Pues que la verdad es que simplemente tomó la flor de lis de la brújula como símbolo de guía, y el hecho de que tuviese 3 pétalos… pues fue simple casualidad, y desde luego no por las 3 partes de la promesa. Y luego le añadió algunos elementos para hacerla singular y poder registrarla. Sin más.

¿Por qué llego a esta conclusión? Pues porque esa misma flor de lis la usó con su cuerpo de exploradores del ejército Y ELLOS NO TENÍAN PROMESA ALGUNA. Es más que evidente ¿No?

Y a todos aquellos que rizaron el rizo atribuyéndole a los pétalos el significado de los Principios y las Virtudes, les recomiendo que lean mi artículo al respecto de ellas, donde explico claramente que B-P JAMÁS HABLÓ DE TALES PRINCIPIOS NI VIRTUDES EN NINGUNO DE SUS LIBROS, y que fueron un añadido del escultismo católico francés de los años 20.

En resumen, todas esas explicaciones, sobre los ‘ojos del lobato’, que las estrellas simbolizan la ‘Verdad’ y el ‘Conocimiento’, que el anillo que une los tres pétalos representan la unión de la familia scout… fueron surgiendo con el tiempo, añadiendo elementos que realmente encajaban muy bien con el diseño y que le otorgaban un mayor simbolismo.

Bueno, entonces… ¿no es correcto hablar del resto de elementos como virtudes, ojos del scout, y demás?

Pues no deja de ser una ampliación al significado original, así que desde luego no se puede decir que no sea correcto. De hecho, como hemos visto el mismo Jefe fue partícipe en ello. Si sirve para motivar y no distorsiona…pues adelante.

Y para terminar por hoy… ¿Por qué la idea original de usar dicha flor de lis?
Pues es una historia muy conocida, pero os dejo que os la explique el mismo B-P tal y como lo hace en sus “Lecciones de la Universidad de la Vida”, porque siempre es bueno recordar y/o aprender:

La Insignia Scout

Hace algunos años, poco después de que se iniciaran los Scouts, ciertas críticas acusaron al Movimiento de ser un movimiento militar.
Siempre que se inicia algo nuevo hay personas que se alzan enseguida para encontrar errores en ello, a menudo antes de saber siquiera de qué se trata.
En este caso dijeron que el Movimiento Scout estaba diseñado para enseñar a los muchachos a ser soldados, y apuntaron para probarlo que el escudo usado en el Movimiento era, según su descripción: “Una punta de flecha, el emblema de la batalla y del derramamiento de sangre”.

Telegráficamente se me preguntó qué podía decir a eso. Yo mandé un telegrama de vuelta: “El escudo es la Flor de Lis, un lirio, el emblema de la paz y de la pureza”.

Pero no fue esa la razón por la que la adoptó el Escultismo. En la edad media, Carlos, el Rey de Nápoles, debido a su ascendencia francesa, llevaba la Flor de Lis en su escudo.
Fue durante su reinado cuando Flavio Gioia, el navegante, transformó la brújula de los marineros en un instrumento fiable. La rosa de los vientos tiene las letras iniciales de Norte, Sur, Este y Oeste, en ella. En italiano el norte era “Tramontana” (en Italia está “Tras las montañas”…los Alpes- N.d.T.)
Por lo que él puso la inicial mayúscula T para marcar el norte. Pero como un cumplido al Rey hizo una combinación de la letra T con la Flor de Lis del escudo Real. Desde esa época, el Norte aparece universalmente en los mapas, cartas de navegación y en las brújulas con ese signo.

El significado real que debe verse en la insignia de la Flor de Lis, es que ella señala en la dirección correcta (hacia arriba), sin desviarse a la derecha o a la izquierda, ya que éstas siempre vuelven hacia atrás otra vez.

Las estrellas de los dos brazos, están puestas por los dos ojos del Lobato que deben abrirse antes de ser Scout, cuando consiga su Insignia de Primera Clase de dos estrellas.

Los tres picos de la Flor de Lis le recuerdan al Scout los tres puntos de la Promesa Scout: Deberes para con Dios y el Rey, la ayuda a las demás personas, y la obediencia de la Ley Scout.

El Lema

La consigna de los Scouts es estar “Siempre Preparado”. Éste fue adoptado, como muchas cosas del uniforme, del Cuerpo de Alguaciles de Sudáfrica. Los hombres de ese cuerpo eligieron ese lema en parte porque hablaba de estar listos para cumplir con cualquier deber en cualquier momento, y también porque tenía mis iniciales.

La Flor de Lis ha llegado a ser el signo de los Scouts, en casi todos los países del mundo. Para distinguir una nacionalidad de las otras el emblema de cada país está “sobrepuesto”, esto es, está situado en la parte frontal de la Flor de Lis.

Puedes ver esto en el de los Estados Unidos, donde el Águila y el Escudo Nacional se encuentran en el frente, y por detrás la Flor de Lis de la Hermandad Mundial Scout.
¡Y así puede quedarse mucho tiempo!

Insignia de los Boy Scouts de América

Por último tenemos el simbolismo de la Lis Mundial, cuyo primer boceto corresponde al que realizó quien fuese Jefe de Campo de Gilwell, J.S. Wilson, en 1939, y que evolucionaría y adoptaría definitivamente en 1969 la forma que todos conocemos.

La Flor de Lis de J.S.Wilson

Por supuesto que aquí también se otorgó el simbolismo que detalla el esquema de abajo, donde los tres pétalos son las tres partes de la promesa, el anillo que los une significa la familia del escultismo, la cuerda que rodea la flor representa la unidad y la familia del Movimiento Scout Mundial, el nudo de rizo de abajo…la fortaleza de la unidad scout mundial, las estrellas son por la Verdad y el Conocimiento y tienen 10 puntas por los 10 puntos de la Ley Original (cosa que no ocurre en muchas asociaciones, entre ellas curiosamente en la británica o en la norteamericana), el color blanco o plateado representa la pureza y el púrpura…liderazgo y servicio.

Pero no me extenderé más por hoy.
El próximo día seguiré analizando otro de los elementos simbólicos que también han ido “evolucionando” desde su sencillo significado original: los saludos.

Hasta entonces…. si os interesa, je, je.

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”. Vol. 8

Pues ya me tenéis aquí otra semana con un nuevo título de mi colección.

En esta ocasión se trata de un compendio de ‘Juegos de Scouts’, recopilados por el fundador en los albores del Movimiento, en 1910.

En su “Escultismo para muchachos” ya había detallado gran cantidad de ellos. Y lo hizo por un motivo evidente que explicó con claridad en ese mismo texto:
El Escultismo está diseñado para atraer al muchacho, para proponerle aventura y emoción, formándole de una manera indirecta.

El esquema del mismo es tan sencillo como genial:

Primero: despertar el interés el día anterior con una breve historia motivadora referente a la materia que se quiera tratar, preferentemente en un ambiente acogedor y si se puede a la luz de una hoguera, utilizando la voz y la expresividad para realzar el relato.

Segundo: al día siguiente una demostración práctica, no demasiado compleja, para que los chicos vayan asimilando el concepto, y dejándoles que sean ellos mismos los que traten de resolver el problema planteado. Con los errores es como más se aprende y sólo se consigue dejando que sean ellos mismos los que realicen la labor. Eso sí…con los datos justos, a pequeños sorbos.

Tercero: Los juegos y competiciones que pongan en acción lo aprendido para hacerlo divertido y fijar los conocimientos. Estimula el aprendizaje con su competitividad innata.

Este esquema genial es prácticamente la mitad de lo que un Scouter debe saber para conseguir que su Tropa funcione. La otra mitad es saber utilizar correctamente el Sistema de Patrullas.

El libro que os traigo hoy propone una buena variedad de juegos divididos por materias.

Es imprescindible hacer hincapié en que el libro se escribió en los albores del siglo XX, y desde la mentalidad de un militar inglés. Ello es especialmente evidente en algunas de las representaciones del final del libro, donde algunas expresiones pueden verse hoy en día como ofensivas o directamente racistas.

Recordemos que BP trata de estimular el patriotismo y el orgullo de los muchachos británicos, a quienes originariamente va dirigido el libro, y que en aquella época existía una sensación de superioridad ante los diversos pueblos.

En todo caso, esta sensación se verá matizada después en muchos de sus escritos, pues el fundador muestra en numerosas ocasiones su admiración por multitud de pueblos y culturas poseedoras de virtudes que él considera dignas de remarcar. El escultismo aún no había adquirido su carácter universal, pero en los siguientes años evolucionaría en esa línea.

Espero que os guste. Aquí tenéis el enlace correspondiente para su descarga. https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gWtTo-L1rSn6riWT

¿Sabías que las “Virtudes y Principios Scouts” no son obra de B-P?

¿Las Virtudes y Principios?…pero si eso viene en las primeras páginas de “Escultismo para Muchachos” y por lo tanto es parte de la obra de Baden-Powell… ¿no?

Lo cierto es que aparecen en el texto que casi todos tenemos… pero hoy me temo que voy a decepcionar a algunos que creen que eso fue una idea genuina del fundador. De hecho jamás apareció en sus textos.

“¿Cómo es eso posible? Ya estás con una de tus historias…

El caso es que muchos también estábamos convencidos de que eran cosa del viejo Jefe hasta que empezamos a leer las versiones originales en inglés…y nos dimos cuenta de que aquellas virtudes y principios NO ESTABAN POR NINGUNA PARTE.

¿Y por qué os cuento esto hoy?

Pues porque si habéis ojeado la 1ª Edición de “Escultismo para muchachos” de 1908 que os traje la semana pasada, os habréis dado cuenta de ello. Y a mí me pareció un asunto interesante que comentar antes de seguir con la publicación de más ejemplares de mi ‘Pequeña biblioteca scout’.

Como os decía, si habéis tenido la oportunidad de ojear el libro, habréis apreciado que, además de que la Ley Scout constaba sólo de 9 artículos, no hay ni rastro de virtudes ni principios.

Uno podría pensar que quizá fue algo que el viejo Jefe incorporó después, como muchas otras cosas… pero la verdad es que NO. En ninguna de las ediciones inglesas figura tal cosa.

Pues entonces sería algo propio de la versión de la Hermandad Mundial de Bill Hillcourt ¿No?

Me temo que tampoco. De hecho eso fue lo primero que comprobé, que en la versión inglesa de dicha versión no figuraba. Así que me propuse averiguar de dónde demonios había salido aquella idea.

Por supuesto que en mi manual con la traducción al castellano de Nuñez-Prida de dicha edición de la Hermandad Mundial sí que figura…así que lógicamente pensé que había sido cosa suya.

Pero de repente me surgió una duda: ¿y si en la primera edición no estuviese y se hubiese incluido en una edición posterior por alguna otra persona?
Para aclararlo tocaba intentar seguir el rastro de las ediciones en español de dicho libro.

La primera traducción al castellano, anterior a la de la Hermandad Mundial, fue publicada por la Editorial Polis, en México, en 1938 (al parecer tomada de la una traducción inicial de scouts españoles, por fascículos, en la revista “La Patrulla” y completada con la versión inglesa de los años 30), y en esta no se mencionaba nada. Había que seguir rastreando un poco más hacia delante.

Edición de 1938

La primera edición de la Hermandad Mundial en inglés (la de Hillcourt) es de 1946 y la primera traducción al castellano de dicha obra es de 1948, así que se trataba de comprobar si el artífice había sido Nuñez-Prida y por tanto ya desde el comienzo figuraban en la misma. El problema es que tanto yo como la mayoría de mis conocidos poseemos ediciones bastante posteriores (la mayoría de los años 70). Por eso decidí pedir ayuda a través de las redes sociales a hermanos scouts que dispusiesen de ediciones antiguas del libro.

Y la respuesta no se hizo esperar. Nuestro hermano scout Pepe Esteve me confirmó que en su edición de 1957 sí que aparecían, concretamente tras la Ley Scout. Pero…. sin embargo nuestra hermana Graciela María Giambastiani, me dio una noticia que me sorprendió: ella disponía de una 2ª edición de 1953…y en ella NO FIGURABAN para nada.
Los hermanos del ‘Archivo cultural Ingeniero Jorge Nuñez-Prida’ también me confirmaron que en la 1ª edición, de 1948, tampoco aparecían.

Buscando por la red me encontré a la venta un ejemplar de 1955, la 3ª Edición, que tiene a la venta la Librería WonderBook de Frederick (en el Estado de Maryland, EEUU) y, tras una consulta por e-mail, tuvieron la amabilidad de enviarme una fotografía, en la que se podía apreciar que en esa fecha sí estaban reflejadas, tal y como podéis comprobar.

Texto de la edición de 1955

Por lo tanto estaba claro que aquella idea se introdujo en el libro entre 1953 y 1955. ¿Pero quién lo hizo y de dónde surgió la idea de algo así?

Como uno de los ejemplares de mi biblioteca es el Manual Scout de D. César Macazaga (a la postre también mexicano como D. Jorge Nuñez-Prida) de 1953, y en él sí que se detallan claramente, se me ocurrió que aquello podría haberse tomado de dicho Manual. La pregunta del millón ahora era: si fuese así… ¿de dónde pudo haber sacado eso D. César?

Comencé a retrotraerme a literatura más antigua publicada en toda hispanoamérica, pero no hallé nada….hasta que por casualidad me tropecé con un Texto Oficial de la 3ª Clase Scout de la Federación de Boy Scouts de Venezuela, del año 1936 en el que…¡sorpresa! ¡Aparecían los 3 Principios!

Texto de la 3ª Clase- Venezuela 1936

Así que la idea venía de bastante lejos, y desde luego no de la literatura anglosajona, pues dispongo de bastantes ejemplares antiguos de ésta (tanto del Reino Unido como de los BSA) y en estos no había ni rastro del asunto.

Me encontraba en un punto muerto y mis consultas con otros hermanos de amplia experiencia en bibliografía del movimiento no pudieron aclararme nada.
Tocaba por tanto detenerse y reflexionar un poco para intentar seguir el rastro.

Y analizando la propia expresión y explicación de esas Virtudes y Principios llegué a la conclusión de que la manera de plasmarlos me recordaba a la del Catecismo escolar que leía de pequeño, por lo que pensé que quizá podiese tener relación con alguna Asociación de fuerte influencia religiosa.

Aquello me puso sobre la pista del Escultismo Europeo más confesional, de manera que me fui a las más conocidas de entre ellas, las fuentes francesas y… ¡Bingo!

En una web del país galo descubrí que las tres virtudes fueron cosa del Padre Sevin, uno de los fundadores de Scouts de France (SdF) en 1920.

“En efecto, los SdF, como toda orden religiosa, cultivan las virtudes preferidas. Franqueza, Abnegación y Pureza: se trata de tres virtudes scouts añadidas por el padre Sevin al método de B-P”.   

“¿Y los principios?”

Pues una vez sobre la pista cogí de mi biblioteca la obra “El Escultismo” de Jacques Sevin (1922), en los comentarios finales también se afirma que los principios fueron introducidos por los SdF.
Una indagación posterior lo confirmó:

Fue el Padre Réginald Héret, quien en su obra “La Loi Scoute” (La Ley Scout), de 1922 introduce dichos principios:

I.- El Scout está orgulloso de su fe y le entrega su vida.
Si pertenezco a Cristo por mi bautismo, si me he entregado a Él por mi promesa, si soy fiel a este compromiso contraído, si participo en mi unión viva con el Señor, su pensamiento será mi pensamiento, y toda la verdad enseñada por su Iglesia. Le daré la bienvenida a someter toda mi vida a su dominio divino. Este primer principio requiere que antes de ser un Scout, uno quiera ser un cristiano perfecto, es decir, vivir y actuar bajo la influencia y dirección interior de Dios, estar en su mano, dejar que guíe toda nuestra actividad interior y exterior. Todas las virtudes que exige nuestra ley derivan de esta caridad, esta inserción de nuestras vidas en la vida de Cristo, su inspiración, su significado y su fecundidad. “Cristo habita en nuestros corazones por la fe”. La influencia viva del Señor ejerce sobre nuestro ser y lo penetra por completo; y observamos nuestra ley y costumbres Scouts no solo porque es un deber, sino por amor a Él.
II – El Scout es hijo de Francia y un buen ciudadano.
“Ciudadanos prósperos y, por lo tanto, felices” es lo que el escultismo pretende. Queremos formar niños bien preparados para enfrentarse al mundo y tener éxito en la vida. Para esto debemos pensar en el trabajo común, la patria desde la cual mantenemos nuestra forma particular de hablar, pensar, sentir, cuyos destinos debemos asegurar. Solo más tarde seremos ciudadanos, hombres de acción, padres de familia. Pero debemos prepararnos como Scouts y especialmente como Rovers .
III. – La tarea del Scout comienza en casa.
Somos exploradores en todas partes y siempre. Es una cuestión de alma. En todos los lugares y en todas las circunstancias, debe verse la diferencia entre un niño común y un Scout. Pero primero en casa: mejor hijo, más educado, más servicial, más cariñoso. Aquellos que gozan de los campamentos, los disfraces y los juegos pero que no progresan todos los días en las virtudes diarias desde que son exploradores, no han entendido nada. Del mismo modo, en la universidad, en la oficina, en el taller, un Scout no puede soportar que se le supere en valía.

Evidentemente la influencia este mensaje del escultismo confesional francés caló entre algunos dirigentes hispanoamericanos y decidieron introducir aquellos principios en sus cartillas y manuales. Y de esta manera aparecieron las fórmulas de: Dios, Patria y Hogar por un lado y Lealtad, Abnegación y Pureza por otro.

Como veis las cosas NO son siempre lo que creemos… o lo que nos enseñaron.

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”. Vol. 7 (una sorpresa)

“¿Una sorpresa? ¿Qué sorpresa?”

Pues porque lo que os traigo hoy, como ya anuncié en la redes sociales, es un ejemplar único traducido por un servidor: se trata de la EDICIÓN ORIGINAL de “Escultismo para Muchachos”, es decir, el texto que apareció publicado en forma de libro hace exactamente 112 años, el 1 de Mayo de 1908.

“¿Pero no se había publicado en forma de 6 folletos quincenales?”

Pues sí. La idea del editor (Pearson) fue ir sacando el material poco a poco para despertar y mantener la expectación de los chicos…para luego publicarlo todo junto en plena primavera, para que se pusiesen en práctica la mayor parte de las actividades al aire libre.

Portada de la 1ª Edición de 1908

“Pero si ya hemos visto y tenemos el libro…¿qué tiene esta versión de especial?

En realidad… mucho.
La versión que todos conocéis es la traducción de la Hermandad Mundial, elaborado por Bill Hillcourt y los BSA tras la 2ª Guerra Mundial, en 1946.

En ella se suprimieron muchas cosas que estaban dirigidas fundamentalmente a los muchachos británicos, y se añadieron gran cantidad de imágenes tomadas de otros textos y escritos del fundador.

Además el libro ha ido variando poco a poco, añadiendo y suprimiendo pequeñas partes con el paso del tiempo a fin de adaptarlo a las nuevas realidades (por ejemplo, y como ya os he ido comentando en algunos de mis artículos, en la edición de 1909 aparecía un uniforme para chicas y algunas insignias más de especialidades, en la de 1911 aparece el 10º artículo de la Ley…)

En este ejemplar podréis ver con claridad lo que os digo, porque se publicó con el fin de motivar a los chicos británicos a toda costa. La idea del viejo Jefe no era otra que tratar de mejorar el carácter de aquella nueva generación para que fuese capaz de mantener su querido Imperio, que en aquellos años sufría la competencia y presión de otras naciones.

El fundador quería formar chicos con iniciativa, con recursos para poder prosperar en las nuevas Colonias y con arrestos para defender a Inglaterra de sus enemigos.
Su temor era que la pusilanimería se adueñase de las nuevas generaciones y acabase dejando perder lo que tanto les había costado ganar… lo mismo que le había ocurrido al Imperio Romano.

El texto está repleto de exaltaciones patrióticas y de un aire de superioridad de los ingleses frente al resto del mundo muy marcado. Todo eso se moderaría en siguientes ediciones, cuando empezó a ser consciente de que aquella idea podría contribuir a hacer buenos ciudadanos…. pero no sólo de los británicos, sino de todas las naciones, y que aquello podría suponer una base para establecer una hermandad y una paz duraderas.

Aunque parezca increíble en estos 112 años nadie se había molestado en traducir aquel primer texto completo, y me cuesta entender de dónde sacaba la información la mayoría de Scouters del resto del mundo que pretendían implementar el método en sus respectivos países. No es de extrañar que se hiciesen mal tantas cosas y se diesen tantos palos de ciego.

En fin, no os mareo más. Para aquellos interesados en la historia de nuestro Gran Juego aquí os traigo el texto en cuestión. Espero que os guste. https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gX4TpHlozorsvfdb

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”- Vol. 6

Hola de nuevo. Esta semana os traigo un librito, ‘Trabajando el Sistema de Patrullas‘, que me llamó mucho la atención por su sencillez a la hora de explicar cómo se implementa un verdadero Sistema, cosa que desde luego no se reduce (como me canso de ver hoy día) en reunir a un grupo de chavales prácticamente al azar y darles un cargo ‘nominativo’ sin más.

Y digo nominativo porque se queda muchas veces en eso: en el nombre. La responsabilidad de los propios chavales es el elemento clave a la hora de formar el carácter de los chicos, que es el fin último del escultismo. Formar personas de carácter, con recursos, con confianza en sí mismos, y activos. Dispuestos a arremangarse y a enfrentarse a las tareas para hacer las cosas más fáciles a los demás…y a uno mismo.

La obra es de Ernest Edwin Reynolds es una exposición amena e ilustrativa de cómo se debe abordar la formación de una Patrulla y cómo se aborda la cuestión del liderazgo entre los chicos.

El autor trabajó con el fundador en el equipo de Dirección de la Scout Association durante muuuuchos años, fue el primer asistente del primer Jefe de Campo de Gilwell Park, y fue el editor de la revista “El Scouter“, así que su conocimiento del tema no debería pasarse por alto.

Evidentemente algunas cosas han cambiado mucho pero en el fondo del librito subyace un mensaje claro y unos fundamentos que todos podemos vislumbrar y aplicar hoy día.

Su lectura es muy amena y me gustó tanto que me decidí a traducirlo al castellano, aunque sé que hubo en su día otra traducción que jamás conseguí encontrar.

Así que aquí lo tenéis para aquellos dispuestos a mantener la mente abierta y aprender del pasado, en lugar de relegarlo al olvido como una mera curiosidad.

Espero que os guste. Aquí tenéis el enlace para descargarlo:

https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gXQOhDiYunz9D4yb

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”-Vol.5

Bueno, pues esta semana os traigo otro de los primeros libros que escribió el fundador y que me animé a traducir hace algún tiempo. Se trata de ‘Boy Scouts allende los mares‘ (o más allá de los mares), pues resume el viaje realizado por B-P durante los primeros años de la creación del escultismo a lo largo y ancho del planeta.

Merece la pena leerlo con detalle y darse cuenta de cómo la idea, originariamente desarrollada para los muchachos ingleses, fue calando en todas las Colonias del Imperio y posteriormente en los chicos del resto del mundo.

Es muy probable que la idea de la gran Hermandad Mundial surgiese precisamente de la constatación de este hecho. Merecía la pena el esfuerzo de sembrar el germen del escultismo en todos ellos a fin de conseguir ciudadanos de buenos principios, y dispuestos a comprenderse y entablar una amistad duradera con sus hermanos a lo largo y ancho del mundo.

El relato se presenta de forma amena, intercalando información acerca de los países visitados con historias ilustrativas que pudiesen servir de ejemplo a los chicos.

Como siempre es imprescindible situarlo en su contexto histórico, teniendo en cuenta el pensamiento de la época, para no caer en la tentación de desacreditarlo por ciertas ideas que hoy podemos considerar inapropiadas.

Si os apetece leerlo podéis bajarlo en este enlace

https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gW51RjyMea7ytJOq

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”- Vol. 4

Bueno, pues ya me tenéis aquí otra vez. En esta ocasión para compartir con vosotros una de las obras menos conocidas del fundador y dirigida especialmente a los lobatos.

Se trata de un libro publicado en 1922 y está compuesto por historias verídicas vividas por el fundador con algunas de sus mascotas, animales que pasaron por su vida y que la marcaron profundamente. Tanto como para dedicarles estos curiosos relatos que me parecieron lo suficientemente interesantes como para traducirlos al castellano.

Así que hoy os dejo este ‘Los Favoritos del Viejo Lobo‘, que os podéis bajar pinchando en el enlace.

https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gXFoR0E_1QalkD6W

Espero lo disfrutéis.

Hasta la próxima semana.

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”- Vol. 3

Bueno, pues ya me tenéis aquí una semana más con un nuevo enlace a otro de los ejemplares de mi pequeña biblioteca.
En esta ocasión se trata de un libro imprescindible para cualquiera interesado en desarrollar el método scout: la obra COMPLETA de Roland Phillipps.

¿Por qué digo lo de COMPLETA?

Pues porque existe un texto en inglés que engloba sus dos trabajos: ‘El Sistema de Patrullas’ y las ‘Cartas a un Guía de Patrulla’.

El primero de ellos cuenta con una estupenda traducción de D. FEDERlCO DÍAZ LEGORBURU, quien fuese Presidente Honorario del Consejo Interamericano de Escultismo, y por ello en esta recopilación se mantiene sin modificar.

Las ‘Cartas a un Guía de Patrulla’ en realidad están divididas en dos series.
La primera de ellas se detiene en el análisis de cada uno de los diez artículos de la Ley Scout, y circulaba ya por la red una traducción española de dicha serie, pero al comenzar a leerla la encontré muy confusa, excesivamente libre e incluso con errores evidentes.

Por ello me hice el propósito de efectuar una nueva traducción de la misma en el ánimo de hacerla mucho más precisa y comprensible.

La segunda de las series se refiere a las pruebas que debían pasar aquellos scouts que se iniciaban en la aventura del escultismo, a nivel de tropa scout, en aquellos días. Me pareció muy curiosa y constata la necesidad que había desde un principio de formar a los responsables de los chicos, en este caso los Guías de Patrulla.

He procurado respetar al máximo la versión original, sin intentos de actualización que a nada conducen. Es importante leer el texto con esa perspectiva, teniendo en cuenta que corresponde a una obra concebida en 1913-14, y con todas las peculiaridades que ello conlleva. Las referencias morales, aunque puedan parecernos chocantes, son las típicas de aquel tiempo.

Espero que estas obras completas os resulten tan interesantes como lo fueron para mi.

Y aquí tenéis el enlace: https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gXNhLDINV-XgpzqW

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”- Vol. 2

Como os prometí, esta semana os traigo otro de los libros de mi colección para que lo podáis descargar. En este caso se trata de uno ‘aparentemente’ bastante común y muy fácil de encontrar en internet…y lo es…PERO EN SU VERSIÓN INCOMPLETA.

Se trata de “Jóvenes Caballeros del Imperio”, cuya traducción inicial la realizó en Padre Soto-Hay, y que al leerlo me llamó la atención que  había quedado incompleto. De hecho sólo figuraba un tercio aproximado de su extensión, en concreto el apartado dedicado a ilustrar la Ley Scout.

A pesar de las palabras de D. Fernando referentes a que esperaba poder terminarla en un futuro, lo cierto es que o bien no pudo localizar el resto, o bien no pudo terminar su obra.
Decidí por tanto  terminar su trabajo y añadir las páginas restantes sin modificar la primera parte, la cual corresponde íntegramente a él.

Se apreciarán por tanto ligeras variaciones en la forma de traducir, usando palabras y expresiones más habituales en España, y en todo caso, también realicé una pequeña revisión de esta primera parte a fin de corregir pequeños errores detectados.

Espero que disfrutéis de esta Versión Completa del libro, teniendo siempre en cuenta el contexto histórico en el que se escribió.

Aquí la tenéis:

https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gWy9DhYlVN4-qB8P